G. Arroyo

Escenas del delito americano: el alucinógeno debut literario del Indio Solari

Experimentos psiquiátricos y mucha psicodelia son los elementos claves para este proyecto inconcluso por más de treinta años que hoy se convierte en la primera novela publicada por el ex líder de Los Redondos.

"Me envuelve una tristeza genuina. He sentenciado a mis amigos a flotar en un paisaje quemado por una bruma de venenos futuros. Y esto es apenas el principio..." (Indio Solari. Escenas del delito americano).

Pasaron más de 30 años para que finalmente El Indio Solari publicara su tan ansiado proyecto literario "Escenas del delito americano" (Sudamericana, 2017). Un trabajo de larga data para el ex cantante de los Redondos ya que muchos de los textos que forman parte de este libro, lanzado en septiembre por la prestigiosa editorial Penguin Random House, fueron publicados como textos breves en revistas de los 80 como Cerdos & Peces y Fin de siglo.

Escenas del delito americano

Encontrarnos ante el debut literario de uno de los mayores referentes de nuestro rock nacional genera muchas expectativas entre todos los que disfrutamos de sus canciones, porque sin dudar estamos ante uno de los mejores letristas en el plano del rock argento.

Como ya nos tiene acostumbrados, con su particular forma poética de escribir sus letras, el Indio construye mediante la intriga y las metáforas una historia con un poder narrativo implacable, indagando en un terreno bastante particular de la literatura como lo es la ciencia ficción en general y la distopía en particular.

En un formato de novela gráfica, ilustrado por el reconocido dibujante Pablo Guillermo Serafín quien ya había colaborado con el Indio creando proyecciones animadas en los shows que Solari realizó en Mendoza y Entre Ríos, entre 2013 y 2014, la historia se irá entrecruzando entre realidad, ficción y la vida personal del Indio (sin llegar a ser un relato autobiográfico) que aparece como un personaje clave.

Resulta importante aclarar que esta publicación es un estreno fragmentado de la tan esperada novela, Delito Americano, en la que el músico viene trabajando desde hace tres décadas, la cual verá la luz en algún futuro cercano: "Esta aventura psicotomimética forma parte de un cuerpo mayor que quizá mi pereza y un interés ajeno a mí me permitan algún día sacar a la luz", adelanta el propio Solari en la contratapa.

Escenas del delito americano

De qué va Escenas del delito americano

En las propias palabras de Solari estamos ante "un juego sintáctico y gramatical que oculta con ambigüedades -a eso me dedico- el objetivo de enfrentar al lector con el sentido de un futuro atomizado y cruel, en el cual la ciencia ha dejado de robarle tiempo a la eternidad".

La historia de una Casa de Salud dirigida por un tal Semasendhi en la que están hospedados un grupo de notables intelectuales de la década del setenta. El objetivo de Semasendhi es ayudar a sus pacientes a recuperar su salud mental luego de que se enfrentaran durante tantos años a un sistema corrupto y dictatorial.

El tratamiento consiste en someterlos a la Mental Grammar Sphere, una máquina que permite registrar los sueños de los pacientes. A partir de estos estudios Semasendhi descubrirá que todos sueñan con lo mismo: imágenes de un futuro en el cual el imperio dominante cedió poder ante otros feudos.

"Rusia, México y una China convertida al cristianismo por obra de un sacerdote aficionado a la lisergia juegan el juego del poder. Argentina, Chile y Uruguay consiguen mantenerse apartadas del caos. Mientras, en el norte, Manhattan brilla como último bastión de la resistencia de la Nueva Roma. Por supuesto, existen sospechas sobre las verdaderas intenciones del doctor: no está claro si trabaja en beneficio de la Nueva Izquierda o les debe algo a esos neonazis con los que suele conversar en secreto", adelanta Marcelo Figueras en el prólogo del libro.

Escenas del delito americano

Claramente estamos ante uno de los relatos más lúcidos sobre los que muchos denominan la contracultura, lugar donde el Indio se posicionó y participó activamente durante los 70 y gran parte de los 80.  

La pluma de Solari no se muestra de forma amena y simple. Aferrándose al recurso de las alegorías la historia irá reclamando momentos del pasado (referencias a los sistemas de poder dictatoriales y a toda la cultura psicodélica de los setenta) y los entrecruzará con problemáticas actuales como los fenómenos de globalización y el poder de los medios de comunicación.

Quizás uno de los aspectos negativos sea la fijación que tiene el Indio en centrarse en su propia figura. Desde la portada, primerísimo primer plano de un hombre calvo que lleva puestos los típicos lentes que él usa, pasando por varios momentos donde se puede identificar a un personaje bastante similar, tanto en su aspecto actual (calvo) como en los inicios de los setenta (con pelo y barba). Esto puede llegar a generar para muchos fanáticos de su obra musical una distracción del eje central de la historia derivando su mirada al gran mito que se ha creado detrás de su imagen en detrimento de la excelente producción literaria.

Escenas del delito americano

Igualmente este detalle no logra opacar para nada esta historia que seguramente será muy bien recibida por sus seguidores como también por aquellos lectores casuales que encontrarán en estas casi 200 páginas a un Solari distinto pero que se representa en su propio estilo narrativo plasmado en las precisión de sus palabras y con el peso siempre crítico de sus denuncias al sistema imperante, del mundo consumista y de la falacia de los medios... en resumen, la continuidad de un trabajo necesario que ya volcó en sus letras y que ahora se transforma en libro. 

Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 22:47
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 22:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia