opinión

El lobby mendocino

El lobby mendocino

 En un año electoral, hablar de gestar un lobby provincial es poco menos que una abierta provocación.

Pero una provocación en el mejor de los sentidos. Buscar consensuar una actividad integral, de todos los mendocinos, propone una nueva forma de ejercicio de la política, no desde la igualdad ni desde la libertad, sino de la tan olvidada fraternidad.

El ejercicio de la fraternidad implica tanto desprendimiento como reconocimiento. Desprendimiento a la hora de participar, aportando soluciones y no entorpeciendo la actividad de otros. Como del reconocimiento de nuestras propias debilidades y errores.

Pero para tener un lobby común necesitamos tener alguna filosofía en común. Pensar en un Estado eficiente común, una escuela con servicios educativos funcionales o servicios públicos funcionando.

El pensamiento, luego de tantos años de abandono, tiene que ser el motor de cualquier lobby. Como decía Chesterton, "la filosofía es sólo pensamiento que ha sido pensado".

Pero para integrar el pensamiento tiene que haber propuestas superadoras, una pila de ideas que de colocarlas una arriba de otras, se fundan en la mejor opción estratégica para nuestro terruño.

No hay forma de construir un proceso de pensamiento colectivo, si parte del entorno político tiene como intención obstruir.

Hemos perdido la fe en el progreso, que a principios de siglo XX significaba por sí mismo un estado mejor de las cosas. Hoy le tememos al calentamiento global, las guerras nucleares, al terrorismo y las nuevas enfermedades.

Aquellas instituciones que nos contenía como sociedad, han perdido su solidez, dando paso a una sociedad líquida (Ziygmunt Bauman), determinantemente individualista. La familia ha sido aniquilada por uno de los ataques más violentos que cualquier institución haya sufrido en décadas. Y el trabajo aparece como una actividad que en breve los humanos dejaremos de realizar.

Este negro panorama, debería reforzar la idea de pensar Mendoza nuevamente y colectivamente, creo que en el marco de una reforma Constitucional, que trace lo que los mendocinos queremos y lo que enfrentaremos en un muy breve plazo como sociedad.

Y una vez que pensemos y tengamos nuestra filosofía, podremos juntarnos escudo con escudo y marchar hacia la General Paz para exigir una agenda para Mendoza.

Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 08:26
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 08:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia