En foco

Radicales al diván: Operativo #VaquieNoTeVayas, en medio de "pedos atajados"

Los tres días de espera que más alteraron al gobierno de Cornejo. Entre el divismo, el ninguneo, las especulaciones y las oportunidades.

Radicales al diván: Operativo #VaquieNoTeVayas, en medio de pedos atajados

 La todavía potencial salida de Enrique Vaquié del gabinete de Alfredo Cornejo se parece más al resultado de un gran malentendido que a una jugada política de ajedrez. Algunos indicios del caso refuerzan un escenario más personal que político, aunque con consecuencias más políticas que personales.

Dentro del equipo de gobierno y sus adyacencias dirigenciales, se enfrentan al menos dos grupos conceptuales: los que sostienen que "culpa de Cornejo perdemos a Vaquié" y se sustentan en la campaña reeleccionista como detonante de la decisión del superministro de abrirse, como si alguien lo hubiera predestinado a ser el futuro gobernador; y los que lo acusan de "divismo" y especular en tono personal, señalándolo casi como un "traidor" que pone en riesgo la estabilidad electoral del gobierno de Mendoza en un año clave.

Cornejo vaquie

Los primeros se apresuran, porque para que Cornejo gaste tiempo en dedicarse a su reelección, tiene que salir primero una ley, luego conseguir el 51% de los votantes que apoyen una reforma de la Constitución y después que la asamblea constituyente le de tal posibilidad. Hoy estamos hablando, claramente, de un sueño o una entelequia, pero no de una pesadilla capaz de no dejar dormir a Vaquié.

El segundo pelotón también se apura a descalificar a un hombre en quien Cornejo depositó una responsabilidad enorme al conducir tres ministerios al mismo tiempo. Si lo demuelen, cae con él la mampostería de la propia administración.

Vaquié tiene asegurado el puesto en el Banco Nación, pero tampoco es que "clamen" por él como se cree. Sí acredita méritos, capacidades y diplomas suficientes como para ocupar el espacio que dejó vacío la salida de Enrique Szewach en la vicepresidencia, el segundo después de Javier González Fraga. No le están implorando que lo ocupe, sino que simplemente fue invitado a hacerlo y todo indica que aceptó antes de consultarlo, no solo con el gobernador, sino con su equipo propio, el mismo con el que contaba para catapultarse a la carrera por la gobernación.

 enrique vaquie alfredo cornejo mdz

Vaquié tiene el ofrecimiento desde hace al menos 10 días, aunque se habla de 15. Cornejo lo supo recién el domingo. El resto del gobierno, los partidarios y la sociedad se enteraron por MDZ. Es probable que Vaquié no haya querido "molestar" al mandatario con esta inquietud, atento a los problemas con las grúas y docentes que tenía que enfrentar, pero suena a una excusa infantil dado la trascendencia de la decisión. Más bien, emerge la posibilidad de que el migrante ministro se haya sumergido en una situación basada en sensaciones personales: que no vaya a tener protagonismo aquí, que su carrera política resulte acotada por la ambición reeleccionista de Cornejo o que, directamente, pueda ofrecer más al servicio público desde el Banco Nación.

Cornejo Vaquie

Lo que seguramente no tuvo en cuenta es que mucha gente dentro del gobierno, pero fundamentalmente de su partido, lo llamarían a la reflexión. Eso está pasando en diversos canales y con tonos también diferentes. Allí aparecen desde un sutil "operativo clamor" de los militantes propios que ven esfumarse a un líder, hasta el "no te vayas Vaquié" que le enrostran aquellos que, frontalmente, lo acusan de generar un problema de gestión en el año electoral y dan vuelta una de las dos consignas en pugna: temen que en lugar de que "por culpa de Cornejo se va Vaquié" a "por culpa de Vaquié se complica el gobierno de Cornejo".

El asunto a desentrañar no es tarea para periodistas: ¿Vaquié se cree más acorralado políticamente en Mendoza de lo que realmente está? ¿O Cornejo lo sobrevalora como equilibrio y gestor dentro de su gabinete después de supuestamente "congelarlo" por disputas internas a futuro?

La política, una vez más, tiene dosis fuertes de personalidad de sus protagonistas. Y, como tal, el análisis en algunos casos, corresponde hacerlo con los protagonistas recostados en un diván.

(*) "Pedos atajados" es una frase popular comparable al uso de "sacar el entripado": cuando hay broncas contenidas que molestan. Su salida puede ser de muy mal gusto.

Opiniones (4)
19 de noviembre de 2017 | 18:34
5
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 18:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Coincido con el comentario de valletano. Cornejo no lo dejó hacer, por el contrario, gente que dependía directamente del ministerio de Vaquie, como por ejemplo el administrador de Vialidad que lo ninguneaba y obviaba, porque decía que el directamente hablaba con su amigo (¿o socio?) Alfredo. Estimo que como estas historias habran varias. Se va lo mejor de esta gestión, y lo peor es que el unicato que manejó a Godoy Cruz durante 8 años se sigue adueñando de la pcia. Los radicales de pura cepa....imagino que estaran decepcionados, por que esta provincia no la gobierna el Radicalismo ni Cambiemos, la desmaneja el Unicato de Godoy Cruz, con todas sus prebendas , vicios y por sobre todo ....negocios.
    4
  2. che y si se va Kerchner y nos ahorramos cuatro sueldos!
    3
  3. No debería irse y cornejo debería "dejarlo hacer", no imponerle nombres para las segundas líneas
    2
  4. "Businesses are businesses"
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia