En foco

Mendoza, La Pampa y la audiencia del absurdo

No hubo ningún gesto de conciliación en la Audiencia y la Corte debió "retar" a los actores. La Nación dejó plantados a todos y ahora habrá que esperar el fallo.

Mendoza, La Pampa y la audiencia del absurdo

Un gobernador denuncia que le robaron, que él y su pueblo han sido despojados; solloza un poco. Acusa duramente. Antes, otro hombre que leía de manera trabaja había intentado conmover. La respuesta vino también con ribetes cuasi épicos: los huarpes que surcaron la tierra y hasta una manifestación antiminera que se convirtió en panfleto oficial desde hoy y, seguramente, traerá repercusiones. No se trataba de una asamblea universitaria y tampoco de un debate del siglo XIX. Era una reunión del más alto nivel político ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que debió retomar el tratamiento de un tema institucional por un conflicto entre dos provincias que suena anacrónico, oportunista y que lleva cualquier debate por el desarrollo décadas atrás.

La audiencia tuvo más de proclamas que de conciliación. De hecho ninguna de las partes mostró alguna bandera blanca o gesto de madurez política. Tanto que los ministros de la Corte debieron recordar más de una vez que se trataba también de un intento de mediación pública para evitar litigios entre provincias. Los argumentos extrajurídicos abundaron hasta rozar el absurdo; como la comparación del conflicto por el río Atuel con la ocupación de Malvinas que hizo un académico pampeano. Lo mismo con la propaganda antiminera que apareció en el video oficial presentado por el gobernador Alfredo Cornejo. 

En términos técnicos, Mendoza quedó mejor parada por los argumentos incuestionables que brinda la naturaleza: no habrá más disponibilidad de agua por el cambio climático, el retroceso de los glaciares y otros aspectos inmanejables. También porque Mendoza aún no llega a la superficie mínima cultivada que la propia Corte impuso en 1987. También quedó demostrada la intransigencia pampeana: cuando la Corte sugirió que una obra complementaria como el trasvase del río Grande al Atuel podría aportar una solución, las autoridades de la provincia vecina se negaron con argumentos aún más insostenibles: dijeron, sin ningún estudio que lo respalde, que la composición química del agua de ambos ríos podría ser distinta y eso afectaría el ambiente. 

Los argumentos hiperambientalistas de las autoridades pampeanas suenan contradictorias si se tiene en cuenta el nivel de deforestación que tuvo esa provincia en otras zonas producto del boom de la soja. De hecho ese cultivo es el principal factor de desertificación en el país. La Pampa tiene 600 mil hectáreas plantadas con soja transgénica y supera su récord año tras año. Paradógicamente no crece más la producción por "excedentes hídricos".

La estrategia mendocina parecía sólida hasta que se cayó una parte como un castillo de naipes. Ninguno de los interlocutores pudo convencer a los jueces sobre los por qué de la negativa mendocina para que la Corte se avoque al tema. Ese fue un traspié importante en la estrategia, que incluso ya le había generado un punto en contra al inicio del litigio. Tampoco pudieron aclarar las dudas del Tribunal por la negativa a le negociación política. La comitiva mendocina estuvo sobrecargada de abogados oficiales (con el fiscal de Estado y el Asesor de Gobierno a la cabeza) y también con un letrado contratado especialmente: Alerto Bianchi. Los argumentos más sólidos los presentó el especialista Miguel Mathus Escorihuela, quien conoce el conflicto de raíz.

Pero el papelón más grande lo pasó el Gobierno nacional. A la hora de exponer, la silla quedó vacía porque el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación,  Pablo Bericiartúa, un funcionario de tercera o cuarta línea, se había retirado. En su lugar quedó una abogada que no sabía del tema y quien recibió los reproches del presidente de la Corte por la falta de preparación para la audiencia. A través de una simple gacetilla de prensa el Ministerio del Interior intentó formalizar una postura amigable con la propuesta de realización del trasvase hacia el Atuel. 

Pero ese vacío dejó muchas dudas. Por un lado por la subestimación del conflicto y de lo que está en juego. Y también por lo que viene: el mismo Gobierno nacional que no le dio importancia a la Audiencia es el que debe arbitrar para saber si se hace o no la represa Portezuelo del Viento. 

Opiniones (4)
23 de noviembre de 2017 | 09:24
5
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 09:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La postura de la Pampa para arman de un humedal en el delta del Ariel es increíble. No proponen nada productivo, afectan intereses de los regantes de río arriba y no proponen nada productivo.
    4
  2. Se entiendo q La Pampa quiere sacar réditos políticos de este tema. Pero es innegable q toda la cuenca del chadileufú (San Juan Mendoza San Luis y la Pampa) deberían conformar un comité de cuenca
    3
  3. Callen y estudien geografia, chicosssssss
    2
  4. No se ve claro cual fue la estrategia de Mendoza, yo hubiera insistido en el caracter de cosa juzgada y que Mendoza no aceptara que se juzgue dos veces por el mismo tema ya que es obvio que la nueva demanda es lo mismo con otra coreografia. Luego contratacaria con una contrademanda a La pampa por una inquina manifiesta y un ostensible vocacion de impedir y entorpecer el desarrollo mendocino. Hace unos meses atras lei aca una magnifica nota de un profesional donde sugeria demandar a la pampa y daba las causales incluyendo las regalias liquidadas que no correpondian, el costo del agua que se le da a los pueblitos pampeanos de la zona y otros. En ultima instancia condicionemos cualqueir arreglo a la aprobacion de Portezuelo.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia