opinión

Tres de las principales cuatro provincias petroleras registraron fuertes caídas en 2016 (promedio del desplome: -4,4%)

Tres de las principales cuatro provincias petroleras registraron fuertes caídas en 2016 (promedio del desplome: -4,4%)

 La producción de petróleo registra la peor caída desde 2011 gracias al pésimo e inexplicable desempeño macrista. El oficialismo no sólo fabricó una crisis energética, sino que se plegó a la crisis petrolera internacional bajando el precio del barril interno, lo cual ha traído graves consecuencias para las cuatro principales provincias petroleras (Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Mendoza) en cuanto a la performance en la producción.

Desplome del crudo a nivel nacional y la farsa de los combustibles
La caída del precio interno del petróleo trajo a aparejado un desplome exorbitante en la producción petrolera, sumado a despidos, suspensiones y flexibilización laboral para los trabajadores del rubro, así como una alta capacidad ociosa principalmente en las provincias patagónicas.

Energia

Fuente: OETEC en base a datos del Ministerio de Energía. Incluye gasolina estabilizada.

El macrismo logró en apenas un año de gestión destruir la recuperación petrolera iniciada en 2012, tirando abajo de forma inédita -para el último lustro- al segundo insumo en importancia de nuestra matriz energética primaria: -3,84% en relación a 2015 o 1.228.995 metros cúbicos menos de crudo extraídos. La baja en el precio interno del barril de petróleo es la principal causa que explica la caída de la producción en el plano nacional y provincial.

El desplome de la producción de petróleo de las principales provincias productoras
En Neuquén, la producción de petróleo representó el 21% del total nacional durante el 2016. Pero dicha producción cayó un 3% el año pasado, tras dos años de subas consecutivas. Cabe destacar que el petróleo neuquino (Medanito) es el que se refina en las destilerías nacionales. Por lo tanto, en un país importador neto de combustibles, la desaceleración de la producción de crudo refinable es una noticia poco alentadora. ¿Será que el macrismo prefiere importar más combustibles o formará parte de la estrategia de sabotaje contra YPF?

En Chubut, la producción de crudo representó el 29% del total nacional en 2016, siendo la primera productora. Sin embargo, en la performance del año pasado, se advierte que el desplome fue el más agudo de todos, pasando de 2,6% de crecimiento interanual entre 2014-2015 a -5,1%. Siendo que el petróleo extraído de Chubut es destinado mayormente a exportaciones, la crisis internacional y la tendencia del gobierno de acoplar el precio del crudo interno al internacional explican la caída.
En Santa Cruz, la producción petrolera representó el 20% del total nacional en 2016, transformándose en la tercera productora. Esta provincia fue la única de las cuatro grandes productoras que registró caídas luego de la recuperación de YPF. Pero de una importante desaceleración entre 2014 y 2015 se pasó a una drástica profundización de la tendencia negativa durante el primer año de gestión macrista (de -2,2% a -5,1%). A diferencia de Chubut donde la caída de YPF como productora no tuvo mucho impacto en la caída generalizada de la provincia, en el caso de Santa Cruz el desplome de YPF explica cerca del 30% de la retracción en sus volúmenes (cayó de 1,4% a -3,5% para iguales períodos). ¿Habrá existido alguna decisión oficial de perjudicar a la emblemática provincia?
En Mendoza la producción petrolera explicó el 15% de la producción nacional durante 2016. La provincia no cayó en su producción de crudo pero registró una fortísima desaceleración. De 5,4% interanual en 2015 respecto del año anterior, se bajó a un 1,3% para 2016-2015. La diferencia en volumen del primer período fue de 236.894 metros cúbicos, contra 58.775 en el segundo. El desempeño de YPF como operadora parece haber jugado fuerte en la tendencia decreciente: de 186.209 m3 cayó a 64.979 (un 35% de caída).

Conclusiones
La "doble crisis" fabricada por el macrismo trajo gravísimas consecuencias para la producción nacional de crudo así como para las cuatro primeras provincias productoras (promedio del desplome del -4,4%). No pueden soslayarse los intereses del cártel de empresas presididas por el Grupo Shell al frente del Ministerio de Energía, sus intereses importadores de combustibles y su necesidad de doblegar a YPF. Asimismo, la duplicación de la caída para Santa Cruz -en la que la merma de YPF jugó un importante rol negativo- levanta sospechas sobre si existió una orden del Poder Ejecutivo hacia YPF para afectar deliberadamente la emblemática provincia.

֧٤

Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 14:49
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 14:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho