opinión

"La Justicia Federal en el banquillo de los acusados"

Anticipo de libro de Pablo Salinas que se presentará el jueves a als 17 en Ciencias Politicas.

La Justicia Federal en el banquillo de los acusados

Antecedentes históricos

 Introducción

Foto Libro DDHH

En Argentina, entre 1975 y 1983, las Fuerzas Armadas y de seguridad perpetraron actos, enmarcados en un plan criminal basado en la persecución por las ideas políticas, con detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzosas y torturas. Para ello, la Justicia federal fue incluida para brindar impunidad. 

El plan se apoyó en 340 centros clandestinos de detención. 

El Ejército tuvo el control operacional, es decir, la voz de mando en lo que se denominó como una operación conjunta entre todas las Fuerzas Armadas y de seguridad con un solo objetivo común. Además, se sirvieron de todas las estructuras del Estado, tanto físicas (instalaciones y vehículos, por ejemplo) como institucionales. A nivel institucional, la importancia central de la Justicia federal radicaba en que, conforme a la Ley 20840 -previa al golpe de Estado de 1976-, la competencia para intervenir en la llamada "lucha antisubversiva" la tenía la jurisdicción federal. 

Por eso, y al tratarse de una Justicia relativamente pequeña, puesto que por provincia hay uno, dos o tres juzgados federales, es que la junta militar decidió utilizarla para encubrir su accionar. Debemos sumar el hecho de que los jueces y fiscales federales son designados por el presidente de la Nación, en este caso el general Jorge Rafael Videla, a cargo por disposición de la junta militar devenida órgano máximo de la dictadura argentina. 

En apretada síntesis, el Ejército y todas las Fuerzas Armadas y de seguridad junto con la Justicia federal penal en la Argentina llevaron adelante el plan criminal del terrorismo de Estado basado en la Doctrina de Seguridad Nacional y en dos herramientas: la desaparición forzada y la tortura.

Como muy bien explica la investigadora francesa Marie-Monique Robin en Los escuadrones de la muerte (2005) la estrategia fue diseñada por Roger Trinquier en su libro La guerra moderna. Con esa estrategia es que Francia actuó en la represión colonial de Argelia, retratada en el cine en la película de Gillo Pontecorvo La Batalla de Argel. Las fuerzas francesas que actuaron aplicando el terrorismo de Estado en Argelia fueron comandadas por el general Jacques Massu, quien implementó junto a Paul Aussaresses la tortura y los escuadrones de la muerte. 

Según relata el diario El País 

En 1955 llegó a Argelia, primero a Philippeville. En junio de ese mismo año torturó por primera vez. El martirizado era un sospechoso detenido tras una serie de sangrientos atentados. "Si de algo me arrepiento, es de que no haya hablado antes de morir", relató. A finales de agosto, ordenó matar a cientos de personas en respuesta a un ataque del Frente de Liberación Nacional (FLN) a la ciudad y la minería de El Halia. "Me era indiferente: había que matarlos, es todo". A los dos años, en 1957, el general Massu le encargó restaurar el orden en Argel. Allí puso en pie un verdadero "escuadrón de la muerte", nombre que él empleaba y que desde entonces cobraría una siniestra carta de naturaleza (Teruel, 2013). 

Tanto Massu como Aussaresses estaban convencidos del uso de la tortura, al punto tal que Massu escribió el libro La verdadera batalla de Argel justificándola. 

La tortura era un medio para obtener información de quienes integraban la célula revolucionaria y todos los días el Centro de Operaciones Tácticos (COT) se reunía para compartir la información obtenida bajo tortura para apresar a las personas indicadas por las víctimas y así aplicar el terrorismo de Estado. Las bases de la represión fueron la desaparición forzada y la tortura. 

Luego de ser torturadas las víctimas eran asesinadas y sus cuerpos arrojados al mar. Los cuerpos que volvían a las costas eran llamados "los camarones de Marcel Bigeard", en referencia al general que estaba a cargo de la represión. Tanto Massu como Aussaresses y Bigeard luego de la represión colonial en Argelia se dedicaron a sostener el uso de la tortura. Incluso Aussaresses fue condenado por apología de la tortura y tanto Bigeard como Massu escribieron numerosos libros a favor de la tortura. Este modelo fue exportado a Argentina, Brasil, Estados Unidos y diversos países del mundo por parte de Francia, según explica Robin (2005). 

La doctrina de seguridad nacional que fundamentó la represión en Argentina se nutrió de la escuela francesa y también a través de ella del sistema nazi que lo fundamentaba.

Opiniones (8)
19 de enero de 2018 | 12:42
9
ERROR
19 de enero de 2018 | 12:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En todo de acuerdo con alacecho.
    8
  2. Y en el libro suyo Dr también cuenta sobre toda la gente inocente que asesinó el ERP o MONTONEROS ??? , yo viví esa época fue una guerra muy sucia, yo no sé quién le paga a Ud o cuales convicciones tiene para escribir éste libro o defender a quienes se dedica Ud a defender, en ésta época Kirchnerista proliferaron personajes como Ud defendiendo o haciéndole creer a la gente que eran revolucionarios, nosotros la gente común les decimos asesinos. Dr Salinas yo viví la época y hagame el favor, deje de mentirle a la gente, diría mi abuela española FARFULLAS
    7
  3. Che !....Zángano !..los que vos llamas chicos revolucionarios ???.....entraban a las Universidades con Fusiles , no con Libros !......Asco da lo que representas !.......Zángano !.......
    6
  4. El autor solo pretende mostrar una perspectiva que le es propia, un costado de la problemática, su propia y sesgada visión y perspectiva (después de todo el libro es de el y puede escribir lo que quiera).- Compartir una mesa de café con Pablo, ayuda a comprender "el otro lado", algo que debemos hacer para luego, con fundamento, sostener o cambiar nuestras opiniones.- Bigeart fue uno de los militares mas condecorados de Francia, luchó en la Segunda Guerra mundial, Vietnam y Argelia; Fue prisionero y combatió contra los rebeldes con ordenes precisas de Jacques Chaban Delmas ( ministro de guerra, politico civil), luego de que los rebeldes se cansaron de poner bombas en cafes y lugares publicos matando a cantidades ingentes de gente inocente, capturando también soldados franceses y torturándolos en Ain Sefra.- Bigeart al igual que De Castries, no le iban a pedir por favor a esos asesinos que se entreguen o se rindan.- Son visiones, la de Pablo es tan respetable como cualquiera.-
    5
  5. Dr. Salinas yo lo hubiera titulado LA MITAD DE LA HISTORIA, claro eso usted no lo reconoce por que es defensor de los Derechos de Algunos Humanos. Solo un ultimo comentario las personas desaparecidas durante la dictadura no pueden idetificarse como NN, por que esos activistas eran anonimos por decision propia o por ordenes de sus superiores, no olvide que cuando elegian definitivamente la actividad terrorista lo hacian pasando a la clandestinidad, con pseudonimos de guerra.
    4
  6. Por qué no presentó en el Colegio de Abogados?
    3
  7. Estimado Salinas, dos cosas nada más: En primer lugar, lo que usted denomina "los revolucionarios", eran delincuentes integrantes de organizaciones terroristas ( FAR, FAP, MONTONEROS, ERP). Esas organizaciones eran asociaciones ilícitas (arts. 210 a 213 del C. Penal), como tales declaradas ilegales por el gobierno democrático de 1973 a 1976. No víctimas inocentes. Eran infractores de la Constitución y del sistema legal penal. La represión no fue iniciada por la junta militar a partir de marzo de 1976, sino por el gobierno peronista en setiembre de 1974 inmediatamente después que las "victimas" que usted menciona asesinaran al Secretario General de la CGT José Ignacio Rucci (Perón dijo "me mataron un hijo"). Esas cosas peronistas no? Los Montoneros en nombre de la voluntad de Perón asesinan a Rucci a quien Perón dice que era como un hijo. Otra vez "Es el Peronismo, estupido", y van...Por otra parte, creo que usted es demasiado presuntuoso a al afrancesar a víctimas y victimarios de la penosa década del 70 en la Argentina. Usted con la letra de zaparrastroso Auat pretende darle un toque romántico a los mediocres terroristas pseudo revolucionarios nacionales y demonizar a los torpes criminales militares autóctonos. Ni una cosa ni la otra. Usted podrá tener éxito editorial, y en lo personal me alegro, pero se limitará al pequeño grupo que comparte su relato. De todos modos, ni la pelota se mancha, ni se puede engañar a todos todo el tiempo. "Lo felicito" por la plata que hizo durante todo este tiempo con este verso infame.
    2
  8. Algun dia van a investigar que hizo Zafarroni en esos años de plomo? Era juez de instruccion asi que debe haber visto pasar varios haveas corpus, desaparecidos y cosas raras. Ni pio dicen Algun dia van a juzgar y condenar a los asesinos de Rucci? Quiero verlo antes de morirme. Pude ver a los genocidas en cana, a Miret juzgado, así que no pierdo la esperanza
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos