En foco

Macri, quizá ante la decisión más difícil de su vida política

El presidente debe resolver si deja avanzar hasta el final -con todas las consecuencias judiciales posibles - la investigación por el caso Odebrecht, la cual podría involucrar a hasta su propia familia.

Macri, quizá ante la decisión más difícil de su vida política

Mauricio Macri está a punto de tener que tomar la que quizá sea la que quizá sea la decisión más difícil de su presidencia. Deberá resolver si deja avanzar hasta el final de las consecuencias judiciales posibles, la investigación por el caso Odebrecht; la que, si se llega a las últimas posibles alternativas, podría involucrar hasta su propia familia, además de altísimos funcionarios del gobierno anterior que amenazan con desplegar venganzas múltiples contra gran parte de la clase política y dirigente del país. La decisión debe ser tomada en días, quizá semanas, y todo el escenario argentino está a la expectativa de lo que resuelva el jefe de Estado.

Hay un hecho concreto e inevitable: la empresa brasileña Odebrecht pagó, como mínimo, 35 millones de dólares en la Argentina para conseguir licitaciones de obras públicas. Lo reconoció la misma empresa en los Estados Unidos, ante el departamento de Justicia de ese país; otorgándole además a los funcionarios norteamericanos la información sobre cuánto fue esa coima, a quién se les pagaron, de qué manera, a través de qué entidades financieras, quiénes intervinieron, los números de las cuentas, los tiempos en que se pagaron y el porque (si era necesario para poder participar en los llamados).

La confesión la hicieron oficialmente los responsables de la empresa y bajo juramento. Y no por una iluminación ética. La confesión se hizo en Estados Unidos para que Odebrecht pudiera seguir operando en ese país y cotizando en Wall Street. Es lo que reglamenta la Security Exchange Comition (SEC), el organismo que regula el mercado de capitales norteamericano. La confesión de Odebrecht no sólo involucró a la Argentina, sino que la confesión incluyó el reconocimiento de los pagos de coimas (propinas, en portugués), sino también en Brasil, su país de origen, Perú, Panamá, Colombia y varios estados latinoamericanos más. De hecho, las confesiones sobre Argentina, son de las menos importantes por los montos de todas las "propinas" de Odebrecht.

Hay un segundo hecho concreto. En el repaso de las obras públicas ganadas por los brasileños en el país, la más importante y con un monto de inversión de unos U$S 3000 millones, es el soterramiento del Sarmiento; donde Odebrecht llegó en sociedad con los italianos Ghella y los locales IECSA, esta última, en el momento de la licitación, propiedad de Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri y, se asegura, muy cercano en los negocios a Franco Macri en la rama constructora de la familia. 

Están entones señalados funcionarios del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner como el ex ministro de Planificación Julio de Vido, su mano derecha José López (entre otros); además del propio Calcaterra. La vedad está en manos del departamento de Justicia norteamericano, y sólo se necesitaría acceder a la información disponible en los Estados Unidos para conocer que fue lo que sucedió, o lo que los brasileños reconocieron haber hecho en el país.

Es, obviamente, una verdad que quema, y que, eventualmente, salpicaría tanto al gobierno anterior como al actual. De confirmarse las sospechas, provocaría un tsunami local, con consecuencias imposibles de frenar.

Hay un tercer hecho. Odebrecht quiere un acuerdo en la Argentina, similar al del resto de la región, incluyendo Brasil. Reconocer al menos parte de sus ilícitos, dar datos concretos, y que se le permita seguir operando. El Ejecutivo abrió una rueda de negociaciones el martes pasado en el mismísimo despacho del ministro de Justicia Germán Garavano, con el representante legal de Odebrecht, el abogado Guido Tawil, donde este llevó la primera propuesta de la compañía para cerrar un acuerdo. Entre otros puntos, se ofrecía:

  1. Que se le permita a Odebrecht continuar operando en el país, incluyendo la continuidad de las obras ya en gestión, especialmente el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

  2. Se le ofrecía información total sobre los pagos de coimas de la compañía en el país. O al menos los mismos datos que ya se conocen en los Estados Unidos.

  3. Una "compensación" al país; consistente, en la primer oferta, de pagar los mismos 35 millones que se reconocieron como ilícitos.

  4. Se reclamó un régimen de protección de testigos, para que los gerentes involucrados no tengan consecuencias penales. En otras palabras, que no terminen con prisión efectiva.

  5. Que todo lo negociado ante el Poder Ejecutivo, tenga fuerza legal ante la justicia argentina.

La contestación oficial, a la que tuvo acceso este diario, fue lapidaria. Se la consideró "ridícula e imposible"; en especial en lo referente al reclamo de inmunidad, un capítulo en el que Ejecutivo reconoce que "le excede" y que sólo es potestad de la justicia. Se piensa además que los U$S 35 millones es una cifra cercana a "la falta de respeto"; dado que no incluye ningún tipo de reconocimiento del "daño moral" en que la empresa incurrió en el país.

Más si se tiene en cuenta que Odebrecht, según la primera oferta, no ofrece pagar el dinero, sino que se lo descuenten de las liquidaciones que la compañía debería recibir por la obra. En otras palabras, a la empresa, no le costaría desembolsar dinero alguno. Hay amenazas desde el estado de avanzar en la quita de los permisos de Odebrecht en el país, y contraamenazas de la compañía de entablar juicios contra el estado argentino si esta decisión se toma; ya que, en definitiva, en el país nadie le ha presentado ningún tipo de acusación formal a Odebrecht por los delitos que se confesaron en otros sistema judiciales. Para el Poder Judicial criollo, Odebrecht no tiene impedimentos de ningún tipo (ni penales, ni financieros ni impositivos) para continuar actuando con absoluta libertad. Si quisiera, Odebrecht podría presentarse en próximas licitaciones, sin que se le pueda prohibir esa acción y sin que se le pueda desestimar si oferta si esta es la mejor frente a las de sus competidores.

Las partes volverán a encontrarse el lunes en el despacho de Garavano, quién esta ve estará acompañado por el Procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías y la titular de la oficina anticorrupción Laura Alonso. Por el lado de Odebrecht estará nuevamente Tawil, quién tiene fama de duro negociador y especialista en operaciones de altísimo nivel a nivel empresario en el país.

Tawil tiene en su curriculum reciente haber negociado la venta de telefé en manos de Viacom, los múltiples conflictos de Aeropuerto Argentina 2000 con el kirchnerismo y algunos juicios contra el país ante el CIADI de compañías multinacionales que reclamaron (y ganaron) compensaciones por la salida de la convertibilidad en el 2002.

Hay un cuarto dato. Mauricio Macri tiene amenazas cruzadas desde el kirchnerismo y su propia coalición política. El kirchnerismo, en boca de la propia Cristina Fernández de Kirchner, habla de la existencia de hechos de corrupción que sólo involucran a los privados, y menciona, sin eufemismos la sociedad de Odebrecht con Iecsa. Elisa Carrió desliza también esta situación y habla de una protección particular a De Vido para que este no hable.

El Presidente debe resolver ahora si decide avanzar en la negociación con la compañía, si decide avanzar unilateralmente como Poder Ejecutivo haciendo que sus funcionarios viajen hacia Washington y negocien con el Departamento de Justicia la entrega de los datos sobre el pago de las coimas convirtiendo al gobierno nacional en querellante, o dejar que todo transcurra su curso en la justicia. Pero, como contrapartida, implicaría que los datos se conozcan y se hagan públicos, sabiendo el país como cuando donde y porque se pagaron las coimas por U$S 35 millones.

La primer decisión podría ser declarada ilegal, al ser considerada por el Poder Judicial como una intromisión en la justicia y una violación a la división de poderes republicanos. Según esta visión, solo el juez Sebastián Casanello podría investigar. La segunda alternativa, haría que el Ejecutivo sea el que denuncie a Odebrecht ante la Justicia. La tercera es derivar cualquier circunstancia al Poder Judicial para que sea Casanello el que defina la causa. En los primeros dos casos, se conocería el destino de las coimas.

En el tercero, dada la experiencia de la justicia del país, sería una fórmula perfecta para que la causa se adormezca hasta que la opinión pública se olvide de ella; o, otro caso más importante, lo tape. Sería un destino similar a IBM Banco nación, IBM DGI, Skasnska, Siemens, o similar; donde se sabe que se pagaron coimas, pero nunca hubo culpables.

Si la decisión de Macri es alguna de las dos primeras, las consecuencias podrían involucrar el conocimiento de ilícitos que involucrarían a su propia familia. Si la decisión es la tercera, Elisa Carrió promete una crisis que derivaría en un posible estallido de la coalición de gobierno, a meses de la elección legislativa del 2017. La decisión presidencial es inminente. Y puede ser la más importante de la carrera política de Macri. Puede determinar que el Presidente cumple con su promesa electoral de refundar éticamente el poder Ejecutivo, caiga quién caiga y aunque el jefe de Estado sufra por su propia familia; o el estallido de la coalición que lo llevó al gobierno. Nada fácil para el presidente. Lo que probablemente se esté reflejando en su salud por estos tiempos.

P.D.: entre los eventuales involucrados, hay un "rico y famoso" que habría ejercido el rol de valijero, cuyo nombre sorprenderá a la opinión pública.

Opiniones (27)
23 de noviembre de 2017 | 12:52
28
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 12:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. brugebo y otros. No se quiere acusar a Macri de nada, por cuanto él ya está acusado en más de 200 causas judiciales, todas las causas que quedaron impunes y que en esta nota se hace mención, IBM, Skanska, Siemens y "otras" que dice aquí, tienen al Grupo Macri involucradísimo, investigado y declarado impune por la justicia corrupta que todo el país conoció con Menem en el Gobierno. Hay datos suficientes en internet para saber desde los registros oficiales sobre las 53 offshore que vinculan a Mauricio Macri con el lavado de dinero y la evasión, en el Lava Jato de Brasil, que es la causa del asunto Odebrecht, tenés suficiente información oficial para saber que están involucrados Oscar Vicente (amigo personal de Macri y miembro de la Comisión Directiva de Boca durante su presidencia), Centurión (publicista de Mauricio Macri en su incursión política en la Ciudad de Bs.As. que se tuvo que suicidar cuando fue acusado por corrupción por los brasilero y lo hizo luego de llamar a Mauricio que estaba de luna de miel con Awada), Gustavo Arribas, el de la AFI, que juega al paddle con Mauricio hace como 25 años y es el que vive en el Departamento propiedad de Macri, además de ser el intermediario en la venta de Carlitos Tevez (la primera vez) al Corinthians brasilero y de otros miles de jugadores que los tercerizaban con el Club Maldonado de Uruguay, donde ponían como cara a Ricardo Leiton, que es árbitro de la Liga de Maldonado y accionista de la offshore Mirlex S.A., que a su vez es accionista de la offshore Sideco Americana panameña, propiedad del Grupo Macri. También está Roberto Dromi, Carlos Menem, De la Sota, López (el de los bolsos en el convento), que tenía justamente el dinero entregado por Calcaterra como coima por lo del soterramiento (o si no cómo crees que se enteraron del tema los servicios clarinescos), Vázquez, Secretario de Ricardo Jaime, Joao Santana y su esposa que le manejaban las campañas a políticos argentinos como Duhalde, De la Sota y Macri. El corcho Rodríguez, que es el valijero que hablan en la nota y que era el esposo de Susana Gimenez. Los empresarios Benito Roggio, la empresa Techint (la que inauguró la planta en USA y que Macri festejó por eso). En Mendoza IMPSA y Cartellone están hasta los huevos en el asunto. Hay reuniones de brasileños realizadas en un hotel del Valle de Uco que figura en las delaciones. En fin, toda una linda gente que seguramente no querrá ser ensuciada y que seguramente quieren tapar. ¿Quieren mierda? Bueno, que venga mi viejo y que se vayan todos a la mierda, sean del partido que sea ¿O vos no querés eso?
    27
  2. Hace unos años participé del proyecto de un loteo y había que dejar un 15% de los lotes para los concejales, sino el proyecto no salía, así de simple! Ahí quienes son los culpables, los que quieren hacer el loteo o los consejales que extorsionaban para que sea viable cobrando con lotes??? Obvio que el precio del resto de los lotes subió un 15%... O sea, sin las bostas de esos funcionarios o del empleado público que solo te aprueba planos firmados por un pariente de él es que hay un 30% menos de lotes, casas, escuelas, barrios, calles, hospitales, seguridad, etc, etc, etc! Si esas basuras no pudiesen coimar, las empresas harían mejor su trabajo, porque no habría quien haga la vista gorda, como en Veladero... O sea, ya se sabe dónde está la mierda que nos impide ser del primer mundo! No necesitamos extranjeros que vengan a someternos, tenemos los bostas que piden coimas!
    26
  3. vevo, hubieras pedido los mismo desde el principio del gobierno K y yo te hubiera acompañado. Llorar ahora por algo que se viene derramando desde hace tiempo es al pedo. Y por si no te dan las cuentas llevan 1 año y medio de gobierno, no dos. Cuando un gobierno robó por 12 años no podes pedir que se arregle todo eso en un año y medio, pero por lo menos yo veo que algunas cosas están cambiando para bien y otras no tanto. Podrás estar de acuerdo o no pero es mi opinión. 12 años de desmanejos y no los vi a ninguno criticar ni los veo ahora hacerse cargo de los errores, solo llorar porque en un año y medio no tenemos un país que el gobierno Kirchnerista no nos pudo dejar en 12 años. Seamos objetivos para criticar.
    25
  4. Quien debe cuidar la guita del pueblo son los empleados y funcionarios públicos. Si estás lakras dilapidan nuestra guita para llenarse sus bolsillos merecen la pena de muerte. Intentar culpar a las empresas de tener que pactar con los vendepatria de estos representantes del estado es tan pelotudo como decir "el muerto se interpuso entre la bala y la pared, no fue mi culpa"!
    24
  5. Alguien escribió por ahí...la tipología K es culpar a Macri, pido disculpas pero creo que ha sido todo lo contrario, el tema de la herencia ya es preocupante deberían dedicarse a gobernar por lo ,menos, no pido que no chorreen porque sabemos que esta en la escencia y sería imposible pero hagan algo porque en estos dos años que les quedan dejen algo para que mis bisnietos puedan ver un mejor país
    23
  6. Los radichtospro quieren instalar el relato que M.M. es un pobre nene desdichado y maltratado por su papito. Que es bueno , el malo y el corrupto es el padre. Andaaaa
    22
  7. El Mugre esta en cadena de oracion hace varios dias (aunque no sepa persignarse ) Oderbrecht esta mucho antes del primer gobierno de Nestor. Todos los negociados con la familia del panameño, y del gobierno actual esta la escandalosa licitacion del Sarmiento. Ojala Gil Carbo banque la parada y salga a la luz los escandalos de la patria contratista de la familia Macri
    21
  8. Culpar a las empresas por los sobornos es como culpar a las balas por los asesinatos!
    20
  9. El grupo de los intelectuales con una sola neurona se acaba de refundar. A estilojuanpa, se le ha sumado rosandino. Ni a Menem si le dieran doce años como los comprendidos entre 2003 y 2015, le alcanzaría para afanarse todo lo que robaron (y siguen robando) la porota, su birolo marido y la descendencia de modelos que tienen.
    19
  10. Ya es hora que se dejen de joder muchachos, en serio. La tipología K es culpar a Macri de todo y si alguien les quiere hacer ver que el Kirchnerismo tuvo la culpa de algo o eran peores en algo te tildan de Macrista. Ya no les va el juego muchachos. En el Kirchnerismo esto ni se hubiera sabido, y sobre todo si está supuestamente metido De Vido. Acá por lo menos el ejecutivo rechazó arreglar todo por debajo de la mesa y ahora todo el mundo sabe lo que está pasando. Para mí eso ya es algo que representa un "cambio" respecto a la corrupción Kirchnerista, pero no quita que en mi opinión pretendo y espero que el Presidente haga lo correcto, que para mí sería que caiga quien caiga, sea pariente o lo que sea. Todos saben que la relación de Macri con su padre nunca ha sido buena y nadie puede elegir a todos sus parientes ni ser responsable de sus actos pero los K se resbalan en su propia baba con estos casos para tratar de traer agua a su pozo porque no lo pudieron hacer durante 12 años con buenas políticas, eso es todo. Creo que no ha de ser una decisión fácil como dice la nota, pero yo también pretendo que todo salga a la luz y que los que tengan que pagar paguen como corresponde. Lo demás y los comentarios K de más abajo son simple cháchara sin importancia para cualquiera que tenga dos dedos de frente.
    18
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia