En foco

A Mendoza no le afecta que Bolivia proteja su uva

Se armó revuelo por una medida económica del gobierno nacional que no afecta el comercio entre los países ni a los productores mendocinos.

Bolivia tomó una decisión en pos de sus productores y frenó la importación de uva fresca (no de vinos) debido a que el pronóstico de cosecha del país limítrofe es un 30% superior al del año anterior y las 55 mil toneladas de uva que esperan obtener en los próximos 90 días son más que suficientes para abastecerse. Se trata de una medida que protege sus economías regionales y que quisiéramos para Mendoza y Argentina.

La realidad local es diferente, y aunque el Instituto Nacional de Vitivinicultura pronosticó mejoras de entre el 16% y el 20% y aseguraron que la cosecha bastará, las situaciones climáticas afectaron la producción de uvas de calidad en la zona del Valle de Uco. Pero si la uva local es suficiente, los productores también esperaran que se los priorice a ellos antes de abrirle las puertas a comerciantes extranjeros. 

Por otro lado, las autoridades locales advierten que Mendoza no importa uva en fresco a Bolivia, pero sí envía maquinaria destinada al agro, por lo que la actitud proteccionista del país vecino no afecta al comercio local, los intercambios se mantienen intactos y aparentemente nadie pierde.

Mendoza exporta más de 1 millón 600 mil dólares en vinos a Bolivia y se trabaja para aumentar el intercambio comercial en otros rubros con toda la región.

"Acá haríamos lo mismo", evaluó Gabriel Fidel, titular de ProMendoza, el organismo mixto dependiente del gobierno que garantiza la promoción de la provincia y de sus productos en el resto del mundo.

Fidel explicó además, como parlamentario del Mercosur, que las relaciones entre los países siguen intactas y que por el contrario desde su posición se ha apoyado la continuidad de todas las naciones, incluso de Venezuela. 

Por el contrario, en la provincia los viñateros expresaron su rechazo y encendieron las alarmas por la importación de vino a granel desde Chile por parte de empresas fraccionadoras, que temen que la baja en la producción eleve los precios en el mercado local.

El INV confirmó en noviembre que el gigante vitivinícola RPB ingresó al menos 400.000 litros en 14 camiones. Sin embargo, el titular de Bodegas de Argentina, Walter Bressia, explicó a MDZ que "es normal que exista este comercio internacional" porque falta vino en el mercado y las bodegas necesitan abastecer a sus consumidores. 

Entonces, ¿qué deben hacer los gobiernos?, preocuparse por sus economías y tratar de mantener un equilibrio con el resto de los países de la región para encontrar beneficios mutuos y, al parecer, Bolivia está trabajando en ello. 


Opiniones (1)
21 de noviembre de 2017 | 22:56
2
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 22:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Asi se defiende la producción. Los radicales trabajan para los grandes vendedores concentrados.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia