opinión

Comienzan en Quito las conversaciones de paz con el ELN

Comienzan en Quito las conversaciones de paz con el ELN

El Chocó es uno de los treinta y dos departamentos en que está dividida Colombia. Limita al oeste con el Océano Pacífico, al norte con Panamá y al noreste con el Mar Caribe. La capital del Chocó se llama Quibdó y el departamento tiene unos 500.000 habitantes. Su geografía y naturaleza exuberante lo hacen uno de los más bellos de Colombia pero, a la vez, el Estado ausente y la corrupción han hecho del Chocó el territorio más pobre del país. Esta situación de abandono por parte del gobierno central, la pobreza, la falta de infraestructura y servicios esenciales, se convirtieron en caldo de cultivo para la guerrilla, el narcotráfico y los paramilitares que durante décadas asolaron la zona.

De Quibdó justamente son los hermanos Patrocinio y Odín Sanchez. Ellos pertenecen a esas familias de rancia estirpe y abolengo que caracterizan a las clases altas del país. Los Sanchez se han dedicado durante décadas a enriquecerse a través de la política y en el Chocó nada se hace sin su conocimiento y consentimiento. Por su poder económico estaban en la mira de la guerrilla del ELN (Ejército de Liberación Nacional), grupo que hizo del secuestro una importante fuente de ingresos. Primero fue Patrocinio que estuvo cautivo en manos de la guerrilla desde Agosto de 2013 hasta Abril de 2016. El estado delicado de salud de Patrocinio hizo que su hermano Odín ofreciera a la guerrilla su propio cautiverio a cambio de la liberación de su hermano enfermo. Odín estuvo en poder del ELN hasta el pasado 2 de febrero luego de intensas negociaciones del gobierno nacional que supeditó el comienzo de la fase pública de las negociaciones de paz en Quito, Ecuador, a la liberación del ex congresista. Se ha sabido también que otros secuestrados por el mismo grupo insurgente han sido puestos en libertad, pero se cree que aún hay civiles y militares en manos del grupo subversivo. Como contrapartida, el presidente Santos indultó a dos miembros del ELN que estaban presos.

En una columna anterior señalé que si bien el proceso de paz con las FARC era de fundamental importancia, no significaría una paz completa sin que el ELN también firmara un acuerdo de paz y se desmovilizara. Finalmente este grupo aceptó subirse al tren de la paz. Las conversaciones informales comenzaron hace tres años y se resolvió dar inicio a la fase formal en octubre de 2016. Ello no ocurrió ya que el gobierno condicionó el comienzo de las negociaciones a la liberación de Odín Sanchez, quien en el pasado fuera congresista por el llamado Partido de la U. Fue precisamente este partido político el que presionó ante el gobierno central a fin de que no iniciara ninguna tratativa sin que Odín fuera liberado, cosa que finalmente ocurrió el 2 de este mes.

Así las cosas, el día martes 7, en la capital ecuatoriana, comenzará la etapa formal de negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y el ELN. Luego de cuatro años de negociaciones con las FARC el gobierno del presidente Santos ha logrado una gran experiencia y seguramente no cometerá los mismos errores del pasado como, por ejemplo, someter a plebiscito el tratado de paz con las FARC.

Los países garantes de estas conversaciones formales son Ecuador (país anfitrión), Venezuela, Chile y Noruega.

El presidente Santos, ahora Premio Nobel de la Paz, ha recibido recientemente un gran apoyo de la comunidad internacional. Francois Hollande, presidente de Francia, estuvo recientemente en Bogotá y visitó una de las llamadas "zonas veredales" (zona de concentración) donde los desmovilizados de las FARC se están concentrando por estos días (bajo supervisión de Naciones Unidas) dando así cumplimiento a lo firmado en los acuerdos de paz. Este hecho es de la máxima importancia pues demuestra que lo firmado en Cartagena de Indias primero y luego en Bogotá, ya es una realidad.

Mientras tanto, para Odín Sanchez no todo es algarabía. En Bogotá lo espera un proceso judicial en su contra por graves cargos de corrupción. Es probable que haya terminado su cautiverio en la selva del Chocó y que en el futuro cercano empiece para él otro, esta vez en la cárcel.


.

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 13:58
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 13:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho