G. Conte

La hora de que funcione un lobby por Mendoza

Hay lobbies y lobbies. Unos son solo corporativos y oscurantistas que buscan sostener privilegios. Hace falta un esfuerzo mayúsculo para poner de pie una economía regional.

La hora de que funcione un lobby por Mendoza

 Para que un equipo de lobbistas tenga éxito en sus metas deben estar todos de acuerdo. Eso no pasa en una Mendoza en la que todavía los políticos están jugando a la mancha unos contra otros, y si es que se reunieran, sería tan solo para montar un simulacro de acuerdo. Por detrás, unos querrían íntimamente que a otros les vaya mal, porque si les fuese bien en el reclamo para el cual fueran convocados, ellos podrían seguir perdiendo. Para sintetizarlo con una frase de uso cotidiano, aun simulando la constitución de un "Lobby por Mendoza" en el Congreso, los pescadores ocasionales de cargos seguirían agitando las aguas del río para seguir obteniendo ganancia casual del revoltijo.

La Nación acaba de anunciar, en el marco de una trascendente reforma impositiva, que el champán, el vino y las sidras serán gravadas con un impuesto que va del 10 al 17% gradual. El presidente Mauricio Macri había subrayado durante su discurso en torno a los Consensos Básicos que el sector empresario, además del político, debía "ceder" en parte en favor de una nueva forma de articulación de todos los sectores de la sociedad en la Argentina que viene.

Es en ese marco en que se puede interpretar que la cuota que le toca a Mendoza y las provincias vitivinícolas de "esfuerzo" venga por el lado de la nueva carga impositiva. Lo que no se puede digerir es que se pretenda que una industria que, a escala, no implica un impacto notorio en la economía del país sea obligada a esforzarse de manera de quedar al límite de funcionamiento (o por debajo de él en el caso de los sectores más endebles que constituyen la cadena vitivinícola).

El plan nacional recibió un fuerte respaldo del gobierno de Mendoza. Pudo ser a ciegas, sin conocer con qué saldría el Ministerio de Hacienda a la hora de proponer su menú de reformas, cosa que pocos creen que haya sido así, habida cuenta que la prensa porteña accedió a datos que hoy terminó por confirmar el ministro Nicolás Dujovne y que hablaba de esta posibilidad.

Sin embargo, hay confianza en que se pueda torcer parte del rumbo trazado para las bebidas alohólicas. Hasta ahora, los llamados telefónicos y reuniones grupales, tanto como las respuestas extraoficiales a los reclamos puntuales de empresarios y productores, al "mundo del vino" (que va mucho más allá de las bodegas y que incluye un sector económico tan amplio como el de servicios turísticos, por citar alguno) es que pedirán una reconsideración para bajar la alícuota. Nadie cree que se aplique reversa a lo ya definido, pero sí hay confianza en que uniendo fuerzas podrá conseguirse alguna ventaja.

Mendoza tiene argumentos sólidos para ello. No se afecta con esta decisión solo a una industria sino que la decisión genera un efecto dominó que afectará el empleo y puede llegar a socavar las bases de todo lo construido en torno a una provincia que es una de las "capitales del vino" del mundo.

La reacción del oficialismo local, hasta ahora, ha sido de espanto y sorpresa, entendiéndose la primera reacción, pero con permiso para tener dudas en torno a lo segundo: no podían desconocer la parte que nos tocaba del plan que aplaudieron.

Esto compromete al oficialismo a encarar un liderazgo, no a encabezar la queja. 

Apenas se conoció la noticia del nuevo impuesto, la vicegobernadora Laura Montero usó Twitter para hacer catarsis: "Sin duda una mala noticia para nuestra economía regional, el impuesto al vino y a los espumantes profundizará problemas".

Susana Balbo, la representante del PRO mendocino en el Congreso, además de enóloga y emprendedora vitivinícola, alentó cierta esperanza de que se trate solo de una pesadilla pasajera. Pero no dudó en descargar su bronca, por ejemplo, con la designación de Luis Etchevehere como ministro de Agroindustria. No porque le parezca mal, sino porque le parece mejor que se hubiera apostado a un representante más cabal de las economías regionales a las que les va tan mal como con Cristina Kirchner. "Me parece un golpe terrible para la industria (vitivinícola)", señaló en diálogo con el programa "Lo demás es lo de menos" de MDZ Radio esta tarde dijo a la hora de evaluar los nuevos impuestos, pero prefirió aceptar el desconocimiento: "Yo no puedo dar una opinión acabada sin saber de qué estamos hablando, cómo se va a aplicar y demás... no hemos tenido acceso, ha estado muy guardado esto", dijo Balbo.

Hay lobbies malos que han sostenido privilegios a lo largo de las décadas. Pero se puede constituir un lobby "bueno", capaz de revertir esas viejas condiciones y abrirle paso a una nueva Argentina, pero sin olvidar que este país no sería lo que es sin el aporte de las economías regionales, su esfuerzo y sus características.

Opiniones (20)
18 de noviembre de 2017 | 00:25
21
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 00:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. llamemos a maría eugenia y lilita..... ah los nuestros son alfredo y ernesto, perdón me equivoqué de provincia.
    20
  2. UNO_MAS OK.
    19
  3. Digan lo que digan, el vino NO es saludable. Que queramos sostener esa industria por la importancia que tiene en nuestra provincia, es otra cosa. Defender lo nuestro es una cosa, pero ninguna bebida alcohólica es saludable. Que no se confunda.
    18
  4. Eso querian Basta de subsidios O para algunos si?? Creo que ni ingresos brutos pagaban Ahora se sienten discriminados ¡¡¡ Les gusto poder traer de chile ¡¡ esa era buena para manejar los precios Sres VERDADEROS PRODUCTORES no se dejen manipular para manifestar Hagan valer su producto manifestando contra los monopolios
    17
  5. Los destrozos de la industria lo hicieron los bodegueros grandes, que se comieron a los productores y a los más pequeños. Además, el lobby lo hacen ellos mismos para que no se establezcan otras industrias en la provincia. Me parece que es hora de sincerar la economía de esta provincia.
    16
  6. se dieron cuenta que macri les mintiò ?. a todos empresarios regionales, jubilados,docentes,clase media ,empleados publicos . Vende el conflicto con los k , y escondido les mando este regalo de elecciones . ..... en Mendoza todos en pànico ..... les tocaron la belleza del vino y el champan recuerdan cuando vino cristina yles regalo el porcentaje del champan ????? ahora les toca hacer el sacrificio a ustedes .... a poner la cuota que les pidio macri ,suficiente conla rebaja en las cargas patronales .....eso les diran en bs as donde viven los dioses.
    15
  7. Ese monto que se espera sacar al vino deberían sacarlo de las bebidas gaseosas (agua y azúcar) y del cigarrilo (un veneno)
    14
  8. No hay bodegueros pobres, me quedo con esa notable verdad... y agrego que en su entorno productivo suele existir bastante pobreza... (disimulada con discursos vendimiales que elogian la cultura del esfuerzo etc etc) mientras ellos lloran por tener que suspender algunos lujos en pos del "gran (y otro más) sacrifico nacional" que nos pide un presidente con cuentas en el exterior...
    13
  9. Cornejo haceme caso y declara la independencia del emperador mauri , no te das cuenta que te esta rompiendo el chiquilin? jajajajaja!!!
    12
  10. no entiendo que tene que ver el ejecutivo local si el impuesto es nacional, por otro lado los cerveceros no los veo llorar y venden y trabajan mucho más que los viñateros, dejen de llorar y trabajen! no conozco un bodeguero pobre?
    11
En Imágenes
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia