opinión

La hora de la tarea: lo que la Vendimia nos dejó

La hora de la tarea: lo que la Vendimia nos dejó

 Estos días, como todos los años, tuvimos dos Vendimias. Una, la de la celebración, que combina en eventos multitudinarios nuestra cultura, la historia de Mendoza y nuestra proyección al país y el mundo. Pero hay otra Vendimia tan importante como aquella: la que reúne a emprendedores, funcionarios y especialistas, la que permite analizar el desarrollo del sector vitivinícola, la que establece prioridades y señala pendientes.

Esta Vendimia, la que aprovecha la celebración para pensar estratégicamente a la vitivinicultura argentina, dejó buenas señales y varias tareas. Lo positivo: hay un cambio de paradigma entre los distintos actores del mundo del vino que, de acciones aisladas y autónomas están pasando a expresar,entre los eslabones de la cadena, una coordinación que genera expectativa.

Coordinar en un marco de institucionalidad que respete y potencie la diversidad de miradas, está pasando de ser un agujero negro del mundo vitivinícola a ser un activo del sector en Argentina. Así se consiguieron avances en la deuda de los productores por corresponsabilidad gremial, y así conseguiremos cambios en la legislación porteña que restringe la publicidad de bebidas alcohólicas.

Profundizar la institucionalidad será esencial, además, para conseguir hacer realidad el proyecto de Ley de Jugos Naturales (que presentó en su última versión, Luis Borsani); para que el combate de la polilla de la vid, deje de estar atado a los gestores, para convertirse en una política inalterable; y para desarrollar un programa de créditos para productores que quieran reconvertir viñedos, mecanizar el trabajo o instalar malla antigranizo.

Que nuestra vitivinicultura crezca en los mercados del mundo requiere de tres condiciones básicas: políticas consistentes, plazos amplios e instituciones sólidas. Podemos hablar de competitividad, reconversión, inclemencias o estrategias comerciales, pero para cualquiera de estos aspectos, hace falta consistencia política, amplitud en los pazos y solidez en las instituciones. Ahí hay que apuntar, desde esos pilares debemos trabajar.

La vitivinicultura está iniciando un proceso de recuperación y vamos a acompañarla. Mendoza está saliendo del estancamiento y la frustración y lo está haciendo de la mano de lo que la hizo grande: sus emprendedores.

Opiniones (3)
17 de diciembre de 2017 | 01:02
4
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 01:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. no tenia la menor nocion de esta maniobra entre gallo y medianoche. Feliz viaje a Bs.AS.
    3
  2. Siga mintiendo y robandole al pueblo Sr.Vaquie Ud, Keschner y Cornejo, Nosotros pobres estupidos seguimos sus sueños de grandeza ,mientras el Gobernador les paga HABERES SIDERALES. uD ES UN ESBIRRO DE sANZ y como tal actua,entretanto hace trizas el Partido Radical en aras de su bienestar propio.-Han dejado la gente capaz del Partido para irse encaramando y COBRANDO SUELDOS enormes para su bienestar, sin importar a quien dejaban de lado .- Es una verguenza que ahora salga descubriendo el mundo. No tiene Ud. la menor nocion de lo que es un BANCO,como otros Profesionales RADICALES,b esto no importa mientras ESTE METIDO en la politica del sR, Sanz y sus triquiñuelas.-Estoy seguro que el POBRE
    2
  3. No seas cagón y no te vayas. Da la pelea desde adentro
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho