opinión

¿Qué país queremos? Uno a lo Bielsa o uno a lo Sampaoli

No se trata de fútbol, se trata de personas. Una pequeña reflexión sobre la sociedad a la que apuntamos.

 A diferencia de lo que se puede pensar cuando se menciona a Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli no se viene a la cabeza ningún modelo futbolístico ni logro deportivo, se me viene a la cabeza el legado, imagen y enseñanzas que dejó cada uno en el país donde nací, Chile, y cómo cada uno puede reflejar qué tipo de sociedad queremos hoy en Argentina y en Mendoza.

No pretendo hablar de fútbol, ni de equipos, sino de la visión que tengo a partir de sus vidas públicas, sin conocerlos personalmente, pero reflejando lo que dejan en el ciudadano común.

Sin vueltas y directo, ¿qué sociedad queremos? Una a lo Bielsa o una a lo Sampaoli. La primera -para mí- es una que apunta a dar el máximo esfuerzo y tiene a la disciplina como un valor fundamental para crecer mientras, la segunda, es aquella que apunta a "ganar como sea" y "negociar con quién sea" con tal de alcanzar un objetivo.

Al otro lado de la cordillera, y aunque no ganó nada, extrañan a Bielsa y un porcentaje importante no quiere a Sampaoli (el que ganó la Copa América) por sus tratos y su forma de actuar. Dos modelos de personas, de vidas y quizás de sociedades.

Bielsa

Vivía en Chile cuando Bielsa llegó a ser director técnico de la Selección. Con el paso del tiempo fue mucho más que eso y se trasformó en un referente social que hasta hoy reconocen los ciudadanos en el vecino país. Sin ir más lejos, en un reportaje de la televisión española un chileno común entrevistado en el centro de Santiago dijo que a Bielsa lo extraña porque le dio "respeto y dignidad" al país, algo que fue mucho más allá del fútbol.

No negoció la disciplina y los valores, algo que hizo que su figura fuera conocida y respetada por todos, incluso, por los que nunca fueron allegados al fútbol. Desde las esferas políticas lo quisieron aprovechar como líder de opinión, pero se negó y mantuvo su bajo perfil. En resumen, inculcó el trabajo, el esfuerzo, la verdad y el respeto como valores fundamentales, lo que traspasó los límites de la cancha. No aceptó indisciplinas y no negoció cuestiones de valores que hacen a una persona, ni siquiera cuando se vio afectada una convocatoria o una "figura" tuvo que quedar fuera.

En 2011 y ante la salida de la asociación de fútbol de la persona que lo llevó a Chile, y después de conocer al nuevo rector del fútbol trasandino (hoy preso en Estados Unidos y en calidad de testigo protegido por el Fifa Gate), decidió renunciar, porque simplemente no estaba dispuesto a trabajar con personajes de dudosa reputación y con tratos pocos claros.

Sampaoli

Ese mismo personaje al que Bielsa rechazó, llamado Sergio Jadue, fue quien llevó a Sampaoli. Yendo al grano, ganaron una Copa América sin importar nada, pasando por alto las indisciplina y pésimos ejemplos de jugadores como Arturo Vidal (que chocó borracho y se lo perdonaron porque era fundamental para el equipo), o el de Gonzalo Jara, (jugador desleal cuya imagen recorrió el mundo por su dedo en el culo de Cavani y que no tuvo ningún tipo de sanción interna).

Cuando Jadue renunció y escapó a Estados Unidos -para entregarse y delatar- porque se vio acorralado por las coimas del Fifa Gate, Sampaoli apresuró su salida y se animó a decir que era "rehén" de un contrato. En ese proceso se descubrió que a través de una sociedad "off shore" cobraba "premios" que la pagaba el dirigente hoy preso. Por ese y otros temas aún tiene una investigación abierta en Chile por evasión fiscal.

Finalmente se fue con más silbidos que aplausos, criticando al fútbol chileno y dejando muchas dudas respecto a sus contratos.

Ahora, y aunque todo el mundo sabe que negocia con la AFA para venir a la Selección, sale en conferencia de prensa diciendo que no habla con nadie y que sólo está enfocado en el Sevilla. Le miente al mundo en la cara, pero la gente no es tonta y el viernes los hinchas lo silbaron por su actitud desleal. No por su rendimiento o porque se quiera ir, sino por una mentira.

¿Qué sociedad queremos?

Entonces, y aprovechando como excusa estos dos personajes del fútbol, yo me pregunto ¿qué sociedad queremos hoy en Mendoza y la Argentina?. Una a lo Bielsa que apueste por el esfuerzo, la disciplina y el trabajo, o una a lo Sampaoli, donde no importa nada y si tenemos que mentir para lograr un objetivo, lo hacemos sin problemas y logramos lo que buscamos.

En Argentina vivimos polarizados y parece que lo único importante es ganar y donde todo lo que piensa o hace el otro es un desastre y lo nuestro es lo que vale. 

Por eso es importante pensar hacia dónde queremos ir, a un país que reconozca sus errores o uno que busca ocultarlos y decir acá no pasó nada para seguir con los problemas que arrastramos hace más de una década.

¿Vamos a investigar las denuncias de irregularidades o vamos a buscar al padre de una fiscal para intentar poner palos en la rueda en el trabajo de otros?.¿Vamos a buscar la chicana o vamos a trabajar sobre valores sólidos para mejorar y poder tener un país mejor?.

La muerte de un hincha en Córdoba, por ejemplo, no es un problema sólo del fútbol, es de un problema de una sociedad violenta donde los valores se han perdido y la idea de imponer a cualquier costo es la premisa.

No es ganar a cualquier costo, es trabajar para ser mejores y sobre valores fundamentales que hoy no existen. El respeto, la disciplina, la buena fe son cuestiones que parecen básicas, pero que hoy están perdidas y olvidadas.


Opiniones (11)
22 de noviembre de 2017 | 23:47
12
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 23:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sr. periodista. Su silogismo tendría eficacia en un contexto donde el dinero no importa, pero pierde todo sentido dentro del capitalismo. Si tener valores redunda en un beneficio económico, seguro que todos haríamos eso. Ganar no lo es todo pero es lo importante en el contexto capitalista. Por lo tanto su pretensión de definirnos en qué queremos queda impactada de lleno por lo económico. Sino hablamos de blancas palomitas y sandeces irreales de un paraíso ficticio. La vida real no se maneja con palabras bonitas, valores valederos o siendo políticamente correcto, sino con la comida puesta en la mesa, el televisor encendido viendo películas, partidos y lo que uno quiera del lugar del mundo que quiera, con el carrito lleno del supermercado, con la seguridad de poseer una hermosa casa, con salir a comer, con poder tener un auto bueno, con pasear, con divertirse y con disfrutar de la vida. Si soy bueno, bonito y me porto bien y luego no tengo nada de eso, entonces quédese con Bielsa mientras yo disfruto de la vida y ud. escribe en sus memorias lo bueno que fue y la nada que vivió. Eso es capitalismo puro y mercado, algo que ud. defiende, así es que hágase cargo de la mierda que eso entraña.
    11
  2. quisiera saber que ganaron estos señores, para tener que estar pendiente de ellos las 24 hs
    10
  3. Buena nota; incómoda por demás para muchos/as.
    9
  4. Con la dirigencia que hay en afa Bielsa no agarra ni disfrazado de mono
    8
  5. Vamos a llevarlo al plano que corresponde. Ni uno ni otro son ejemplo de nada. Menos si está propuesto por un chileno. ¿Porqué no comenta que el caso Vidal, su borrachera y su inclusión, se debieron a que su actual presidenta se lo impuso a Sampaoli? Similar ejemplo al de Cris, que saludó a toda la selección Subcampeona del mundo, excepto a Mascherano y Messi, lógicamente por sus preferencias políticas?. Lo único que va a salvar a nuestro país no es seguir el consejo de alguien venido de afuera, sino tener la coherencia de no votar nunca mas a los delincuentes comprobados cada vez que agarraron el poder. Disfrazados de justicialistas, peronistas, montoneros, duhaldistas, menemistas y kirchneristas, si no aprendimos que les interesa un carajo la gente, solo sus bolsillos, una vez que prescindamos de ese mito de delincuentes, vamos a salir de una vez por todas. Hasta con Bauza.
    7
  6. Gracias por esta nota.
    6
  7. muy buena nota, demuestra que estamos en el horno de los valores sociales, en todo lo que hacemos, hasta en el futbol de potrero que juega nuestra selección
    5
  8. Bielsa.., un ejemplo de trabajo, esfuerzo, estudio....., y sobre todo, de coherencia más allá de los resultados
    4
  9. Esto es escribir por escribir... Gajardo puede tener sus gustos futbolísticos, pero no puede generalizar y juzgar. El fútbol es un juego y no puede de él sacar conclusiones éticas y sociales. Y mucho menos a partir de una sociedad hermana que sin embargo es muy diferente a la nuestra, lamentablemente para nosotros. Creo que necesitamos ser más honestos, TODOS, dejar de pontificar sobre las trampas de los demás mientras justificamos las nuestras. Cada uno debe asumir su compromiso, el periodismo también...
    3
  10. Esta muy bueno el ejemplo. Yo por simpre prefiero al tipo Bielsa (hasta en el mismo fútbol).
    2
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia