Podcast

Cómo nos enseñan a volar los niños que salieron de La Jaula

Desde un alejado paraje de Mendoza, 27 niños llegaron no a ver, sino a enseñar la forma de vida de los puesteros. Ellos hacen Patria.

Cómo nos enseñan a volar los niños que salieron de La Jaula

 Un grupo de alumnos de la escuela Yapeyú del paraje La Jaula, ubicado en suroeste de San Carlos, junto al río Diamante, en plena cordillera, visitó la ciudad de Mendoza, invitados por alumnos del Colegio ICEI. Cuando todos pensábamos que teníamos cosas para mostrarles aquí, ellos fueron los que nos dieron una enseñanza sobre su identidad y el valor de las cosas que los rodean.

Escuela La Jaula

Escuchá el audio de "Conte a las 6.50" en donde se habló del tema por MDZ Radio:

 Un puñado de niños de diversas edades, algunos de ellos muy chicos, visitaron MDZ. No se trató de alumnos del barrio, sino de la escuela Yapeyú, ubicada en el paraje La Jaula. Se trata de un lugar que no queda lejos, sino lejísimo. Está ubicado en el suroeste de San Carlos, en el límite con San Rafael y Chile. Los alumnos son 17 y todos son hijos de puesteros que se quedan en la escuela 17 días corridos, con sus sábados y domingos, y una semana en el puesto con sus padres. Vinieron por un proyecto solidario del Colegio ICEI que desde hace 10 años los visita y acompaña quedándose una noche de campamento allá y llevando regalos para cubrir necesidades. Esta vez, los alumnos de Quinto Año juntaron plata y buscaron auspiciantes para cubrir los casi 1.500 pesos que salió traer a cada uno de ellos hasta acá.

Cuando visitaron MDZ lo que a uno le sale preguntar (con el centralismo urbano que no tiene nada para envidiarle al de los porteños, pero que lo negamos) y le preguntamos qué les había gustado de aquí. Casi dudamos en voz alta que alguna hayan visto internet, escuchado una radio o visto la luz. Soberbios como somos. Y uno de los niños, de 11 años, que tomó la palabra en la radio junto a Eduardo Ripari y Roxana Badaloni, lo que hizo sintéticamente es dejarnos helados: algunas de sus definiciones más importantes tienen que ver con su identidad y para qué sirven las cosas a las que tienen acceso:

- Por ejemplo, conocen la radio, claro que sí. Y saben que sirve para comunicarse, para mandarse mensajes, para saber cómo están todos. Los pibes viven hasta a 70 kilómetros de la escuela de La Jaula y llegan muchos de ellos a lomo de mula.

- Las inclemencias del tiempo no los frena. La directora de la escuela Yapeyú simplificó la cosa: "Nos afecta como a todos". Y punto. No es ni siquiera un desafío, sino algo que pasa y que saben que tienen que sortear. Pero además, por ser puesteros de la montaña, saben cómo hacerlo, sin escandalizarse.

- Y además, cuando se les preguntó a los niños qué música les gustaba, respondieron que "el folclore". Es lo que escuchan en sus puestos, lo que hacen y sostienen con sus padres. Es su identidad.

De paso, nos invitaron a ver dos cosas que han construido:

- Un museo de la vida del puestero.

- Un camino de la flora local.

Lo que dejaron fue una enseñanza, no un mensaje caritativo. Ellos saben quiénes son, hacen "Patria" en un rincón que muy pocos mendocinos conocen y además de aprender, tienen mucho para enseñar. Sus sueños son poder vivir mejor en el puesto de sus padres, poder criar mejor cada camada de chivos, poder afrontar mejor las adversidades climáticas y económicas. Y claro que sueñan con ir al espacio, pero no deliran. Claro que les gustaría vivir mejor y triunfar, pero sus parámetros no son inalcanzables ni inflados por el "qué dirán" o la propaganda. Saben quiénes son y eso ya es un valor añadido que no se puede conseguir en muchos lugares. Fue una bocanada de aire fresco tenerlos aquí.

Opiniones (1)
15 de diciembre de 2017 | 17:44
2
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 17:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Felicitaciones! Mejores condiciones de vida necesita la gente de campo.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho