opinión

Ahora hay que poner a Defensa Civil a trabajar en serio

Tras la salida del ex titular del organismo y la ineficiencia en la acción ante las inclemencias del tiempo, en el Ejecutivo provincial parecen haber entendido la importancia de que este organismo salga de sus cuatro paredes y trabaje en terreno con la comunidad.

Si hay un organismo que funciona mal en el Gobierno provincial y que es fundamental para los ciudadanos es Defensa Civil. Después de numerosos papelones y de la salida del ex titular del organismo, Oscar Pizarro, el Ejecutivo parece haber entendido que es necesario que esta entidad funcione de buena manera para entregar una respuesta adecuada a la población y -hablando crudo y claro- evitar que haya desgracias personales porque un organismo no tiene rumbo.

"No hay un buen sistema que alerte al ciudadano", dijo el gobernador el miércoles después de ver la destrucción que dejó en Guaymallén y San Carlos. Un diagnóstico que al parecer el gobierno no quería escuchar, porque desde muchos sectores y en por lo menos dos columnas anteriores en este diario advertimos que Defensa Civil tenía que salir de sus cuatro paredes y trabajar con la comunidad, una falla que tuvo la anterior administración y que se sigue sosteniendo con la actual.

Ahora es el momento para poner a trabajar seriamente a Defensa Civil, ya que por lo menos se entendió que algo anda muy mal y que de persistir la indiferencia ante estos problemas todo terminará con un costo irreparable, que son las vidas humanas.

Sin embargo, no basta con sacar al jefe que nunca entendió su responsabilidad y tampoco con gestionar la relación con el ciudadano a través del 911, es necesario modificar un sistema de funcionamiento arcaico que durante años no se enfocó en la población, con un trabajo constante de preparación y canales de información eficientes que permitan a cada familia saber cómo enfrentar las situaciones de emergencia que se pueden generar en la provincia.

Hoy, Mendoza no está preparada para emergencias de magnitud, y una muestra es que ni siquiera está en condiciones de enfrentar situaciones básicas como un lluvia abundante o el granizo. Con 10 milímetros la ciudad se inunda y siempre en los mismos lugares. Si no somos capaces de solucionar lo evidente -como la permanente inundación del túnel de acceso al Shopping- y que tiene respuesta en la ingeniería, no pretendamos tener buenos resultados si viene algo mayor e impredecible, como un terremoto.

Aún no se ha solucionada nada y el problema persiste, pero parece que hubo un clic en la cabeza de quienes realmente toman las decisiones, lo que entrega una luz de esperan de que las cosas pueden cambiar. Pero hay algo claro, no sólo hay cambiar nombres y sumar un teléfono, hay que refundar la institución y aplicar políticas de seguridad adecuadas y efectivas.

Basta de una Mendoza inundada en cada lluvia y colapsada porque los ciudadanos se encontraron de sorpresa con un fenómeno ante el cual -aunque se supone que deberían- no saben reaccionar. Es hora que Defensa Civil salga de una oficina y la gente conozca sus caras y sepa como actuar, porque no hay otra forma si no es con cada habitante, porque son ellos los llamados a saber reaccionar. Sin embargo, eso no es posible si no hay un estado trabajando seriamente en la prevención y en la acción.

Será clave la elección, por parte del gobernador, de un director de Defensa Civil con una visión amplia y clara respecto a la prevención y la emergencia, alguien que no se quede en su oficina trabajando a control remoto, alguien que entregue confianza a la comunidad y recupere la confianza en una institución que hoy no da seguridad, sino que da miedo.

Opiniones (8)
17 de diciembre de 2017 | 11:08
9
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 11:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Defensa civil es como el EPAS y algunas otras reparticiones: un depósito de gente que, o sobraba o estorbaba en otras entidades, o más simplemente, se le dió un carguito para que vegetara.
    8
  2. Desde la mitad del gobierno de Cobos cuando comenzo la crisis de seguridad,lo que motivó la catarata de ministros de seguridad que llegaban y se iban, comenzo la destruccion de Defensa Civil, perdida de su lugar fisico en el Ministerio, lo que motivo perder el salon dende se dictaban cursos a la poblacion por ejemplo. Defensa Civil no puede funcionar si no tiene un jefe de Operaciones y un jefe de capacitacion, hay que capacitar a la poblacion como autodefenderse, de nada sirve el aviso si no conocen medidas de autoprotecicion Carecer del jefe de operaciones es perder el nexo entre los planes y la poblacion por dar un ejemplo
    7
  3. Coincido, si seguimos haciendo lo mismo, obtendremos iguales resultados. Debemos pasar de la política de corto plazo (4 años) a cargo del funcionario (amigo) de turno. A una política de Estado de largo plazo (10 ó 20 años) con una nueva de Ley de Protección Civil RRD, Planes y Programas para la gestión de reducción de riesgos de desastres RRD según ONU a cargo de profesionales multidisciplinarios (Técnicos, Administrativos, meteorólogos, comunicadores sociales, etc.) que por concurso su coordinador responsable operativo tengan estabilidad, respaldo legislativo, autoridad y autonomía en la gestión de recursos ordinarios (Antes de las emergencias / Prevención y/o planificación urbana, Durante las emergencias / primera respuesta salvamento y rescate) y extraordinarios para el Después / acciones de re silencia y/o recuperación de la normalidad.
    6
  4. Es tremendo. Te enterás que va a caer granizo cuando ya tenés el auto abollado a piedrazos; que una calle está cortada, cuando llegás, junto a otros cincuenta autos, al cartel que ponen inmediatamente en el punto en el que comienza el corte; y así con multitud de situaciones previsibles, por lo menos, con una hora de anticipación. Tan difícil es a los que manejan la información, brindarla? Y así evitar accidentes, daños, molestias y trastornos? Todos tenemos un celular, AVISENNN! Para colmo de males, después tardan años en reparar (emparchar) las consecuencias, llámese baches, llámese puente de Uspallata que se llevó el agua y no pueden todavía reemplazarlo (papelón).
    5
  5. La verdad de Mendoza, como debe ser en el resto del país, no estamos preparado para ninguna catástrofe, tenemos todo atado con alambre, es una vreguenza, le dan a los privados y grandes empresarios licitaciones por plata y coima, y no privilegian la seguridad de los mendocinos que pagamos nuestros impuestos para crecer todos los años. Los Ceosa, Vila, Cartelone, Pescarmona, es una vergüenza y la mayoría de funcionarios corruptos que se enriquecen Acosta de de estar 4 años en el poder, Vaquie, Perez, Jaque, Perruco Leiva, Cazaban, Pereyra del Casino, Bianchinelli, Ciurca, Miranda, Lopez Puelle, Lobos, Alonso, Cobos, Serralta, Cichitti, Parisi, etc, nadie los va a investigar, hay de todos los colores, corruptos. Tienen fortuna y viven como reyes. Anoche averigüen, festejaron la mayoría en la despedida de Vila que gracias a Dios uno de va a Miami a vivir. Todos bailando y festejando. De la plata de la gente. Esto es Mendoza, pura ipocrecia
    4
  6. Las obras de ingeniería se resuelven con ingenieros que practican la ingeniería y no el empleo público, en el que están por la obra social y la jubilación, y se dedican a los trabajos personales. a primera hora marcan tarjeta, desayunan, leen el diario, salen a hacer los trámites particulares, regresan a marcar tarjeta . . . . . . . .y hasta mañana para repetir la rutina.
    3
  7. Esta manga de inútiles no sabe ni hace nada... en Dorrego les limpiamos las cunetas y no son capaces de levantar las hojas con un camión... pero flota de camiones compran y las tasas municipales son las más caras del mundo...
    2
  8. A una semana del siniestro nadie hizo nada ni Vialidad Nacional en puente de hierro ni el Municipio han mandado un operario con una pala a despejar alcantarillas todo esta peor y volvería a pasar lo mismo
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho