G. Arroyo

¿Quién dice que el rock nacional está muerto?

El movimiento está cumpliendo 50 años de vida y, aunque muchos quieran firmar su certificado de defunción, la realidad dicta que está más vivo que nunca.

"Las canciones salvadoras, llevadoras de emoción
No se pautan en la radio, explotan en tu habitación"
. Ariel Minimal (Pez - 2009)

La pregunta sobre el estado de salud de nuestro rock nacional ya se formuló más de una vez en el transcurso de sus cinco décadas de vida. Primero aparecieron los que afirmaban que "nació muerto" por ser una corriente musical completamente ajena a nuestra cultura. Luego, "lo corrompió la dictadura" que lo utilizó en los medios de comunicación como manotazo de ahogado ante la irracional guerra de Malvinas. En los noventa, salieron a tildarlo de "comercial" y que ya no cumplía con su función esencial de reflejar las transformaciones político-sociales. Actualmente, nos encontramos a los que, sin asomar ni siquiera sus narices para ver lo que está pasando afuera, plantean que el rock ya no es lo que era y sentencian su defunción.

Una de las claves para lograr entender la situación actual es poder ver al fenómeno del rock nacional en su conjunto. Los años sesenta lucen hoy, cincuenta años después, más como un punto de partida que como un punto de llegada. Esa puja entre lo que el rock ya era y los cuestionamientos sobre lo que el rock podría (o debería) ser definió su historia. El error está en pensar que solo hay un rock y de esta forma negamos la diversidad, el cambio, lo nuevo, la actualización... el presente.

Los Gatos

Los Gatos grabaron "La Balsa" en 1967,  canción con la que se legitima el punto de inicio del rock nacional. 

El otro factor fundamental a tener en cuenta es la función del mercado, que de una forma u otra nos dicta que se escucha y que no, en definitiva, separa a los vivos de los muertos. De esta manera asistimos a la construcción de un negocio entorno al rock claramente intencionado que, sumado a la utilización de los medios de comunicación, deja ver su claro objetivo: la reducción del fenómeno cultural a un mero espectáculo. La importancia parece residir entonces en el artista que más vende, como si eso fuera sinónimo de autenticidad y valoración. Claramente, para sortear esta disyuntiva, hay que desobedecer las tendencias comerciales.

La música es lo que desconocemos

Actualmente vivimos una etapa de transformación muy importante en el rock nacional. Algo parecido, salvando las distancias y los claros elementos distintivos de cada época, ocurrió en los ochenta con "la edad dorada" y lo que luego derivó en el nacimiento en los noventa del denominado "nuevo rock argentino".

Luca prodan

Luca Prodan, líder de Sumo. Una de las bandas más importantes de la "edad dorada" de los ochenta. 

Esta renovación siempre se encontró en el under o espacios independientes. Todas, absolutamente todas, las bandas que hoy son icónicas del rock nacional comenzaron tocando en pequeños recintos - ahora míticos - como Cemento, el Parakultural, La Esquina del Sol, Café Einstein, Die Schule; y actualmente en Niceto Club, El Roxy, La Trastienda, La Casona del Rock, el Club Premier, Makena, etc.

Los nuevos sonidos están surgiendo de bandas nacidas del indie - es decir, aquellas propuestas que se ubican fuera de los límites de lo sugerido por el mainstream (cultura masiva) - como Los Espíritus, Él Mató a un Policía Motorizado, Morbo y Mambo, Eruca Sativa, Carajo, Fútbol, Octafonic, Los Rusos Hijos de PutaBarco, Los Reyes del Falsete o Utopians, para nombrar tan solo algunas. Del otro lado, sean de tu agrado o no, se encuentran las nuevas bandas convocantes - el mainstream - con La Beriso, Las Pastillas del AbueloEl Bordo y Gardelitos a la cabeza. 

Las comparaciones entre las distintas generaciones dentro del rock resultan aquí no solo infundadas, sino que además pecan de inocentes. Comparar si es mejor Soda Stereo que La Beriso o Almendra con Sumo es una perdida de tiempo. Cada cual representa su época y fue la mejor expresión de ella.

Él mató a un policia motorizado

Él Mató a un Policía Motorizado. Banda clave para entender el nuevo sonido del rock argento. 

Es decir que el rock siempre estuvo ahí afuera, esperando. Hay una banda en cada esquina del país. Entonces, en realidad, el que se siente vacío de bandas nuevas es el que debería darle importancia a la nueva escena, abrir su cabeza a los cambios y básicamente patear la calle. Yo me pregunto si la gente que protesta porque el rock supuestamente está muerto realmente se compromete en la búsqueda de bandas actuales o se mantiene en la pasiva comodidad que le da la nostalgia. "Mañana es mejor", cantaba el flaco Spinetta. Bandas sobran. El que busca encuentra.

Acá también pasan cosas

En sintonía con lo que venimos hablando, tenemos a Mendoza que actualmente vive uno de los momentos más trascendentales en lo que respecta al surgimiento de bandas dentro de la escena del rock nacional. Sin desmerecer la importancia del pasado, enmarcado en la gran proyección nacional e internacional que significaron quizás los dos hitos más trascendentales del rock de acá como fueron los Enanitos Verdes y Karamelo Santo; hoy vivimos una transformación que no está determinada por cierta banda única, sola, aislada, que surge y es reconocida, sino que asistimos a un cambio generacional movilizado por un grupo de bandas y solistas que comparten escenario y se apoyan en un objetivo común. 

Enanitos Verdes

Enanitos Verdes. Una de las primeras bandas mendocinas con alcance internacional. 

Hoy son muchas los artistas que nos representan a nivel nacional e internacional. Pienso en Usted Señalemelo, Las Ex, Perras on the Beach, Pasado Verde, Simon Poxyran, Luca Bocci, Mariana Päraway, Faauna, Mi Amigo InvencibleTrílicos, La Skandalosa Tripulación, Spaghetti Western, Cien Peces Piensan, Nasif, Huge The Cara, ArcángelSAMLupus, Cinical y un gran, infinito e interminable etc.

A este listado -que se queda corto- hay que sumarle la cantidad de artistas que día a día colman los escenarios locales. Para entender la magnitud de lo que hablamos, este año se anotaron 317 bandas para los 13 lugares disponibles en la nueva edición de la Fiesta de la Cerveza de Godoy Cruz que se realizará en diciembre.

Mariana paraway portada

Mariana Päraway. Un claro ejemplo del sonido indie local.  

Para finalizar, hay otro aspecto clave que determina, no solo esta próspera actualidad sonora de Mendoza, sino que además sienta sus bases en una proyección y planificación a futuro: la construcción de una cultura alternativa con su propia infraestructura independiente. Esta necesidad de "control completo", como diría el crítico británico Simon Reynolds, condujo al nacimiento de sellos independientes en toda la provincia: Colectivo Wanaku, Mango Discos, Discos Rebeldes, Chipica, El Gran Maizal, Mansos Discos, entre otros.

Es decir, tenemos bandas que editan sus propios discos, productores locales independientes que organizan recitales, colectivos de músicos que crean espacios de encuentro, revistas, sitios web y fanzines que funcionan como medios de comunicación alternativos.

Revista Zero

Revista Zero. 18 años poniéndole la tapa a la cultura de Mendoza.

En fin, está todo dado para lograr mantener esta transformación cultural y la actual escena mendocina. La ayuda y promoción del Estado, sobre todo habilitando (o no clausurando) lugares para tocar, es una cuenta pendiente y quedará para otra oportunidad. Depende de cada uno de ustedes, a los que verdaderamente estén interesados, apoyar y acompañar este esfuerzo de tantos años (y generaciones) que hoy está rindiendo sus frutos.

Opiniones (1)
25 de noviembre de 2017 | 07:42
2
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 07:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Todo Hipster indy. Porqueria.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia