opinión

Seducción: cuando lo que insinúa es más de lo que muestra

Cuando se habla de seducción generalmente se lo asocia al ámbito sensual, o incluso sexual.

Seducción: cuando lo que insinúa es más de lo que muestra

 Por: Carina Saracco y Mauricio Girolamo

Licenciados en Psicología

La seducción es el acto que consiste en inducir, convencer, "tentar" o persuadir a alguien con el fin de afectar su opinión o modificar en una determinada dirección, un comportamiento o actitud. Se dice que cuando se tiene "poder de persuasión", se puede influir de este modo en las personas. Y se podría decir que no hay influencia sin seducción, ya que el convencimiento se consigue en gran parte a través de la sugestión. Es importante saber que de la misma manera que un seductor conquista una mujer, es que se pueden seducir masas, tal como lo consiguen las estrellas de rock, actores, maestros, disertantes, políticos, etc. Esta capacidad de convencimiento también está presente en las estrategias de venta, en la publicidad y en muchas situaciones sociales, como promover una reunión, generar un proyecto con otros o realizar una inversión en común.

Cuando se habla de seducción generalmente se lo asocia al ámbito sensual, o incluso sexual. Un escote que se abre, un tajo en una falda, un perfume penetrante, curvas prominentes, un rostro masculino anguloso, un bíceps que marca la camisa, una barba recortada pulcramente o una voz tronante. Es justamente la verdadera seducción lo que actúa como detonante o estímulo necesario, que intervendrá como combustible para encender la llama de la pasión, del gusto o del enamoramiento. Circunscribiéndonos a los vínculos amorosos, la seducción será un elemento sustancial que aportará un estimulante de anhelos y deseos, los que constantemente funcionarán como un barril sin fondo. Pues mientras más se llena, más se escapa y más se intentará llenar nuevamente.

La seducción tiene mucho de subjetivo y todo de personal. Pero si existe un denominador común en este aspecto, es lo oculto, lo intangible y difícil de descifrar. Pues lo que es seductor para algunos, no lo es para otros. Pero comparten la idea de aquello que se esconde y es difícil de alcanzar, transformándose en el gusto y las ganas de poseerlo. Es por eso que ciertas personalidades misteriosas son más seductoras que aquellas que dejan todo a la vista. Seducir es querer obtener algo a través de un modo particular de acción que, conforme genere algún gusto o "enganche" en esa otra persona, servirá de estimulo constante de una llama que empieza a autogenerarse. Todo en un juego de seducir y sentirse seducido, adivinado, comprendido o entendido. Lo que le confiere el mote de genio, mago o más terrenalmente, alguien que sabe lo que quiere el otro. Ese que "da en la tecla de los gustos y necesidades", quien escucha y comprende desde un encuentro emocional, que se interesa por las circunstancias del otro, haciendo que aparezca como figura entre un fondo indiscriminado de personas, haciéndolo sentir único y especial. La seducción se puede dar en cualquier contexto, desde el alumno que intenta agradar al profesor, como el orador que estimula un auditorio a mantener posada la atención en él, el vendedor que convence de su producto al cliente o el político que persuade a su pueblo de ser el mejor candidato, como así también, el más conocido acto de seducción que se hace evidente entre dos cortejantes.

Es importante saber que la persuación puede tener una connotación positiva o negativa, dependiendo del beneficio o perjuicio de la persona inducida. La seducción toca fibras emocionales, por eso quien "cae preso" de la seducción de alguien, queda vulnerable a sus designios, ya que comienza cuando se conecta emocionalmente con quien interesa. La atracción va en aumento cuando se comprende el comportamiento emocional de otra persona, algunas veces esto sucede en el desarrollo de un proceso lento y otras veces muy rápido. Generándose una conexión física, emocional y psicológica. Todo esto podríamos decir que, mientras no se convierta en una manipulación deshonesta, es parte del comportamiento humano y todos en mayor o menor medida lo implementamos desde pequeños.

Si bien son comportamientos que se asemejan en varios puntos, la manipulación es menos aceptada socialmente que la seducción, porque la manipulación invita a pensar que se puede hacer con malos fines y conseguir objetivos personales a costa de la buena voluntad de otros. Pero a ciencia cierta ninguno es malo en si mismo, todo depende de los fines para los que se implemente. Si bien todos tenemos cierta influencia sobre el entorno, pensar que las personas son "manipulables" es una falta de respeto hacia ellas, en general se intenta conseguir lo que se quiere, pero siempre hay que priorizar el respeto hacia los demás.

Seducir y ser seducidos son actos sublimes. Dignos de cualquier especie animal en un ritual que marca toda una actuación genuina de cortejo y anhelo de unión. Un cortejo que va desde lo estético, pasando por lo intelectual, atravesando lo tierno, mediado por las palabras y acabando en algunos casos en los cuerpos. Una serie de actos que tienen el fin de acercarse lo suficiente como para encenderse mutuamente. Porque mientras seducimos, nos embelesamos a nosotros en el mismo acto. Pero la más autentica seducción es la de ser tal cual somos, mostrando nuestra mejor versión y entendiendo que lo que seduce a quien tengo enfrente, no lo determina uno, sino lo que el otro considere en valor. Ir al encuentro de los intereses, motivaciones o necesidades del otro, acercándonos desde lo emocional, desde una apuesta con uno mismo, para dar todo de quien somos e intentar captar de ese modo la atención de la otra persona. Quizás el mayor acto de seducción sea nuestra transparencia en cuotas. Lo real y verdadero en dosis graduales, que permitan mostrar y al mismo tiempo dejar ese gusto a poco, despertando en el otro el desear más, manteniéndose cautivado hasta el próximo encuentro. Esa fantástica sensación consciente de saberse hechizado por la magia inicial del encuentro entre dos almas. 

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 04:30
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 04:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia