opinión

Autocrítica, salto evolutivo en el crecimiento

Si se emplea adecuadamente, puede ayudarnos a mejorar como personas, pero si asume su aspecto más negativo, puede llegar a ser devastadora.

Autocrítica, salto evolutivo en el crecimiento

Por: Carina Saracco y Mauricio Girolamo

Licenciados en Psicología

Carina Saracco | Facebook

Mauri Girolamo | Facebook

Una de las características más evolucionadas del ser humano, se centra en su capacidad reflexiva y la posibilidad de reparar conductas que puedan haber sido erráticas. La "Autocrítica" es la capacidad humana, residente en la autopercepción, de volver sobre los pasos e identificar los propios errores y fortalezas, permitiendo repensar si se accionó de forma ajustada o no a la situación, en miras de reforzar sus cualidades positivas y corregir aquellas que no lo son tanto. Si se emplea adecuadamente, puede ayudarnos a mejorar como personas, pero si asume su aspecto más negativo, puede llegar a ser devastadora.

Todos nos criticamos de vez en cuando, cuando hemos cometido un error o cuando deberíamos haber hecho algo que no hicimos. El hecho de ser seres que nos construimos en base a ensayo y error, hace que podamos repasar sobre lo ocurrido y de ello desprender la experiencia que podremos aplicar, en próximas situaciones, con la sabiduría del aprendizaje adquirido.

La autocrítica bien implementada, es un camino que conduce a la auto superación, pero no todos se animan a transitarlo. No siempre reparamos en mirarnos a nosotros mismos,en un intento de revisión que admita encontrar aciertos y desaciertos.Lejos de eso,muchas veces solemos posicionarnos en el lugar de la "auto justificación", argumentando posturas y pensamientos, casi de manera fundamentalista, en forma rígida y a cualquier precio.

Nacimos para cometer errores, no para fingir que somos personas perfectas. Nunca es demasiado tarde para corregirse, porque después de nacer como humanos, lo más importante es "aprender a ser humanos". Defender, sostener, argumentar sin espacio que deje entrever que somos factibles de revisar lo que estamos diciendo, pensando o sintiendo, es sinónimo de necedad. Sostener una postura defensiva, no hará otra cosa que dejarnos en la trinchera de querer "tener la razón".

Podríamos llegar a decir que una postura exageradamente a la defensiva, no es otra cosa que la expresión de la impotencia de los débiles, que los hace reaccionar de manera impulsiva y poco elaborada.Cuando los sentimientos de inseguridad arrecian, muchos no desean ser vistos como tales, y montan un escenario que los deje "escondidos tras bambalinas"; con acciones que tienden a ser invasivas, intimidantes o hasta amenazantes, hacia el que se tiene enfrente, tratándolo como un enemigo o contrincante a quien ganarle, superarle o dominar. Caer en la trampa de no asumir que alguien pueda pensar, evaluar y considerar algunas circunstancias de la vida, de manera diferente,es ponerle "pausa" a nuestro crecimiento.Es más fácil acusar a los demás e intentar corregirlos, que hacer autocrítica; porque a la persona que más miedo tenemos de contradecir, es a nosotros mismos.

La posibilidad de ser autocríticos, es el elemento crucial que marca el punto de inflexión entre seguir auto justificando eternamente nuestras conductas, o la posibilidad de dar un salto evolutivo, en la asunción de aspectos que necesiten ser revisados para darles maduración.

La autocrítica como valor debe ser enseñada y promovida desde los primeros años de la infancia,a fin de levantar hombres y mujeres con capacidad critica (interna y externa), que permita ir reflexionando sobre cómo afectan a los otros y a ellos mismos, con sus distintos actos.La mejor forma de enseñarles a los niños la Autocrítica como valor, es que vean cómo sus mayores son capaces de reconocer que se han equivocado, y sobre todo, que también puedan ver cómo corrigen su actuación.

Junto con la enseñanza del pensamiento autocrítico se deben reforzar las cualidades positivas del niño, a fin que éste entienda que el ser humanos conlleva tener aciertos y desaciertos. Y de este modo, aprender la diferencia que existe entre tener capacidad de Autocrítica y el recriminarse constantemente. Esta conciencia, nos dotará con la posibilidad de ver nuestros propios errores, sin que nuestra autoestima se vea mellada, al reconocer que es imposible la perfección. La autocrítica es beneficiosa hasta que la acabamos por convertir en una forma de herirnos.

La crítica es útil y necesaria, pero una cosa es utilizar esta función natural de la que disponemos para aprender, y otra muy distinta es la llamada crítica patológica. La crítica patológica es como una voz interior que suele juzgar, culpar, hallar en casi todo lo que se haga un error imperdonable y también suele comparar a la persona con las demás, siempre en términos negativos.

Posicionarnos en la esfera de la crítica propia, de la mano de una buena estima de sí mismos, podría decirse que es el equilibrio justo que nos ofrece la chance de crecer. La autocrítica es el mediador necesario para que el aprendizaje ocurra constantemente. Abrazar la crítica propia, mirarnos en el espejo de la reflexión, sin que esto considere ser un ataque hacia nosotros mismos, nos proveerá de un trampolín en el que podremos saltar a instancias evolutivas mayores. Proporcionando el temple necesario para saber afrontar próximas dificultades. Principalmente nos permitirá mantener relaciones basadas en la aceptación y tolerancia, donde no se manifieste la imposición, la agresividad, ni la justificación. Nos dejará livianos y permisivos de no saber, errar y rectificar nuestro camino. Nada más meritorio en esta vida, como sentirnos libres de la mirada de aprobación o desaprobación externa. Reconocer que somos perfectibles nos permitirá lidiar con esto, puliéndonos continuamenteOrgullosos de ser quienes somos, con nuestras falencias y nuestros aspectos asertivos, en el camino evolutivo del crecimiento personal.

Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 17:01
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 17:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California