Deportes
En foco

DTs: el abismo entre el campeón y el subcampeón mundial

¿Cuántos técnicos ha tenido Alemania en toda su historia? Argentina está a punto de nombrar al tercer DT tras la Copa del Mundo Brasil 2014.

DTs: el abismo entre el campeón y el subcampeón mundial

El 13 de julio de 2014, en el mítico estadio Maracaná, Alemania y Argentina disputaron la final de la vigésima Copa del Mundo. La selección dirigida por Joachim Löw se impuso por la mínima diferencia y cortó con una sequía de 24 años sin títulos luego de vencer al mismo rival, por la misma diferencia y con las mismas camisetas en 1990.

Durante esa tarde, en Río de Janeiro, Alemania y Argentina jugaron un partido muy parejo. Cualquiera de los dos se pudo haber consagrado y, de hecho, durante los 90 minutos reglamentarios las mejores ocasiones fueron del equipo de Alejandro Sabella. Tras el 0-0, Mario Götze escribió su nombre en la historia al quebrar el marcador en el alargue y darle a su país el cuarto título mundial de su vitrina.

Sin embargo, detrás de ese partido parejo y de esa mínima diferencia en el marcador, las diferencias entre el campeón y el subcampeón son abismales y se mantienen hasta hoy.

Uno de los aspectos que más se destaca dentro de las diferencias entre nuestra Selección y la teutona es el de la asignación de los directores técnicos. Aquí, mientras la AFA intenta renacer y dejar atrás un pasado lleno de desprolijidades, está todo dado para designar al tercer técnico tras la salida de Sabella luego de Brasil 2014.

A lo largo de su historia Alemania ha tenido 10 entrenadores y sólo cuatro de esos diez no obtuvieron ningún título.

Desde 1908 hasta 1926 el equipo era armado por un comité de la Federación Alemana y en 1926 asumió Otto Nerz, quien llevó a la Selección hasta semifinales del primer Mundial, Uruguay 1930. Luego pasaron Sepp Herberger (campeón del Mundial Suiza 1954), Helmut Schön (campeón de la Euro ‘72 y el Mundial Alemania ‘74), Jupp Derwall (campeón de la Euro 1980), Franz Beckenbauer (campeón Mundial Italia ‘90), Berti Vogts (campeón de la Euro ‘96), Erich Ribbeck, Rudi Völler, Jürgen Klinsmann y Jocahim Löw (campeón en Brasil 2014).

Acá, sin contar al próximo, Argentina nombró a la misma cantidad de técnicos desde 1990. El único que ganó títulos fue Alfio Basile al levantar la Copa América en 1991 y 1993.

Con proyectos a largo plazo, Alemania ha sido siempre una potencia a nivel planetario. Le ha costado salir campeón del Mundo pero jamás ha dejado de ser protagonista, porque ha tenido el temple para no perder la línea a pesar de las derrotas.

El problema de los proyectos sostenidos en el tiempo ha sido histórico para Argentina, que sigue siendo potencia más por el talento de sus jugadores y el acierto de algunos de sus técnicos que por las decisiones dirigenciales.

La nueva dirigencia, con Claudio Tapia a la cabeza, tiene en sus manos la posibilidad de renovar el fútbol argentino y sentar las bases para el futuro. En algún momento habrá que resucitar a las selecciones juveniles para que sean el semillero de la mayor, habrá que dejar de pegar volantazos para trazar un camino que nos permita dejar de desperdiciar generaciones enteras de futbolistas que se han cansado de ser campeones en sus clubes pero no logran levantar el trofeo más preciado y habrá que dejar de depositar en un único jugador todas nuestras esperanzas.

Messi Copa del Mundo 2014

Si se desperdicia esta oportunidad, seguirá sonando el eco de aquella pregunta que dejó Diego Maradona el año pasado... "Después de Messi, ¿qué?".


Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 02:25
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 02:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho