Economía

 Reaparición con la UCR, ¿si gana el peronismo? y el flagelo del superpeso

Lo que pasó, lo que pasa y lo que pasará. La columna de cada domingo de Carlos Burgueño, para MDZ.

 Reaparición con la UCR, ¿si gana el peronismo? y el flagelo del superpeso

Lo que pasó. Reaparición, con la escudería radical 

 Puede ser, hasta ahora, la reaparición del año. Y aunque ya fue noticia fotográfica por haber participado de algún evento social a plena sonrisa, la del viernes fue la primera oportunidad donde el hombre en cuestión participó de un evento político público y abierto. Alfonso Prat Gay eligió la tribuna de la Unión Cívica Radical (UCR) para volver al ruedo. Fue en la cumbre que el partido sostuvo en Villa Giardino, Córdoba, a plena sierra y crítica velada al oficialismo. El ex ministro de Hacienda y Finanzas, que no es afiliado a la UCR, vivió el evento en primera fila, agradeciendo cada abrazo y apretón de manos, y, porque no, hasta algún beso de alguna radical entusiasmada. Y si bien no participó de ninguno de los múltiples debates donde se discutió, de manera crítica pero no rupturista, la intervención del radicalismo en Cambiemos, su sola presencia ya fue una noticia. A partir de su concurrencia, obviamente, comenzaron las especulaciones. ¿Será Alfonso Prat Gay precandidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires y por una línea interna de Cambiemos? ¿Será por el radicalismo? ¿Será en una interna con algún candidato de línea más oficialista? ¿Será con apoyo de Mauricio Macri, ya que seguro no tendrá el aval de Marcos Peña? ¿Será en alguna línea con el ahora embajador en los Estados Unidos Martín Lousteau? La presencia y vuelta al ruedo de Prat Gay despertó todas estas preguntas. Habrá más capítulos en esta historia.

Lo que pasa. ¿Y si gana el peronismo?

La pregunta no surgió en la Argentina, sino que viene importada de Madrid. Fue la que en muchas oportunidades recibieron los funcionarios locales, incluyendo el presidente Mauricio Macri, en su viaje de Estado a España, donde el jefe de Estado recogió muchos más aplausos y felicitaciones que críticas y cuestionamientos. Y donde se demostró que sólo el tema Telefónica y la entrega gratuita del servicio de 4G al grupo Clarín es la cuestión política que deben resolver los gobiernos de los dos países. Quedó claro que todos le creen a Cambiemos cuando el gobierno habla de un cambio de rumbo, del fin de los "cortocircuitos" del pasado reciente y del compromiso de reordenar y racionalizar la economía. Macri dejó en claro también que apoya una vieja propuesta de la Unión Europea, de la que el kirchnerismo se convirtió por años en su bombardeo oficial: un potencial acuerdo entre ese bloque y el Mercosur. Tratado donde además Madrid se convertiría en la puerta de entrada diplomática y comercial para los países latinoamericanos. Todo para una misión firme y constante: convencer a los capitales españoles de que, ahora sí, vuelve a ser conveniente y seguro invertir en la Argentina. Sin embargo no hubo promesas concretas, contantes y sonantes de euros españoles que estén por llegar al país. Y todo por una situación política difícil, casi imposible, de contestar. ¿Y si en las próximas elecciones gana el Peronismo, y el macrismo pierde poder político y no puede profundizar los cambios que necesita la economía? Y por peronismo, la pregunta apunta al kirchnerismo. Quedó en claro en Madrid que el recuerdo del paso por el poder de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, especialmente esta última, no fue la mejor experiencia para los capitales españoles, y que la sola posibilidad de un regreso aunque sea lejano, provoca dudas. Dudas que el macrismo no puede responder.

Lo que pasará. El flagelo del superpeso.

La cotización del dólar según el cierre del viernes pasado fue de 15,81 pesos, 40 centavos menos que el jueves; y estacionándose ya en el peligroso límite de menos de los 16 pesos. Para tener una idea de la dimensión del problema, el propio oficialismo (según lo que indica el presupuesto para este año) contabilizaba que para esta época del año ya podría haberse pensado en un dólar rumbo a los 17 pesos. Luego, el cronograma, indicaba unos 18 pesos para comienzos de la segunda mitad del año hasta llegar a los 19 de diciembre. Para el oficialismo, con una inflación de 17% anual, ese sería un precio razonable y competitivo para el dólar. La cotización de 15,81 pesos del viernes, provoca ahora cierta preocupación; aunque haya explicaciones simples para el fenómeno. La muy buena perfomance que viene mostrando el blanqueo y que le aportará más de 10.000 millones de dólares limpios al gobierno y que terminará en marzo; la aceleración por cuestiones temporales de la liquidación sojera tradicional para el primer trimestre de cada año; y el incremento de las operaciones de colocación de deuda en dólares en el exterior por parte de la Nación, pero también de varias provincias y empresas privadas, aceleraron una oferta de divisas con una demanda algo estática. En definitiva, conviene por estos tiempos apostar a un peso con tasas de interés avaladas por el Banco Central de 24% anual, que un dólar, que según los analistas financieros, aún le costará llegar a los 19 pesos para fin de año. Lo que se dice, un superpeso, aunque temporal.

Opiniones (1)
21 de noviembre de 2017 | 18:58
2
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 18:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo fui parte de la UCR, que no estaba contaminada por todos hdp que la han hecho el azmerreir de cualquier persona medianamente inteligente. Este prat puto, tendría que dejar de tentar a su suerte, y no aparecer durante mucho tiempo en público, a ver si nos olvidamos de las cagadas que se mandó, y como se llenó los bolsillos en poco tiempo con las devaluaciones.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia