En foco

Deporte nacional: festejar antes de hacer el gol

Con ese afán de saltearnos los pasos como si fuera la cola del súper o el banco, buscamos llegar a la meta sin necesidad de hacer el gasto. La cultura del esfuerzo juega de suplente.

Pido disculpas si abuso de la metáfora futbolística. No es la primera vez que acudo a este deporte para hacer una lectura de lo que ocurre en un país al que tantas veces maldecimos pero al que, como al club de nuestros amores, bancamos incondicionalmente en las buenas y, mucho más, en las malas. 

Y es que el fútbol, aún hasta para quienes lo defenestran, es fácil de interpretar, ya sea por lo que ocurre dentro del campo de juego como por lo que pasa en las tribunas, los camarines y hasta en el imaginario popular. Por ayudar a representar la "dinámica de lo impensado" (Dante Panzeri dixit), el fútbol ofrece situaciones ideales para ejemplificar. Así lo prueban textos redondos de Fontanarrosa, Soriano, Sacheri y Galeano, entre tantos.

62588836.2hiOLy4q. DSC4228

Al grano: ¿no están un poco cansados de los políticos (o su entorno) que festejan el gol antes de patear al arco? Me explico: las urnas todavía están humeantes y ya hablan de cargos futuros o de reelecciones. Muchos recién están a mitad del camino, por lo que aún no han dejado en la cancha lo suficiente como para que les renueven el contrato. Olvidan que no son Leo Messi o Cristiano Ronaldo para esperar que les den la 10 sin haber transpirado la camiseta. 

Apenas se conocieron los resultados de las PASO en Mendoza, y habiéndole sacado Cambiemos una diferencia de casi 8 puntos al peronismo, todos (sí, entre ellos la prensa) querían saber si Cornejo ahora sí militaría con más ímpetu una modificación de la Constitución provincial que le permita acceder a una reelección. Y esto, cuando el gobernador recién lleva poco más de un año y medio de gestión. En este caso, no fue él directamente, pero sí su hinchada, quien volvió a instalar la "necesidad" de un nuevo período de gobierno. 

Jorge Tanús, el diputado que lideró la lista Construyendo Mendoza en la interna del PJ, había declarado que si ganaba las primarias se anotaba para la gobernación. Menos mal que no apostó algo: terminó 3º en la puja peronista. 

Images (1)

El diputado nacional Alejandro Abraham (FPV), como el demócrata-macrista Omar De Marchi y otros tantos, dejó en su momento la intendencia, cargo para el que había sido votado, para irse a ocupar una banca en el Congreso Nacional. Sin necesidad de mostrar resultados, aunque -reconozcamos- avalados por los votos, se puede saltar de un cargo gracias al "siga, siga" del árbitro (lléase el electorado).

También en el sindicalismo se cuecen habas. No sin fuertes complicaciones para armar una convocatoria de peso y hacerse oír, la devaluada CGT marchó ayer a Plaza de Mayo y, tras el discurso de rigor con fuertes cuestionamientos al gobierno de Macri, el principal anuncio fue convocar a más medidas de fuerza. Ahora bien, todavía no pueden acreditar ante sus representados algún logro o negociación política con resultados concretos. Lo suyo se reduce, hasta ahora, a mostrar el descontento, real por cierto, con una marcha y no mucho más. 

Ya lo advertíamos en la columna de la semana pasada que, entre el tiempo destinado a la previa de las PASO, más las primarias en sí y las posprimarias, además de la preparación de las legislativas y las poslegislativas, 2017 va a ser prácticamente un año perdido. 

En lugar de enfocarse en los problemas candentes del país (y en esto entran tanto los que gobiernan, como los militantes y los muchos que comen de la política), las energías parecen estar únicamente puestas en seguir procurándose espacios de poder, no en transformar en serio la Argentina.

F100005282.jpg 900×600

Después se preguntan, cual técnico echado por sus magros resultados, por qué la gente no confía en la dirigencia, por qué las encuestas la tiran a la tribuna a lo Piojo López y por qué se menta tanto la expresión "sensibilidad social" ante la lejanía que muestran frente a lo que pasa fuera de sus respectivas burbujas.

Llegar al gol supone un trabajo en equipo, una meta clara (el arco de enfrente) y, sobre todo, resalta las condiciones técnicas y el talento de ciertos jugadores. Es cierto que también puede haber goles en contra o de casualidad, en donde la suerte o el error del otro son funcionales. El problema -en fútbol o política- es cuando, como decía el gran Di Stéfano, "jugamos como nunca y perdemos como siempre". 

Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 00:22
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 00:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia