opinión

Enredos en el Gabinete para el día después de las PASO

Enredos en el Gabinete para el día después de las PASO

VUELVEN LOS FORCEJEOS EN EL GABINETE POR SALUD ◘ VICEMINISTRO DE SALUD VIENE DE CONTROLAR PLATA DE OBRAS SOCIALES ◘ LOS MINISTROS SE ENTERAN LOS ÚLTIMOS ◘ DEBATE ENTRE PETROLEROS POR IMPORTACIÓN DE EQUIPOS USADOS ◘ YPF, LA COMPAÑÍA ESTRELLA, POR ENCIMA DE LAS TRIBULACIONES ELECTORALES ◘ RADICALES LAMEN HERIDAS POR CAMBIOS EN LA CANCILLERÍA

Como la realidad también existe, la cita es hoy a primera hora a desmadejar tramas enredadas que han quedado postergadas por la presión de la campaña. La que más atrae a los mirones del gabinete, es la que puede terminar esta semana con la designación del médico rosarino David Aruachan como nuevo viceministro de Salud de la Nación. Este profesional de la cardiología - graduado de Insalud, la universidad de sanitaristas que creó Ginés González García - ha tenido hasta ahora una función clave en la Superintendencia de Servicios de Salud, la caja de recaudación y reparto del dinero de las obras sociales. Este organismo es un predio escriturado a nombre del sindicalista del agua José Luis Lingeri desde hace por lo menos dos décadas. El propio Lingeri fue titular durante la gestión de Carlos Menem. Actuó con gente puesta por él en los gobiernos que siguieron. Renovó los protocolos cuando asumió Mauricio Macri, que se extienden también sobre el control de la estatal Aysa. La prenda de paz (o de guerra) de los gobiernos con los gremios, ha sido el manejo de esta plata.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina de Kirchner se les retuvieron a las obras sociales fondos por una suma cercana a los $ 25.000 millones. El argumento era la necesidad, pero también la acusación de manejos oscuros. En eso fue muy activa Graciela Ocaña, licenciada en ciencias políticas que fue ministro de Salud de Cristina de Kirchner, y que ahora está bajo el mismo techo que Lingeri en el planeta Cambiemos. Macri y Daniel Scioli prometieron a los gremios que les iban a desbloquear los fondos. Macri cumplió a reglamento el año pasado; les firmó un compromiso de devolución, con una quita - cartonero al fin - con destino a atender un fondo anticíclico. Parte de ese acuerdo es mantener la vigilancia de Lingeri sobre esa caja, algo que perpetúa relaciones de antaño; se remontan por lo menos al tiempo cuando el actual ministro Jorge Lemus era secretario de Salud de Alberto Mazza, en el gabinete de Menem. Ya Lingeri estaba en el Ansal (marca anterior de la SSS). En función de ese compromiso es que ahora Aruachan va al ministerio de Salud de la Nación en reemplazo del joven psiquiatra Andrés Scarsi, que pasó a la provincia como ministro de María Eugenia Vidal, en lugar de la experta Zulma Ortiz, víctima de un cargo insalubre como es Salud.

Esta designación está demorada desde hace más de diez días, que fue cuando Aruachan fue citado por Gustavo Lopetegui, uno de los vicejefes de gabinete. Le ofreció el cargo que el médico aceptó en el acto - la propuesta no era ninguna sorpresa. Lo que sí le sorprendió fue la consigna de Lopetegui: Ahora andá a Lemus y decile que vas a asumir el cargo. Se resistió un poco, pero entendió que era una prueba de lealtad en una cuestión disputada en el gabinete. De hecho, el ministro de Trabajo Jorge Triaca, de quien depende la SSS, estaba afuera de la película, al punto que le había ofrecido el mismo cargo al médico obstetra Néstor Peneda. Ni con fórceps lo desalentaron a este postulante, y eso que la mujer de Triaca es secretaria de Coordinación en Salud. En el diseño del gabinete macrista, el control del ministerio de Salud no supone el de la SSS, o sea de la plata de las obras sociales. Esto se planteó antes de asumir Macri la presidencia y hubo dos nombres para Salud (Rubén Torres y José Cano) que nunca pudieron asumir por presiones de los laboratorios. También, porque no compartían el método de que ni el ministro de Salud, ni el de Trabajo, manejen la SSS. Quedó en el camino. El tema atrajo mucha atención la noche del sábado en la cena de los Gastronómicos de la Capital, que hicieron su celebración anual. Hubo más de 25 mil invitados en la Rural, y en la cabecera se comentó mucho este entuerto que debe resolver Macri esta semana. El dirigente Dante Camaño, anfitrión de la noche, se identifica con el macrismo, pero debió moderar su entusiasmo por imperio de la veda electoral. Hubo algunos candidatos a diputados porteños que se infiltraron entre el público, para no quebrar la veda. Tampoco contribuyó a la locuacidad la actuación del Polaquito, cumbiero tinelliano que les tapó los oídos a todos con sus ritmos.

Dante Camaño

Debió moderar su pasión macrista el sindicalista Dante Camaño, al ofrecer la mega cena para 25 mil afiliados gastronómicos en la Rural. Era en la noche del sábado, plena veda electoral. Mucha atención sobre un clásico del gremialismo y la política: la plata de la obras sociales.

Otro debate que sigue abierto es el que fructificó en un polémico decreto, que se conoció el jueves pasado, por el cual el gobierno entreabre la puerta a las importaciones de equipos petroleros usados, negocio hasta ahora protegido (Decreto 629/2017 Importacion de equipos petroleros.)La norma se venía discutiendo en los ministerios de Energía de Juan José Aranguren, Producción de Francisco Cabrera y Hacienda de Nicolás Dujovne. En este último, porque la señal de apertura la piden los mercados, pero choca con criterios de control de las divisas. En el de Cabrera porque se trata de comercio exterior, y en el Aranguren porque petróleo es energía. La norma permite que las empresas proveedoras de servicios petroleros puedan traer al país equipos de trabajo para perforación y craqueo, que ellos hayan usado y descartado en otros lugares del mundo. Este tipo de equipos comenzaron a fabricarse en la Argentina en los últimos años, a la luz del desarrollo de yacimientos como el de Vaca Muerta y con un país con aduanas y dólar controlado hasta 2015. Uno de estos equipos consiste en materia rodante y hasta 16 dispositivos técnicos en el caso de los que se usan en yacimientos no convencionales. La idea del gobierno es abaratar el costo del fracking, que es alto comparado con el de la extracción convencional. Los industriales que fabrican los equipos en la Argentina dicen, sin embargo, que el "componente equipo" en el costo total del fracking es muy bajo. Equivale a un 4%, poco en comparación al resto de los insumos, como las arenas, el diésel y la mano de obra. Por lo menos el diésel puede ser reemplazado si se desarrollan otros combustibles para producir las explosiones en las profundidades de la tierra. También pueden revisarse cláusulas laborales que bajen la mano de obra.

Equipo

La importación de equipos usados para la industria petrolera, autorizada por un decreto que se conoció esta semana, será otro de los debates en el gabinete pos PASO.

Otro argumento del gobierno es que, si yacimientos como Vaca Muerta escalan hacia arriba, pueden llegar a faltar equipos, y es bueno que se pueden traer usados. Los industriales responden que hay mucho equipo sobrante usado, especialmente en Estados Unidos, que queda fuera de servicio por requisitos ambientales muy rigurosos. Esos equipos pertenecen a compañías que prestan servicios fuera de la Argentina, pero que tienen también contratos aquí. Cuando sacan de servicio esos equipos, ya no los pueden vender, porque estarían proveyendo a su propia competencia, que serían sus clientes. O los traen a la Argentina u otros países en donde tienen negocios, o los tienen que destruir. Que haya un beneficio para traerlos usados les alivia ese problema. Como el decreto se firmó después de la consulta con todos los sectores que pueden beneficiarse o ser perjudicados por esta franquicia, el debate sigue abierto. En la Argentina la industria petrolera consume unos 600 mil HP (caballos de fuerza, unidad que mide el potencial del sector) en perforación y fracking, de los cuales 125 mil son provistos por una sola empresa que tiene sede en el polígono industrial de Mar del Plata y que dirige Marcelo Güiscardo, que fuera ingeniero jefe de la YPF de José Estenssoro. Esta situación motivó la intervención en el debate previo a la firma del decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal. Los más críticos de la norma creen que alguien pudo promover algunos excesos en el decreto, pero en realidad se vende solo, porque implica una apertura comercial, lo que es parte del programa del gobierno. Seguramente habrá modificaciones cuando se defina la reglamentación para su aplicación, en un negocio que la actual administración ha decidido a subsidiar con la intención de sostener empleos y regalías.

Miguel Gutiérrez

Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, y el gobernador de Neuquén Omar Gutiérrez en la presentación de un proyecto de la empresa estrella del gobierno. Es un negocio difícil, en un país difícil.

En este debate va a ser escuchada YPF, que hoy es la empresa estrella del programa de gobierno. Sus directivos dedicaron la última semana antes de las elecciones a la presentación de los balances y a resolver consultas de inversores locales y del extranjero. "Nos llaman de cámaras y de inversores que quieren que les mostremos nuestros números", me dijo Miguel Gutiérrez (presidente de la petrolera) cuando le pregunté si esas apariciones estaban motivadas en algún plan de promoción de la compañía. La empresa tiene la singularidad de que ha ajustado costos y muestra beneficios que no pueden exhibir las petroleras del resto del mundo. Con el precio internacional de los hidrocarburos, y las restricciones sobre precios que aún subsisten para sostener la actividad, es difícil mostrar números azules en esta industria, lo que hace hasta ahora YPF. También pondera Gutiérrez que haya logrado que el plan de la empresa sea aceptado por todos los partidos con lo cual un negocio tan espinoso como el de la energía es hoy lo más parecido a una política de Estado, que ha estado afuera de la disputa en estas elecciones. Salud dinero y amor. Que les dure, que no la tiren. (https://youtu.be/q6VapvI_uv0 vía @YouTube). La mirada de sus directivos está puesta hoy en los tribunales de Manhattan, en donde se discuten pleitos heredados de la estatización de las acciones de YPF en 2012. En septiembre, a la vuelta de la feria judicial de Estados Unidos, se conocerá el fallo sobre la demanda que sostienen, contra la Argentina e YPF, los titulares de un fondo de inversión que adquirió los derechos de accionistas que fueron de YPF. Los abogados de la Argentina, y los que vigilan el trámite - el procurador Bernardo Saravia y el asesorísimo Fabián Rodríguez Simón- tienen convencido al gabinete de que ese fallo de cámara será favorable a la Argentina, porque triunfará el argumento de que la estatización fue una decisión soberana del gobierno argentino, y no una medida de la empresa que pueda ser discutida en el fuero comercial.

En el reparto de premios y castigos después de las PASO, entra la piñata de cargos vacantes en el servicio exterior. Las embajadas en Estados Unidos, Francia, Uruguay, Paraguay y alguna más, las empleará el gobierno - como han hecho otras administraciones - para honrar compromisos. La llegada de Jorge Faurie congeló en la Cancillería la idea de su antecesora, Susana Malcorra, de que la de Estados Unidos fuera a un diplomático de carrera. Uruguay parece ya asignada para el santafesino Mario Barletta, a cambio de que resignar competir por su banca, y le deje el camino libre a José Corral para que dispute la gobernación de Santa Fe en 2019. Esto lo abrochó Corral en Olivos en visita inolvidable a Mauricio Macri. Fue la pieza que faltaba para que naciese Cambiemos de Santa Fe, por sobre los restos de la alianza que la UCR tenía con los socialistas. Socios de Cambiemos como Carlos Reutemann o Miguel del Sel observaron a Barletta, por viejas inquinas de enfrentamientos en vidas pasadas, que no han sido restañados aún. La de Paraguay quedó vacante al salir Eduardo Zuain, ex vicecanciller de Cristina de Kirchner, a raíz de críticas de Elisa Carrió. La jefa de la Coalición dice haber sido víctima de seguimientos en un viaje a Asunción, que le han costado la cabeza a Zuain, quien además es el ex yerno de Alicia Kirchner, con quien tuvo una referencia política más allá de esas relaciones. El reemplazo de Zuain está prometido - como ya se contó aquí - a Gustavo Gutiérrez, hoy controlador de los servicios públicos en la Capital, pero principal aliado de Elisa Carrió en Mendoza. Gutiérrez fue compañero de fórmula de Carrió en la presidenciales en 2003.

Este balance fue actualizado en el curso de un almuerzo que un puñado de radicales activos compartió, en plena veda, con el gran gurú del partido en materia de política exterior, Carlos Pérez Llana, un ex Troccoli-boy de los años '80 y ex embajador en París, que hoy es asesor de Mario Negri en el bloque de la UCR en Diputados. Fue en la Fundación Ricardo Rojas, con sede en Balvanera, que preside Juan Manuel Casella. El orador hizo un completo panorama de la situación mundial, y cuando volvió a la Argentina criticó la gestión de Susana Malcorra, pese a que se la consideraba adentro y afuera del gobierno como una funcionaria que respondía al radicalismo. Le objetó que postergase objetivos de la política exterior para buscar votos, y evitar vetos a su candidatura a secretaría general de la ONU. Tampoco tuvo elogios para el sucesor Faurie; cuando asumió, migraron de la casa varios funcionarios identificados con el radicalismo, pese a que hay quien sostiene que el actual canciller perteneció en su juventud, como Malcorra, a la UCR. Perez Llana dijo que el gobierno carece de una agenda de política exterior, y consideró que es muy caro ponerse a organizar cumbres como las del G-20 y la OCDE porque se gasta mucha plata y los resultados no compensan. El auditorio era de radicales de la Capital y de la provincia de Buenos Aires, distritos conmovidos por la inminencia de la elección de nuevas autoridades del comité nacional. Hasta ahora hay dos candidatos, uno manifiesto, y otro tapado. El primero es Federico Storani, que reivindica la pertenencia a Cambiemos, pero cuestiona que la actual gestión de Corral guarda silencio sobre los grandes temas de gobierno, y no vigila la cuota parte de la UCR en la alianza. El otro candidato, aunque no ha abierto la boca sobre una postulación, es Negri, presidente del Interbloque de Cambiemos en Diputados y que es también crítico de las desinteligencias entre el Ejecutivo y su bloque. Escucharon todo esto Juan Octavio Gauna, Emilio Gibaja, Eduardo Delle Ville, Diego Barovero, Carlos Perez Gresia, Santiago Senen González, Angela Bader, Luis Menucci, Elena Silva, Miguel Ponce, Juan Manuel Moure, Graciela Petcoff, Mario Scholz y Victor De Martino.

Baro

Carlos Pérez Llana ofreció un cuadro crítico de la política exterior del gobierno del cual forman parte su partido y los invitados a su almuerzo-charla en la fundación Ricardo Rojas. En la foto junto a Juan Manuel Casella, Diego Barovero y otros correligionarios.

Foto principal: alta parrillada en la quinta Los Abrojos. Se la brindaron Mauricio Macri y Juliana Awada a Elisa Carrió. Fue antes de conocerse el resultado electoral en las PASO que el gobierno celebró.

Leé más de Ignacio Zuleta haciendo clic aquí, en su blog Zuleta sin techo

Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 05:21
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 05:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia