opinión

Las manos que hacen el vino

Los trabajadores migrantes son parte fundamental de la industria más representativa de Mendoza.

Las manos que hacen el vino

  *Columna del programa After Office, en MDZ Radio  

Hace unos días una señora me saludó cerca de la terminal. No la reconocí. Ella se animó a hablarme y me recordó de dónde nos conocíamos. Era Viviana, que hoy es abuela. Ella viene a Mendoza desde hace 25 años a trabajar. Ahora lo hace con sus nietos. Es santiagueña y viene en octubre a Mendoza para comenzar el raid de trabajo: el ajo, la fruta y la vid al final. Trabajan en Colonia Bombal y Lavalle. Casi siempre con los mismos patrones. Viven en carpas y reparten tareas. Todos trabajan, la mayoría no pudo seguir la escuela. A fines de marzo recién vuelven a su casa. Hace 11 años conocía Viviana cuando recorría fincas para un reportaje sobre trabajadores migrantes. "Nos hemos criado en carpa y estamos acostumbrados, igual que mis hijos. La vida así es dura, pero vamos donde está el trabajo", me había dicho Viviana en 2006. Ahora, ella viene a Mendoza con el mismo plan: buscar trabajo

Por las características de la producción mendocina, que requiere mano de obra intensiva, Mendoza es una de las provincias con mayor cantidad de trabajadores migrantes. Les llamamos trabajadores golondrina, pero yo prefiero no usar sinónimos que hagan referencia a animales porque naturalizamos sus condiciones precarias.

Vid trabajadores

Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Salta y Bolivia son algunos de los sitios de donde más personas vienen a trabajar. Muchos de ellos en condiciones infrahumanas: sin baños, sin acceso a agua potable, incluso sin posibilidad de salir de la propia finca.

La industria madre de Mendoza aún tiene mucho por mejorar y rendir cuentas en materia de derechos humanos y sociales. En Mendoza hay cerca de 60 mil personas que trabajan en la uva. Pero solo hay 23 mil registrados. Según el Ministerio de Trabajo de la Nación el 58% de los obreros de la vid están en condiciones precarias y en negro.

Esta semana vamos a brindar para celebrar el vino, uno de los productos más nobles de Mendoza. Es bueno tener presente en el brindis a Viviana, a su familia y a todas las manos curtidas que hacen ese vino.


Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 23:46
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 23:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho