Deportes
opinión

Una montaña rusa

Una montaña rusa

 La Selección Argentina parecía estar en la nada misma de cara al próximo Mundial de Rusia o, mejor dicho: con un pie afuera. Los empates con Venezuela y Perú, de local, hicieron explotar las dudas y el escepticismo en los hinchas. Explotar quizás en el buen sentido. Porque el final de esta película de locos tuvo como protagonista al mejor de todos, Lionel Messi, que se despachó contra Ecuador, en el partido más importante de las Eliminatorias, con un hat-trick inolvidable para sacar el boleto directo a Rusia 2018.

Las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Rusia fueron de película (con final feliz para nosotros). Salvo Brasil y Uruguay, que ya estaban clasificados y, Venezuela, Bolivia y Ecuador ya eliminados, el resto se definía su pase al Mundial dependiendo de sí mismo y también, de otros resultados. Ahí estaba Argentina, definiendo su pase en Quito y obligado a ganarle a los ecuatorianos en su casa. Y todo esto en la última fecha. ¡Una locura! O quizás no tanto. Repasemos lo que fueron las Eliminatorias.

El desfile de técnicos

Pasaron (por primera vez) tres entrenadores al mando de la Selección en las Eliminatorias. Martino, Bauza y, por último, Sampaoli. Argentina fue, quizás, el peor equipo del torneo, tanto en materia de goles como en materia de juego. De hecho, Argentina llegaba a Quito siendo el segundo equipo que menos goles hizo con apenas 16 goles en 17 partidos. El número más bajo era el de las Eliminatorias de Sudáfrica 2010, donde había anotado 23 goles en 18 partidos. El récord de goles lo tiene la Selección de Bielsa rumbo al Mundial de Corea Japón 2002 con 42 tantos en 18 partidos.

El cambio de estadio

Se especuló con cambiar el escenario para el partido frente a Perú y lo que empezó como rumor, terminó de confirmarse por el Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino. "La decisión de que se juegue en La Bombonera la tomé yo", declaró Daniel "Chiqui" Tapia ante los medios hace algunas semanas. La realidad es que, por más campañas de apoyo a la Selección, por más gente que alentó en el partido, la pelota no quiso entrar y el combinado nacional empató ante la Perú de Gareca en un partido que Argentina mereció ganar por más de un gol. Un empate que, por diferencia de gol, nos dejó afuera del Mundial por algunos días. Y, además dejó al alcance la última posibilidad de clasificarse a Rusia, en la altura de Quito.

La sequía de goles

La Selección llevaba 73 remates al arco y todos bloqueados o atajados, el último partido en el que convirtió un gol fue el 23 de marzo de este año: Messi, de penal. Un dato que preocupaba y mucho. Además, se especuló con que el problema eran los delanteros. Algo insólito. Dybala, Agüero, Icardi, Papu Gómez y Benedetto fueron algunos de los que protagonizaron la recta final. Cambiaron los delanteros, pero no la sequía. El problema era mucho más profundo, era la Selección en sí. El ambiente. La mochila de las finales perdidas. Una mochila que alguien se tenía que sacar de encima, y quién sino él.

La noche del "Diez"

Esa alocada montaña rusa que empezó justamente frente a Ecuador, en la primera fecha de las Eliminatorias en la que la Selección fue derrotada por 2 a 0, hoy terminó en la altura de Quito. El que siempre intentó a pesar de que la pelota no entrara. El que rechazó jugar para otro país, por amor al suyo. El que recibió 5 Balones de Oro. El que ama jugar al fútbol. Él se tenía que sacar la mufa y todo lo que se había generado antes. Y así fue. La Selección fue de menor a mayor en el partido y Lionel remontó un partido de arranque impensado para todos por el gol de Ecuador a los 40 segundos.

La historia dirá que un día diez del mes diez, el "Diez" tuvo su noche soñada: marcó tres golazos y le dio a su amada Selección la tan ansiada clasificación directa al Mundial. Rusia 2018, allá vamos...

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 00:40
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 00:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho