opinión

La diez para un Diez

La diez para un Diez

El momento que vive el delantero argentino Paulo Dybala en la Juventus es de los mejores en su carrera, sino el mejor. Recientemente el club italiano le otorgó el histórico número diez, usado anteriormente por Michel Platini, Alessandro Del Piero, Carlos Tevez y Paul Pogba. Quizás a muchos le pesaría llevar ese mítico dorsal, sin embargo, el cordobés ya respondió con goles. Hagamos un breve repaso biográfico por la vida del futbolista: Su primera prueba en Instituto. La pérdida de su padre. El origen de su apodo "La Joya". El día que conoció a Messi. Su festejo característico y más...

Su primera prueba

 Con la corta edad de diez años y los nervios a flor de piel, Paulo Dybala partía junto a su padre desde la localidad de Laguna Larga (Córdoba) hacia el predio de entrenamientos de Instituto. Santos Turza, su descubridor, necesitó diez minutos para dar su veredicto y darle la posterior bienvenida al club. "Era menudito, pero uno se dio cuenta en el acto que era buen jugador. Yo le dije a Paulo y a su padre que lo quería y que se quedara en el club, salvo por una cosa que tenía que cambiar. ¡Vino con la camiseta de Boca a la primera práctica! Así que le dije: ‘Nene, no se puede acá venir con la camiseta de otro club'", declaró Turza, en una entrevista con Día a Día. Así fue como empezó esta historia de Dybala en Instituto. El club quería que se mudara a la gran ciudad, pero el joven dijo que no. Su padre, Adolfo, fue quien lo acompañó y esperó durante cinco años.

Un giro inesperado A los quince años, su vida dio un giro de 360 grados con el fallecimiento de su padre. Su mejor amigo. Su compañero de sueños. Días después de lo ocurrido, Instituto, a pedido del jugador, cedió el pase del mismo a un club de su pueblo para jugar por seis meses, llamado Newell's Old Boys (Córdoba). "Tenía una relación muy fuerte con el padre. Adolfo la tenía clara, sabía que tenía un crack en la familia. Lo hacía por amor, por su hijo, lo acompañaba mucho. Era muy recto, les transmitía que las obligaciones había que cumplirlas. Hacía que se cuidara. La conducta que tiene, el respeto y el compromiso por el fútbol. Todo lo aprendió de él", aseguró Gonzalo Ferreira, de 28 años, amigo de Dybala, en diálogo con La Nación.

Dybala chiquita

Si algo compartía Paulo con su padre era la pasión por el fútbol. Eso y un sueño: debutar en Primera. Instituto, luego de seis meses, le pidió al joven Dybala que regresara. En búsqueda de su sueño, finalmente se mudó a la pensión del club. En numerosas entrevistas, el jugador declaró que al principio fue muy difícil porque estaba acostumbrado a otro ambiente y que, las llamadas constantes de su mamá y sus hermanos lo ayudaron a mantenerse firme. Un par de años más tarde, debutó en el primer equipo del Albirrojo, con Darío Franco a la cabeza. Se ganó un lugar en el once titular y fue reconocido por la gente con rapidez.

"La Joya": el origen

Marcos Villalobo, periodista del diario La Mañana de Córdoba, fue quien tituló en el año 2011: "La joya que tienta". El periodista en diálogo con La Nación comentó: "Al verle la pegada, llamaba la atención. Era un diamante en bruto, y empecé a poner en los títulos de las notas La Joya. A los hinchas de Instituto les gustó, fundamentalmente en redes sociales, y se popularizó. Paulo me contó en una entrevista que le hice en El Gráfico que en Palermo ya lo llamaban así, pero que, al llegar a Turín, todos sus compañeros le dicen la Joya".

Dybala diario

Ese año, el Albirrojo hizo una excelente campaña para ascender a Primera División. Una campaña que lo llevó a disputar la promoción con San Lorenzo, aunque este último fue quien se quedó con la permanencia de la categoría. Días más tarde, Dybala fue transferido al Palermo, de Italia, por una suma de 12 millones de euros. Su rendimiento fue en aumento y sus actuaciones llamaron al instante la atención de los grandes de Europa. Los rumores en el mercado de pases eran cada vez más fuertes y, finalmente Juventus lo fichó por la cifra de 32 millones de euros, más 8 millones en variables.

Dybala

Su carrera fue evolucionando a gran velocidad y, a la edad de apenas 21 años, ya se había afianzado en el Calcio y era una de las figuras de la Serie A. Un detalle curioso del cordobés en su presentación como jugador de la Vecchia Signora, fue la (no) elección de su dorsal. Los directivos del club italiano le dieron el número 21, sabiendo que Andrea Pirlo lo había usado la última temporada, antes de emigrar a la MLS (Estados Unidos). "En teoría yo iba a agarrar el 9, pero después se lo quedó Álvaro Morata. Me dijeron que yo tenía que agarrar la 21. Al principio no sabía si aceptar o no, pero lo pensé y lo tomé como un desafío″, explicó a TyC Sports.

Cuando conoció a su ídolo

Su encuentro con Lionel Messi se postergó más de lo que imaginó. Fue convocado a la Selección Argentina por primera vez por Gerardo Martino, pero no pudo ver a Leo, ya que estaba lesionado y no estaba en esa convocatoria. Recién en junio logró conocerlo, aunque no sería dentro de la cancha. Sino más bien en la sala de fisioterapia.

Paulo arrastraba una lesión y se especulaba con su tiempo de juego de cara a los encuentros frente a Bolivia y Venezuela. Sin embargo, en ese tiempo fue cuando conoció a su ídolo. Fue en la sala de fisioterapia, en el predio de Ezeiza. El cordobés debía realizarse algunos estudios médicos por su reciente lesión y llegó algo temprano. "Fue muy lindo encontrar a mi ídolo, la verdad que son sensaciones difíciles de explicar. Entrar a un grupo nuevo como el de la Selección, con jugadores importantes, es espectacular. Traté de disfrutarlo, sabiendo que debo ir de a poco. Era un sueño llegar a la Selección y ahora aprovecho para aprender de todos los jugadores que hay. Seguro les podré sacar mucho jugo para aprender", recordó La Joya en una entrevista con El Gráfico.

Su festejo de gol

A principios de este año, el delantero propuso a sus fans a través de su cuenta de Instagram que descifraran el significado del festejo. Antes de continuar, cabe aclarar que Paulo es un fanático de las películas épicas a tal punto que vio Gladiador unas 30 veces. En fin, la prensa italiana lo bautizó como Dybala Mask. En un video publicado en sus redes sociales, el futbolista declaró que su festejo se le atribuye a la máscara de un gladiador. "Todos tenemos problemas y dificultades de las cuales tenemos que salir adelante luchándola, como hacían los gladiadores. Más allá de que en la vida cotidiana todos seamos felices y sonrientes", señaló.

Dybala

Gran parte de la vida se basa en momentos. Hay buenos y malos. El adjetivo majestuoso sería un poco cursi para describir el momento que está atravesando el delantero. Pero no quedaría fuera de lugar. Todo lo contrario. Muchos aseguran que será el sucesor de Lionel. Hasta el propio Messi declaró en 2015 que Paulo era un jugador con mucho futuro y que iba a dar que hablar. Por ahora, el futuro no lo sabemos. Lo que sí sabemos es el presente que está viviendo.

Renovó su contrato con la Juventus hasta el 2022, convirtió seis goles en los tres primeros partidos de la temporada 2017/18 con la Vecchia Signora, para Jorge Sampaoli es titular indiscutido en la Selección y quedó entre los veinticuatro finalistas del premio The Best que otorga la FIFA al mejor jugador y jugadora del mundo de cada año. ¿Será el heredero de La Pulga? Es difícil saberlo con seguridad. Lo cierto es que en su podio de jugadores a los que admira están Ronaldinho, Riquelme y Messi. Todos usaron la diez para representar a sus clubes y a sus selecciones. Hoy la usa Dybala en la Juve. Hoy es una Joya argentina que luce y brilla en Italia. Hoy es la diez para un diez...

Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 16:42
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia