En foco

A peinarse para la foto: los políticos bajan del Olimpo

El método de seducción del votante no cambió un ápice. El uso de la tecnología más que aggiornarlos hizo más visibles mañas y vicios. ¿Alcanza con salir a la calle para recuperar la credibilidad?

En algo coinciden los asesores de campaña, los consultores políticos o simplemente el círculo de confianza de cada candidato: sí o sí hay que salir a la calle a buscar el voto. El contacto con la gente es clave, aseguran. 

En tiempos de campaña, bajar de la torre de marfil supone una necesidad más que un deseo. Quienes guían al candidato enfatizan que el votante quiere verlos embarrarse los zapatos, una metáfora rústica para traducir que quieren que dejen sus impolutas oficinas y aterricen allí donde no hay asfalto ni el confort al que están acostumbrados.

Lo que nunca se aclara es que esa suerte de demanda de los ciudadanos no es sólo para cuando están urgidos de conquistar el apoyo electoral. 

Esto bien se puede sintetizar con la frase-reclamo "únicamente los vemos cuando vienen a buscar el voto". Por eso, en esta previa de las PASO nadie está dispuesto a desaprovechar ni una sola foto. Todas y cada una sirven para alimentar sus hiperactivos perfiles en las redes sociales. Risas forzadas, abrazos impostados, sensibilidad sobreactuada. Un acting predecible, pero cada vez menos efectivo.

Aicega timbre

En ese tour por los barrios, no se salva nadie. Antes, las "presas" predilectas como golpe de efecto consistía en besar a los niños. Ahora la segmentación vale doble: jubilados para criticar al PAMI y ANSES, mujeres para militar la defensa del género, embarazadas para referirse a los planes sociales, niños para mostrar la desprotección de los más débiles, hombres para ejemplificar a los desocupados...

Que accedan a sacarse una foto con el candidato no los habilita a agregar, como se hace con frecuencia, una reflexión que no fue consensuada con ellos. De tal manera que, por ejemplo, Emilia salga sonriente con el candidato y el epígrafe asegure que "Doña Emilia, una jubilada que quiere volver a tener un buen servicio de PAMI". Distinto sería si en un video la anciana cuestiona cómo cayó la atención de esa obra social y cuánto lo padece. 

Una vez cumplido el recorrido del día, él o los candidatos y sus adláteres concluyen la ardua tarea comiendo en un restorán de alta gama, como para despejarse de tanta inmersión en la realidad real. (No es prejuicio, aclaro. También a esa foto la suben a Twitter, Facebook, Instagram).

5668 620.jpg 620×310

Como podrá notarse, no hay aquí referencia a un partido determinado, ni mención a nombres del oficialismo o la oposición. Son metodologías compartidas, estrategias que -salvo por el mayor uso de la tecnología- no varía en nada a las de años ha.

La evolución en todos los campos que experimenta el mundo de hoy deja aún más en offside a la clase política. Todas las agrupaciones tienen su propio Durán Barba para que los "couchee" con fórmulas que a su modo pretenden inventar el agujero del mate.

Más que invertir en testear al votante en recurrentes focus group, bien podría empezar a repensarse cómo reconstituir el vínculo de los políticos con la sociedad. El escepticismo es, a la vuelta del camino, el que explica por qué fracasan las encuestas acá y en el resto del mundo. Da lo mismo lo que se responda porque se da por descontado que tampoco el otro cumplirá. Entonces, ¿por qué debería ser yo el único honesto?, podría plantearse el sondeado de turno.

Gatopardismo 2

El consultor mexicano Jaime Narváez Piña es uno de los que reconoce que hay que barajar y dar de nuevo. "La consultoría política tendrá que sufrir transformaciones y cambios por lo que está pasando en el mundo en cuanto a distintos procesos... Los electores de distintas idiosincrasias y economías ya no quieren a los políticos tradicionales. Es un fenómeno que está ocurriendo en todo el mundo. Están hartos de los mismos discursos, de los gobiernos que no responden a las nuevas necesidades de participación de la ciudadanía".

Puesto a explicar las razones del desprestigio de los políticos, Narváez Piña considera que "es porque no resuelven las cosas por las que son electos. Una vez electos, en lugar de mantenerse cercanos a la gente se alejan demasiado de los objetivos y de su propia identidad. Entonces viene el desgaste y el hartazgo... Para mucha gente 'política' es sinónimo de 'corrupción', es una asociación automática en la mente de los electores. Y en otros casos, un escalón más allá, está la impunidad con la que actúan muchos funcionarios".

¿Desconocen esta percepción generalizada los viejos políticos, los nuevos, los precandidatos, los candidatos, los asesores, los militantes, los dirigentes, los consultores, los empresarios afines?

No la desconocen, seguramente. Sin embargo, más fácil, más estratégico, es suscribir al siempre práctico gatopardismo; es decir, a esa consigna no escrita de "cambiar todo para que nada cambie". El precio a pagar, en ese caso, no es ya una grieta sino más bien una falla geológica. 

Opiniones (6)
11 de diciembre de 2017 | 11:37
7
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 11:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. nic, zorrogris coincido plenamente con ustedes. Vergüenza me da verlos tan "babosos" saludando y besando a aquellos por los que no se preocupan ni hacen nada
    6
  2. Comparto lo de zorrogris y le agrego, ojalá toquen el timbre de casa alguno de estos hijos de una mujer con incontinencia vaginal.
    5
  3. Vayanse todos, pero todos a laburar dignamente, caraduras, obsecuentes, oportunistas, Manga de inutiles son capaces de besarnos los pies por un voto, con tal de no trabajar.
    4
  4. Pido a Dios que alguno de estos caraduras venga a intentar estrechar mi mano delante de una multitud y de mucha..mucha prensa para decirle todo lo que pienso de el y sus pares, aparte de dejarlo con la mano extendida
    3
  5. Además de querer atornillarse de por vida en los cargos y en el Estado.
    2
  6. Si fueran honestos e hicieran las cosas que tienen que hacer todo andaría bien...pero se prenden en lo fácil, el robo, la corrupción...es decir ven 3 mangos juntos y se vuelven locos. Sea quien sea y del partido q sea.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California