opinión

Si querés quejarte, olvidate del libro de quejas

Confirmado, el cliente ya no tiene la razón. No sólo se perdió el "por favor y gracias", para algunos vendedores el consumidor es casi una molestia.

La frase que postulaba "el cliente siempre tiene la razón" ya no existe más. Es parte del pasado, como Casa Tía, El Guipur o el supermercado Gigante. 

Sea por una cuestión generacional, falta de educación o nula capacitación para cumplir el rol que les toca en suerte, lo cierto es que quien paga la impericia de quienes atienden al público no es otro que el cliente. Y lo paga no sólo pasando un mal momento sino también con su castigado bolsillo. 

Por algo son unos cuantos los organismos gubernamentales y las entidades ciudadanas que se dedican a defender los derechos de los consumidores, esos últimos orejones del tarro a los cuales no hay dudas que asisten leyes y normativas específicas, pero poniendo estaba la gansa. 

Ese paraguas legal va desde la Constitución nacional hasta la Ley 22.802 de Lealtad Comercial, donde se estipula un trato equitativo y digno hacia los usuarios. A pesar de esos antídotos, rara vez el emoticón es de "cliente satisfecho".

Sin embargo, en el día a día se avasallan todos esos derechos porque se sabe que la reacción, tanto del afectado como de la defensa legal que lo asiste, tardará como tarda todo en este país. Mientras, el daño está hecho y la ganancia -relativa, por cierto- del piola de turno está garantizada.

Ni siquiera lo económico es el centro de la mayoría de los reclamos ante los organismos de defensa al consumidor. En el ránking de los pulgares hacia abajo figuran como los más votados el maltrato por parte de empleados y vendedores, las largas colas de espera, la atención sólo a través de una grabación por teléfono y la demora en el teléfono cuando se realiza una consulta determinada. 

Otra cara del cliente damnificado es el destrato por parte de los empleados "desganados". Perfil que se repite en supermercados, estaciones de servicio, bancos, municipios y oficinas de informes de las más variados organismos. Marche un "coucheo" urgente para ellos.

Ah, ¿que existe el Libro de quejas? Efectivamente. Un adorno en el mejor de los casos y un objeto escondido en el peor, que desde 2014 es obligatorio exhibir en los comercios de Mendoza. Doy fe de su inutilidad porque la única vez que recurrí a uno no sólo tardó 25 minutos en aparecer (¿no era que debe estar siempre a la vista?), sino que antes tuve que explicarle al menos a cinco personas distintas por qué quería dejar un registro de mi descontento. Ante cada uno de ellos detallé la razón de mi frustrado reclamo y ninguno supo darme la respuesta esperada que evitara el uso de registro. Finalmente, con una BIC azul concreté mi descargo. Sólo eso. 

Consignada allí la queja pertinente, jamás tuve una respuesta de la empresa aludida, la misma que rigurosamente me envía mails pidiéndome opinión sobre la atención de su personal. Un chiste, ¿no? No.

Opiniones (7)
20 de noviembre de 2017 | 01:11
8
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 01:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. toda mi vida he trabajado en el comercio y les puedo decir q el libro de quejas existe y esta siempre disposición del cliente. soy encargado de un local y soy una persona que cree que siempre el cliente tiene la razón pero gracias a esa forma de pensar es que el cliente se aprovecha de la bondad para hacer activadas y siempre salir ganando es por eso que se pierde el criterio de buen vendedor. el buen vendedor existe y deja de existir cuando el cliente intenta sacar ventaja o aprovechar alguna equivocación para hacer lío. les puedo contar q a diario me toca convivir con cliente mal educados que nisiquiera te dicen buen día y los saludas y no te saludan el buen cliente que valora la persona que esta dispuesta a brindarle el servicio de la mejor manera tampoco existe se recibe siempre una vuelta de cara ni un Hola buen día ni un muchas gracias hasta luego.
    7
  2. En las casas de venta de ropa ponen a pibes y pibas a los cuales tenes que darles un complejo vitaminico por el desgano con que te atienden.
    6
  3. Los peores sin duda, Bancos, tarjetas de crédito, telefónicas, internet. LOS PEORES !! ni hablar del estado ...
    5
  4. Lamentablemente, Defensa del Consumidor es un engaña pichanga creado por el Estado para transferir la bronca justa del consumidor a una pileta de desahogo donde se licuará con el tiempo.., resultado: NADA.... Terminás yendo a la "in-justicia" con el costo del dinero (lease: abogados, viajes, sellos, etc).... O sea: que te arregle dios, dirían los creyentes
    4
  5. Tuve un problema con un banco "f" que esta frente a la plaza de Maipú. Pedí 3 veces el Libro de quejas, no lo tienen, y una de las chicas me dijo que la queja la hiciera por internet???. Lame a Defensa del Consumidor y primero una persona que me atendió me dijo que hiciera como me había dicho la chica del banco. Posteriormente otro de Defensa del consumidor me tomo la queja y me dijo que era imposible que alguien me dijera que hiciera la queja por internet. No sé si al final algo paso con mi queja.
    3
  6. Difiero en su opinion: Tuve una problematica con la empresa de videocable local de mendoza, ante la negativa de solucionar el problema (cortaron un cable de otro servicio existente) por parte de los empleados, aludiendo de que no era su responsabilidad. Se pidio el libro de queja, solo despues de escribir con detalle extremo la queja y firmarla con los datos personales, aparecio el gerente de turno y solucionaron el problema a la brevedad. Al dia siguiente tenia un movil de la empresa de videocable y otro de la empresa de servicio afectado. La queja escrita fue con detalle minucioso e hize incapie en la fecha y la hora. NO lamento si la queja influyo negativamente en el concepto laboral del tecnico, un problema lo tiene cualquiera, pero hacerse cargo y solucionarlo lo hace la buena gente.
    2
  7. Totalmente de acuerdo, aunque muchas veces esos empleados desganados son consecuencia de malas políticas de RRHH, con un coaching a los empleados no se arregla.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia