opinión

Portezuelo, una oportunidad que exige talla política

No hay mejor proyecto que el posible, el probadamente sustentable, el estudiado, reformado y acondicionado para cumplimentar requisitos y potenciar oportunidades.

Portezuelo, una oportunidad que exige talla política

Hace más de 60 años, cuando Anabel Fernandez Sagasti ni yo habíamos nacido, Mendoza empezó a soñar con Portezuelo del Viento.

Desde entonces acumulamos tanto esperanzas como frustraciones, que se hacía y que no, que se firmaban convenios y no se cumplían, que el lobby de quienes no querían a Portezuelo era más fuerte de los que veíamos allí una ventana al desarrollo y así, mil situaciones. Por una u otra razón, Portezuelo quedó como un objetivo que parecía imposible alcanzar.

Leé también: La propuesta de Fernández Sagasti para cambiar el proyecto generó polémica

Pero eso cambió hace poco, hace nada si lo vemos en la línea cronológica de 60 años. Un gobierno provincial dispuesto a avanzar e invertir tiempo, recursos y creatividad para conseguirlo, y un Gobierno nacional decidido a hacer esas obras que hace años están postergadas, constituyeronla combinación perfecta para que hoy estemos a las puertas de la licitación.

Hago este resumen para que entendamos que no es tiempo de vedetismo ni flashes, no es tiempo de poner sobre la mesa desde la intemperie lo que no se puso sobre un papel desde el poder.

El proyecto que avanza hacia la licitación, fue diseñado por una Unión Transitoria de Empresas (UTE), constituida por Jaime Lande, Inconas e Ingetec. Ingetec puntualmente, es una empresa colombiana que diseñó más de cien presas en todo el mundo. Pero si eso no fuera suficiente para confiar en este proyecto, el mismo fue auditado por la Universidad Nacional de Cuyo, que sugirió mejoras en cuanto a los métodos y materiales de construcción.

No hay mejor proyecto que el posible, el probadamente sustentable, el estudiado, reformado y acondicionado para cumplimentar requisitos y potenciar oportunidades. Los movimientos para plantear alternativas, no hacen más que, en esta instancia, alejarnos del objetivo y potenciar a sus detractores.

Más aún cuando las alternativas que se presentan tienen el rango que en ingeniería se conoce como de "idea", que nomina a las propuestas que no cuenta con los estudios de ingeniería y menos aún los económicos y ambientales. En este sentido, la propuesta que eleva hoy la senadora Fernández Sagasti, quedó en "idea" desde su aparición en los años ´70.

Es tiempo de sumar, de unir a Mendoza en un proyecto que expandirá la frontera agrícola, generará un dinamismo laboral extraordinario en el Sur provincial y dotará de energía renovable a miles de hogares.

Construir Portezuelo implica potenciar enormemente a Mendoza, que se capitaliza porque la presa queda bajo la órbita provincial y la energía que se venda, genera ingresos directos. Esto permitiría que Mendoza, que durante los ´60 inauguraba una presa cada cinco años y que hoy hace más de quince que no construye una, recupere una agenda de obras civiles sobre nuestros ríos, con lo que ello implicaría en términos agrícolas, energéticos e industriales, potenciando a la industria metalmecánica que tendría en el desarrollo de obras hidroeléctricas, un motor extraordinario.

Mendoza tiene en sus manos el proyecto de infraestructura más importante en décadas y para concretarlo, necesita una dirigencia política a la altura de ese proyecto.

Pongamos a Mendoza por delante, contengamos las individualidades y acompañemos desde nuestros lugares para que Portezuelo sea el inicio de un nuevo tiempo productivo y cultural. Mendoza que necesita reinventarse a partir los valores que llevamos desde siempre en nuestra sangre: esfuerzo, seriedad y cultura del trabajo; sumar al proyecto colectivo, es la mejor manera de empezar a hacerlo.

Enrique Vaquié

Opiniones (5)
20 de noviembre de 2017 | 22:07
6
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 22:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El proyecto que está ejecutando Cornejo es pagado por la nación en base a un acuerdo que firmarin hace una década Cobos y Kirchner... pero desde entonces NINGUNO de los gobiernos peronistas que tuvo Mendoza (alineados con K) lo llevó adelante... Ese acuerdo fue parte del RELATO hasta ahora, 10 años después, que por fin se trabaja en serio, y de relato está convirtiéndose en REALIDAD!! Espero que la señorita senadora Sagasti tome conciencia que representa a los mendocinos que la votaron, y se deje de hacer cortinas de humo para distraer la omisión que por diez años tuvieron sus kompañeros!!! Es hora de que los k dejen de ser mezquinos y que apoyen lo que es bueno para Mendoza.
    5
  2. Inmigrante, que jetón que sos.
    4
  3. vaquié que se dedique al banco nacion, que ahi lo pusieron sus amiguitos. de este tema no sabe nada, como de muchos otros. habla de producción, y resulta que con esta presa no se producirá ni un racimo más de uva. es solo para generar energía, y eso se puede hacer con energía solar y eólica, que son menos impactantes para el medio ambiente. para mí se justificaría el proyecto junto con el trasvase del rio grande, así tendríamos más agua para riego, se ampliaría la base productiva, eso sería RIQUEZA para mendoza, incluso para dejar contentos a los pampeanos. así es un gasto enorme, que ni siquiera aprovechamiento turístico va a tener, porque la zona no da para eso.
    3
  4. Puede ser que una mendocina, con semejante poder al ocupar una banca en el Senado de la Nación, pueda plantear estupideces que atrasan inversiones en la Provincia? Si, es Kichnerista Que opina el Partido Justicialista? se hará el distraído. Y los legisladores de Malargüe? ???
    2
  5. Muy bien dicho
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia