opinión

120 kilos de jazz: una comedia que pierde el rumbo

Con impecables actuaciones de sus protagonistas y el superlativo talento de Víctor Di Nasso, la Comedia Municipal dirigida por Pablo Longo se pierde a mitad de camino y desaprovecha una historia encantadora.

120 kilos de jazz: una comedia que pierde el rumbo

Desde hace ya 14 años, la Comedia Municipal Cristóbal Arnold supone para hacedores teatrales de nuestra provincia una oportunidad única. Un jurado premia una propuesta cuyo desarrollo y puesta en escena son financiados por el municipio de Capital, incluyendo los sueldos de los actores desde los ensayos hasta las presentaciones frente al público. Este dato no resulta menor, ya que la realidad del teatro independiente local apuesta todo a lo que suceda tras el estreno, mientras que toda la previa se hace a puro pulmón.

Tras un sonado conflicto político que llevó a la suspensión de la Comedia Municipal del año pasado, la comunidad teatral mendocina se puso en pie de lucha y se determinó que durante este año no habrá sólo una, sino dos producciones del mencionado certamen. De hecho, la segunda, Pequeños círculos, de William Prociuk y dirigida por Ariel Blasco, se estrenó anoche en el Teatro Quintanilla.

Para la primera obra de esta cosecha 2017, la consigna para los interesados fue la de presentar una obra destinada a ser puesta de manera itinerante en diferentes espacios públicos. Y así, el 7 de mayo se estrenó en el Parque Central el espectáculo basado en textos de César Brie 120 kilos de jazz, bajo la dirección de Pablo Longo. Ayer, esta propuesta concebida para el público infantil y familiar se presentó en la Plaza Independencia, mientras que esta tarde a las 16 volverá al lugar de su debut, las escalinatas del Parque Central.

Kilos de jazz portada definitiva

El puntapié argumental es tan sencillo como eficaz. Méndez está perdidamente embobado por una chica de alta sociedad llamada Bety Lu. Para poder declararle su amor, el ardiente amante de las pizzas y cuanto alimento suculento pueda rondar en su universo, decide infiltrarse en la fiesta de cumpleaños del padre de la chica. Pero las cosas no resultarán tan sencillas y para lograr su cometido, deberá hacerse pasar por contrabajista de una banda de jazz que será una de las responsables de musicalizar el festejo.

Con un exquisito vestuario diseñado por Claudio Dilello y un elenco de experimentados intérpretes que funden sus talentos actorales y musicales, la obra transcurre entre una catarata de gags, y claro; unas cuantas canciones. Víctor Di Nasso, Magdalena Lucero, Matías González, Manuel Damia y Pablo Mestre ponen el cuerpo a una propuesta que brilla durante su primera mitad; para luego caer sin posibilidad de remonte hacia la media hora final.

120 kilos de jazz lineal

Con Mestre abocado plenamente al teclado, proveyendo de swing a los cuadros que van sucediendo en escena, y jugando eventualmente con su rol de anonimato dentro de la historia; el resto de los protagonistas son los encargados de motorizar un sinfín de situaciones que se acumulan bajo la premisa de una imparable estridencia. Esa intensidad mantenida de principio a fin, que en algunos espectáculos funciona cuando a la vez se logra imprimir otros matices emocionales en la puesta; aquí sólo queda en el exceso unidimensional.

Magdalena Lucero da en la tecla como la impensada protagonista de una suerte de culebrón romántico, con una performance cercana a la de una heroína de cartoon al estilo Olivia de Popeye. Matías González y Manuel Damia cubren diversos roles con el enorme oficio y sensibilidad que han aportado a joyas para el público infantil como Lo que esconden los sombreros. Más allá de las galaxias, está la descomunal entrega de Víctor Di Nasso, uno de los mejores actores de nuestras tablas, que además de contar con una extensa trayectoria como clown, recibió el año pasado elogiosos comentarios por su protagónico en el debut como directora de Carolina Duarte, Arnaldo Toma 3.

Kilos de jazz bety lu

120 kilos Di Nasso

Mientras 120 kilos de jazz orbita alrededor del Méndez de Di Nasso, la obra funciona plenamente. No sólo por el poderosísimo potencial histriónico del protagonista absoluto de esta historia, sino porque justamente su gesta de llegar a encontrarse con su amada es el meollo del asunto. Sin embargo, cuando el atribulado personaje logra ingresar en la mencionada fiesta de cumpleaños, la puesta lo corre del centro de la escena y la obra ingresa en una suerte de pantano, en el que si bien se da cierto margen de lucimiento al resto de los actores, se resiente ese lazo entrañable que se venía trazando entre el público y Méndez. 

Poco importa lo que pueda suceder entre el adorable antihéroe y Bety Lu después del desfile de personajes como un mariachi o un músico que emula pertenecer a una comunidad aborigen. La discusión sobre el arreglo salarial al que ha llegado cada uno de ellos con el ricachón que es dueño del festejo, se hace extensa y los chistes sobre la coyuntura cultural de la provincia, con ironías que incluyen la caída de la grúa en Vendimia y las piletas en el Le Parc; suenan insertados con fórceps.

El espectáculo tiene todos los condimentos para ser un soleado banquete para los espectadores, pero el desvío en el eje de atención y algunos desaciertos en la puesta de Longo, responsable de obras habitualmente más sombrías como la bellísima Woyzeck o la sobrevalorada Paisaje; hacen que en esta oportunidad el resultado final luzca un tanto fuera de tono frente a los orgánicos paradigmas del humor popular.

Kilos de jazz portada

Ficha:

  • Autor: César Brie.
  • Director: Pablo Longo
  • Asistente de Dirección: Ariel Blasco y Wally Sánchez
  • Actuación: Victor Di Nasso, Matías González, Magdalena Lucero, Manuel Damia y Pablo Mestre.
  • Diseño de escenografía: Rodolfo Carmona.
  • Realización de escenografía: Rodolfo Carmona, Maimará Bracamonte y Wally Sánchez
  • Vestuario: Claudio Dilello.
  • Fotos gentileza: Prensa Ciudad de Mendoza
  • Próxima función: domingo 11 de junio a las 16 en las escalinatas del Parque Central.

Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 07:20
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 07:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia