opinión

SorPresas: las claves del éxito de una comedia irresistible

Al texto de probada eficacia escrito por Dan Goggin, se suma la enérgica e impecable performance de un elenco que lo da todo. El teatro mendocino ratifica su poder de convocatoria con un divertimento sin fisuras.

SorPresas: las claves del éxito de una comedia irresistible

Muchas veces se dice que un texto de probada eficacia universal abre las puertas de un éxito garantizado. En este caso, se trata de la legendaria comedia musical Nunsense, estrenada hace poco más de treinta años por el escritor, compositor y letrista Dan Goggin. Este batacazo del off-Broadway ha sido traducido en más de 20 idiomas, con miles de presentaciones alrededor del mundo. Para sacar máximo provecho de la inesperada franquicia, el propio Goggin dio rienda suelta a seis secuelas, y una versión para ser interpretada por un elenco íntegramente masculino; que es la que debutó en Mendoza con atronador suceso el viernes pasado a sala llena sobre las tablas del Teatro Tajamar.

La historia gira alrededor de cinco monjas que atraviesan un dilema que ha llevado a la muerte a 52 de sus compañeras, tras ingerir una sopa envenenada. De ese tendal de víctimas, 4 religiosas no consiguieron ser enterradas y fueron a dar al freezer del convento. Para recaudar fondos con el fin de darle a las hermanas cristiana sepultura, estas novicias organizan un espectáculo en un teatro prestado. Y allí, entre desopilantes números musicales e improvisados objetos de utilería, las monjas montan un festín de un ritmo imparable; que se gana la complicidad del público desde el primer al último minuto. Si bien el disparador argumental de las hermanitas difuntas amaga a teñir el relato de una pátina de humor negro, lo que luego domina a lo largo de dos horas que jamás se hacen excesivas, es un espíritu zumbón y naif; condimentado con algunos momentos de interacción con la platea, que jamás resultan incómodos o invasivos.

Más allá de la frescura y de los condimentos irresistibles del texto de Goggin, la puesta local dirigida por un experto de la comedia como Aníbal Villa, triunfa porque el elenco lo da todo, no sólo a nivel energía; sino también desde el generoso background de oficio y tecnicismo del equipo. Cada uno en lo suyo, los protagonistas de esta obra son virtuosos que no necesitan trazar entre ellos una competencia de egos. Todo lo contrario. Estamos frente a una de esas producciones teatrales, que sin mayores pretensiones que la de hacerle pasar un buen momento al espectador, ponen en evidencia que sus intérpretes también están disfrutando a pleno sobre el escenario; con un orgánico consenso de que cada cual tiene sus momentos de lucimiento.

Sor presas nota

Tener sobre las tablas a dos experimentadísimos talentos en la comedia, como Adrián Sorrentino y Darío Martínez, podría suponer para el resto del elenco una situación de franca desventaja. Pero no es así. Rodrigo Navarro Sardá sorpende en su rol de Madre Superiora, conduciendo no sólo a las monjas del convento en la ficción, sino asumiendo por momentos el liderazgo en el cauce de una puesta propensa a momentos de improvisación y tentaciones de excesos. La comicidad de Navarro Sardá, a diferencia de la de sus compañeros, no se sustenta tanto en los tips de su personaje o en la catarata de histrionismo; sino en la de un aceitado ejercicio de la ironía. David Paez destila una gracia instantánea con su Sor Amnesia, no sólo por su juguetón carácter olvidadizo sino por la impresionante versatilidad vocal del actor - integrante del grupo Lutherieces - a la hora de saltar de saltar de un registro tonal a otro diametralmente opuesto. En tanto que David Laguna, uno de los actores de la joven camada con más presencia en la escena local reciente, entrega con su Sor Leo simpáticos y aparatosos momentos de destreza corporal. El director Aníbal Villa, tiene una breve pero adorable participación en un número de tap. El personaje que interpreta es Sor Soledad, la catastrófica cocinera de la sopa maldita que desató la matanza.

Sor presas ficha

Adrián Sorrentino como Sor Humberta y Darío Martínez como Sor Roberta, constituyen los componentes más suculentos de esta desmesurada comedia musical. Sorrentino tiene una legendaria trayectoria en el territorio del café concert y brilla con todas las herramientas aprendidas durante décadas de trabajo. Acostumbrado al formato unipersonal, aquí el actor se muestra notablemente integrado y participativo con sus compañeros. Mientras que lo de Martínez es simple y llanamente fuera de serie. Los niveles de espontaneidad y desfachatez que logra imprimir sobre su personaje, que en un par de oportunidades explota en éxtasis reguetonero; están en una frecuencia tan volcánica como enternecedora.

En una temporada tan complicada como esta, es admirable que productores como Nicolás Hemsy y un equipo de profesionales artistas, apuesten por un espectáculo destinado a llenar a salas y a contagiar de entusiasmo a un público que no es habitué del teatro. Algo similar está ocurriendo los sábados en el Selectro con 12 princesas en pugna. El teatro mendocino necesita más de estas experiencias, que además de funcionar como un divertimento para tantísimos espectadores, sea una fuente laboral constante para que nuestros actores estén en el lugar que verdaderamente les pertenece: las tablas.

Sor presas ficha crítica

Ficha: 

Sor Presas

Dirección: Aníbal Villa.

Elenco: Adrián Sorrentino, Darío Martínez, Rodrigo Navarro Sardá, David Laguna, David Páez y Aníbal Villa. 

Fotos: Navarro & Furfari

Día y hora: hoy, a las 22. Repite todos los viernes de junio.

Lugar: Teatro Tajamar (San Martín 1921, Ciudad).

Entrada: $150. En boletería del teatro.  

Opiniones (1)
16 de diciembre de 2017 | 20:41
2
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 20:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Qué pena que actores tan talentosos como Adrián hagan una parodia de religiosas. Hay que respetar las creencias de los demás y no jugar con lo que es sagrado, al menos para varios. Está de moda ridiculizar y rebajar curas, monjas y demás. Por qué no hacer una obra en joda con personajes talibanes? Mientras más se ataca, seguimos decreciendo en respeto, civilidad y libertad.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho