opinión

Inesperada y perjudicial resolución de la Suprema Corte

Inesperada y perjudicial resolución de la Suprema Corte

A través de un fallo, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia resolvió que los demandados en casos civiles, comerciales o laborales si pierden, tendrán que pagar hasta 14 puntos más de intereses anuales por el tiempo transcurrido desde que se inició el juicio hasta que debe pagar.

El aumento que establecen, que es de un 32%, fue tomando como argumento la inflación y actuar en defensa del trabajador. Pero la inflación de ninguna manera es ese porcentaje, el dato es exagerado, sobre todo teniendo en cuenta que no es en beneficio del trabajador sino que gran parte de ese dinero se destina a quienes conforman el sistema judicial, abogados, peritos, entre otros.

Otro ítem es que el tiempo que dure el juicio atenta en contra del demandado ya que, con un interés tan alto, lo mejor es que el juicio se dilate todo lo posible de tal forma que al finalizar el monto sea más abultado con mayor beneficios para los demandantes y sus abogados. Esto sin contar con los tiempos dependen totalmente de la Justicia.

Esta decisión es un nuevo ataque a las pymes dado que no solo deben padecer la enorme cantidad de juicios laborales, que en Mendoza representan un problema de dimensiones enormes y que amenazan la misma vida de las empresa, sino que profundiza un problema que ya de por sí es muy grave.

De esta manera se presenta un panorama completamente desalentador para el sector empresario, dado que a la realidad cotidiana de inflación persistente, un cuadro de presión impositiva insoportable, falta de competitividad y competencia desleal y contrabando, falta de crédito, inseguridad y altos índices de judicialización laboral se le suma esta medida.

Dado que la política económica aún no ha logrado implementar medidas rápidas y efectivas el apuntalamiento de las economías regionales que siguen decayendo o en el mejor de los casos, no manifestando ningún signo de mejoría, los pequeños y medianos empresarios, siguen luchando para sostener la tarea diaria.

Y en este contexto, el Poder Judicial que, en nuestra provincia se encuentra sobrecargado de expedientes frente a los cuales nos puede brindar solución en los diversos fueros entre los que se destaca el laboral, hoy aumenta la presión a sectores económicos que muchas veces se ven injustamente penalizados y con esta medida, ven aumentados los intereses lo cual hará imposible afrontar sus responsabilidades.

Aunque es muy difícil sobrevivir en esta condiciones, los empresarios seguimos trabajando, apostando al futuro y arriesgando para construir un país mejor. El Estado debería hacer lo que le corresponde para garantizar el crecimiento económico, la seguridad de las personas, crear las condiciones necesarias para la generación de empleo y mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos, tareas todas en las que el sector económico tiene mucho por hacer.

Opiniones (6)
25 de noviembre de 2017 | 07:43
7
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 07:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo que más llama la atención es cómo los funcionarios de Cornejo han salido a capa y espada a criticar este fallo de la Corte, como si de un lado estuviera el Gobierno / las empresas / las ART / las aseguradoras y del otro los ciudadanos / empleados / víctimas de accidentes. Y la opción por los humildes, que pide Francisco. Y la pobreza cero, que pide el Presidente. Cornejo entiende realmente qué pasa en los Tribunales?
    6
  2. No entiendo qué tiene de inesperado, varios tribunales ya lo venían aplicando y está en sintonía con lo que se hace a nivel nacional. No tiene nada de nuevo. De acuerdo con los comentarios, la tasa fijada en el fallo Aguirre estaba muy por debajo de la inflación, lo que daba lugar a chicaneos a fin de demorar los pagos. Suerte los que no han sido despedidos sin causa ni han estado en negro o mal registrados y se pueden dar el lujo de criticar.
    5
  3. No se olviden que detrás de cada fallo de la corte, hay un abogado por cada parte que plantea los temas. Atrás de cada abogado hay un empleado, o un empresario, o simplemente un ambicioso que quiere más de lo que corresponde, o simplemente honorarios de ese abogado. La corte, al igual que todos los jueces, evalúan lo que dicen las partes. Por esa razón, dejemos de echarle la culpa a los jueces y veamos que clase de abogados, que forman la sociedad, tenemos.
    4
  4. Totalmente de acuerdo con omarvillarruel, la nota me parece de cuarta y cargada de subjetividad claro está con el comentario de "los empresarios seguimos trabajando", los que trabajan son los obreros! las mayorías de las veces en condiciones deplorables si todos los trabajadores estuvieran en blanco no existiría tal "industria del juicio" ya que, por ejemplo, en caso de accidente se harían cargo las ART. Esto demuestra la que los empresarios vienen lucrando y especulando con el atraso de las sentencias laborales para que sean "comidas" por la inflación. En MI CASO tengo un juicio por accidente laboral (iniciado en 2001 SI..DOS MIL UNO... estando en negro) GANADO , los dueños de empresa que en la actualidad tienen la Inmobiliaria Francci NO PAGAN buscando cualquier artimaña para extender el tiempo y que la infacion les licue el monto ya que los intereses son como mucho del 18% y la inflación real de los últimos años fue cerca del 40%, otro negocio redondo que tenían, espero que con esto se haga un poco más de justicia.
    3
  5. basta de negrear a los trabajadores. Así cualquiera es empresario
    2
  6. Todo el relato sobre la supuesta "industria del juicio" parte de un análisis parcializado. Los empresarios se quejan de los altos intereses en juicio pero NADIE CUESTIONA PORQUE SE HACEN LOS JUICIOS. Decir que hay una industria del juicio es decir que los jueces son funcionarios no pensantes que condenan por condenar, que fallan sin pruebas. Si se cobraran intereses iguales a la inflación muy buen negocio sería para las empresas que financiarían sus incumplimientos en 2 o 3 años pasados (lo que ha estado pasando) los cuales pagarían lo que deben (probado, investigado, por los jueces). Además como si las empresas no tuvieran abogados que las defienden en los juicios o que las asesoran, como si no tuvieran contadores que saben lo que hay que pagar. Estimados: quieren que baje la litigiosidad ? Les propongo: Paguen lo que corresponde de salarios, registren a sus empleados y exijanles a sus ART las inversiones en seguridad en el trabajo. Exijan que los jueces ordenen sancionar a los abogados "que inventan juicios". Y exijan también al Estado la creación de 3 o 4 cámaras laborales más. Y lean el fallo de la Corte por favor: está en sintonía con los tratados internacionales de los que Argentina es parte. Salvo, claro está, que también busquemos tener una Constitución Nacional que limite derechos y garantías y se denuncien a estos Tratados.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia