En foco

La asunción de Trump, desde los ojos de un argentino

Juan Manuel Vázquez es un abogado que está haciendo un máster en Washington, y contó a MDZ cómo se vive este histórico momento en esa ciudad.


Por Juan Manuel Vázquez*, especial para MDZ

A tan solo horas de lo que será la asunción oficial de Donald Trump como el 45º Presidente de los Estados Unidos, el clima que se vive en la ciudad ubicada al margen del Rio Potomac entre los estados de Maryland y Virginia es realmente electrizante. Como un abogado argentino estudiando a tan solo metros del lugar en el que se desarrollará la ceremonia que captará la atención del mundo entero, me propongo compartir a través de este breve artículo algunas de las sensaciones que entiendo genera este evento en la capital de los Estados Unidos.

Desde ya entrada la semana puede apreciarse una extraña y vibrante atmósfera en toda la ciudad. Para percibirla, no basta más que hacer un rápido recorrido por el National Mall (explanada que conecta el Capitolio, la Casa Blanca, los monumentos de Lincoln y Jefferson y los Museos Smithsonianos). A lo largo de los casi 3 kilómetros que abarca este espacio público, puede observarse un gran despliegue de escenarios, carpas, sillas, luces, pantallas gigantes, vallas de seguridad y policías que permiten avizorar lo que será la magnitud de este evento al que se calculan acudirán alrededor de 900.000 personas. Valga aclarar que la asistencia prevista será mucho menor que la registrada para la asunción Obama (1.8 Millones de personas) que estableció un récord hace ya ocho años.

A diferencia de lo ocurrido durante la semana del pasado 8 de Noviembre de 2016 (cuando los mayores temores de los simpatizantes del partido azul aún no se habían concretado), la capital de los Estados Unidos hace sentir en estos días la gran división que desde un primer momento generó esta elección en la ciudadanía americana.

En las pasadas dos semanas, las audiencias de confirmación del gabinete de Trump ante el Senado generaron un clima de gran tensión entre los representantes de los distintos frentes políticos. En otras oportunidades era usual que solo un pequeño número de las personas designadas para integrar el gabinete genere controversia. Sin embargo, esta vez gran parte de los ministros elegidos por el magnate inmobiliario fueron fuertemente cuestionados. Ejemplo de ello es el caso del designado como Ministro de Energía y ex gobernador del estado de Texas, Rick Perry quien alguna vez propuso eliminar esa cartera en caso de ser presidente, o el de Rex Tillerson quien ocupará el cargo de Secretario de Estado y posee estrechos vínculos con Rusia.

Protesta trump

Los enfrentamientos en el Senado se vieron acompañados por manifestaciones públicas de detractores de Trump que con carteles y señales se mostraron por lugares neurálgicos de la ciudad. Esas expresiones y muchas otras, tanto a favor como en contra del presidente electo, fueron moneda corriente en los últimos días y no se espera que ellas desaparezcan, sino todo lo contrario.

Si bien la jura oficial tendrá lugar hoy alrededor de las 11.30 (horario estadounidense), los festejos de la asunción (o Inauguration como la llaman en Estados Unidos) dieron ya inicio el ayer por la mañana con un concierto de bienvenida en el Lincoln Memorial liderado por bandas, coros y diversos grupos musicales locales. Por la tarde, se realizó una ceremonia en el famoso cementerio de Arlington, en lo que fue el debut oficial de Donald Trump en la agenda inaugural. Posteriormente, el presidente electo encabezó el acto de bienvenida en el monumento a Lincoln acompañado por toda su familia y un despliegue colosal de luces, sonidos y fuegos artificiales.

Sin embargo, estos festejos fueron solo una cara de la moneda, en tanto terminada la ceremonia hubo un gran número de manifestaciones anti-trump a lo largo y ancho de la ciudad. Una de las más relevantes fue la llevada a cabo en frente al Club Nacional de Prensa, lugar en donde se desarrollaba la fiesta republicana DeploraBall (llamada así en alusión a la frase de Hillary Clinton que expresó que la mitad de los seguidores de Trump podían ser puestos en el canasto de los deplorables). Fue tal la intensidad de la protesta, que la policía recurrió a utilizar gas pimienta para dispersar a los manifestantes quienes arrojaron carteles y hasta una bicicleta.

Sin perjuicio de estos incidentes, no existe duda alguna que toda la atención y expectativa está puesta en el plato fuerte que será la ceremonia oficial de asunción. Ella se iniciará con la jura de Mike Pence como vicepresidente ante Clarence Thomas, Juez de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos. Posteriormente será el turno de Donald Trump quien lo hará ante el Presidente de ese Tribunal, John Roberts. Finalizado el acto habrá un almuerzo en el Capitolio, seguido por el tradicional desfile por la avenida Pennsylvania y la cena de gala o "Inauguration Ball" ya entrada la noche. Los eventos finalizarán oficialmente mañana con una oración inter-religiosa en la Catedral Nacional de Washington.

trump melania

En esta ciudad, como en muchas otras de la costa este y oeste de los Estados Unidos, se puede percibir una mezcla de diversas sensaciones y posiciones dependiendo con quien tenga uno la posibilidad de conversar. Por el lado de aquellos afines al partido demócrata (que en una ciudad como Washington son la gran mayoría) se advierte un gran temor e incertidumbre ante la potencial concreción de ciertas propuestas de campañas del presidente electo que - a su entender - implicarían un retroceso en todo el terreno ganado durante la administración de Obama. Los principales temores se vinculan el ámbito de los derechos civiles, la reducción del gasto público a partir de la eliminación de programas de asistencia social y de salud como el ObamaCare, el aislamiento de los Estados Unidos del mercado global a partir de la promoción de un nacionalismo exacerbado, etc.

En cuanto a los simpatizantes del GOP, se percibe un gran optimismo en tanto luego de ocho años fuera de la Casa Blanca sienten que finalmente tendrán la oportunidad de devolverle a los Estados Unidos lo que ellos consideran que fueron los grandes valores que llevaron a ese país a ser una gran potencia mundial (un estado reducido y un mercado nacional fuerte).

Estas dos posturas ideológicas generan sentimientos y emociones opuestas que se reflejan claramente en el sentir de los ciudadanos de la ciudad durante estos días. La alegría, entusiasmo y optimismo por un lado, contrastan con el enojo, impotencia, y resignación que una gran parte de la población americana siente en este momento. Sin embargo, también se advierte entre "los vencidos" un alto grado de convicción en hacer ejercicio efectivo del derecho plasmado en la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos (Libertad de Expresión) para defender con fervor sus ideales y hacerse escuchar.

Los festejos republicanos se verán así contrastados con decenas de marchas y manifestaciones opositoras ya planificadas para el fin de semana. Entre ellas debe resaltarse la Marcha de las Mujeres a llevarse a cabo el día sábado, para la cual se espera una asistencia de más de 200 mil personas y la presencia de grandes celebridades.

A pesar de las diversas opiniones que existen en torno a la asunción de Donald Trump como presidente y a las probabilidades de que este implemente efectivamente todas sus propuestas de campaña, hay algo que resulta indiscutible: la jornada de hoy quedará grabada en la historia mundial y será el temple del pueblo americano y la fortaleza de sus instituciones las que determinarán el futuro de esta gran nación. 

*El autor es abogado y estudiante del Máster en Derecho Tributario de la Universidad de Georgetown, Washington D.C, Estados Unidos.

Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 14:19
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 14:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California