opinión

Un debilitado Trump exhibe el poder de Estados Unidos en Siria 

Gracias a la acción militar en Siria, la popularidad de Trump, que había caído a un mínimo histórico en las encuestas, probablemente vuelva a aumentar.

Un debilitado Trump exhibe el poder de Estados Unidos en Siria 

Transcurridos apenas 77 días desde que llegara a la Casa Blanca, Donald Trump hizo uso de la opción militar: En la madrugada del viernes, buques de guerra estadounidenses lanzaron 59 misiles Tomahawk contra una base aérea militar siria cerca de la ciudad de Homs.

Fue una acción de represalia por el ataque en la ciudad de Jan Sheijun hace pocos días, en el que presuntamente se usó gas tóxico y que dejó más de 80 muertos. Según Washington, los aviones sirios que lanzaron el agente químico habían partido desde esa base.

Trump responsabilizó directamente al presidente sirio, Bashar Al Assad por el ataque, el cual calificó como un "acto de barbarie".

La intención del presidente estadounidense, que ordenó el ataque del viernes en su calidad de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, era enviar un mensaje al régimen de Damasco y dejar claro que el uso de gas tóxico amenaza los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, según manifestó el propio Trump en tono dramático.

En la breve declaración en la que anunció el ataque -al margen de un encuentro con el presidente chino, Xi Jinping, en Florida- Trump mencionó a Dios cuatro veces. Es la fórmula habitual que utilizan los presidentes de Estados Unidos cuando intentan lograr el apoyo de la población para una intervención militar.

La oposición, de hecho, no tardó en aplaudir el ataque, aunque con reservas. "Está bien asegurarse de que Al Assad sepa que tiene que pagar un precio si lleva adelante acciones tan despreciables", señaló en un comunicado el líder de la oposición democrática en el Senado, Charles Schumer.

Gracias a la acción militar en Siria, la popularidad de Trump, que había caído a un mínimo histórico en las encuestas, probablemente vuelva a aumentar. Es sabido que a la hora de un conflicto militar, el país tradicionalmente se coloca detrás de su líder.

Sin embargo, con el ataque en Siria Trump corre también un grave riesgo. Por un lado, el hecho de no haber informado previamente al Congreso de sus planes supone una violación de la Constitución, según denunciaron algunos expertos y políticos de la oposición demócrata.

Por el otro lado, y éste parece el punto más problemático, el lanzamiento de 59 misiles Tomahawk -llevado a cabo desde una distancia segura por un buque en el mar Mediterráneo- exige una estrategia que dé continuidad al ataque, ya que, de lo contrario, su efecto se desvanecerá.

Pero Trump todavía no tiene una estrategia para Siria. Su llamado al "mundo civilizado" para unirse a Estados Unidos suena, más bien, como un grito pidiendo auxilio.

La opción de un despliegue de tropas terrestres de Estados Unidos en Siria con el objetivo de imponer zonas de seguridad es algo para lo que Trump, desde el punto de vista político, difícilmente lograría un acuerdo en su país. Toda vez que, desde hace años, los diplomáticos en todo el mundo advierten que la crisis en Siria no tiene solución militar: La situación es demasiado compleja, hay muchas naciones involucrados y demasiados intereses en juego.

El potencial alcance de la operación militar de Estados Unidos, sin embargo, aún no se puede medir: Con el ataque en Siria, Washington no solo pone en riesgo su libertad de acción de cara a otras crisis, sino que también arriesga una confrontación abierta con Rusia.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, acusa a Moscú de haber fracasado en la lucha contra los crímenes de guerra en Siria. En sus palabras, Moscú apartó la vista o no tiene la capacidad, como había prometido, de luchar contra el programa de armas químicas de Assad.

Moscú, naturalmente, tiene un punto de vista completamente distinto. "Toda la responsabilidad recae en quienes inician estas acciones militares muy cuestionables y de trágicas consecuencias", advirtió el embajador ruso adjunto ante la ONU, Vladimir Safronkov, en Nueva York.

Hasta hace poco, parecía que Trump quería mantenerse al margen del conflicto sirio y llegar a un acuerdo con su par ruso, Vladimir Putin, al que tantas veces ha elogiado.

Antes de asumir la presidencia, cuando todavía era un ciudadano común, Trump había advertido en 2013 a su predecesor Barack Obama que no debía dejar que Estados Unidos se involucrara en un nuevo conflicto militar en la región. Lo dijo después de un ataque con gas tóxico todavía más grave que el que ocurrió presuntamente hace unos días.

Como candidato y luego como presidente electo, Trump hizo hincapié en que los tiempos en los que Estados Unidos era el Policía del mundo, se involucraba en conflictos internacionales o incluso promovía un cambio de régimen, eran cosa del pasado.

Hace menos de una semana, Tillerson dijo durante su visita a Ankara que el futuro de Al Assad dependía sólo del propio pueblo sirio y que la crisis de Siria debía resolverse con la ayuda de Rusia. Trump, agregó, prefería dedicarse a la creación de puestos de trabajo en su país en vez de ocuparse de crisis en el extranjero.

Pero ahora las cosas parecen haber cambiado: No hay lugar para Al Assad en el futuro de Siria, dijo Tillerson horas antes del ataque. En la misma línea, Trump dijo: "Creo que él (Al Assad) es el responsable de los hechos. Y que algo debe ocurrir".

Y solo pocas horas después, ocurrió. El Pentágono publicó un video que muestra cómo desde dos destructores lanzan misiles Tomahawk. "Son excepcionalmente precisos," explicó el ex portavoz del Pentágono, John Kirby, a CNN. Según fuentes sirias, el ataque causó varios muertos y heridos.

De acuerdo con el Pentágono, los soldados rusos que se encuentran estacionados en la región fueron advertidos del ataque. Pero una de las muchas preguntas abiertas que deja esta operación militar de Estados Unidos en Siria es, precisamente, lo que Rusia sabía realmente y cuándo se enteró de ello.

  Por Michael Donhauser (dpa)  

Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 23:48
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 23:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia