opinión

Verdades a medias terminan siendo mentiras

Verdades a medias terminan siendo mentiras

El gobierno anterior mantenía un "relato" permanente en la comunicación oficial con el objetivo de pintar una realidad que no era tal y distraer a la opinión publica -lease electores- para avanzar en una gestión de gobierno que terminó siendo muy cuestionada por actos de corrupción investigados por la justicia donde están en juego miles de millones de dólares por el manejo indiscriminado de las cuentas publicas, de contratos de obras, contrataciones de artistas y decisiones económicas que favorecían a funcionarios y /o testaferros de estos utilizando información o autoridad que les daba el cargo que ocupaban y el trafico de influencias.

Hoy, encontramos algunas acciones del gobierno de Macri que tienen un parecido con aquellas actitudes cuestionadas y que hoy se transmiten por medios de comunicación nacionales afines al gobierno donde no queda claro si es por propia iniciativa de los medios o estos son operados desde la publicidad oficial.

Claro que la sutileza es de notable diferencia con lo que informaba el aparato de propaganda política montado por el kirchnerismo que ademas repetía en todos los medios los distintos funcionarios, legisladores y dirigentes sociales ligados al manejo de planes y subsidios.

En esta oportunidad quiero hacer notar las verdades a medias que se publicaron referidas a las declaraciones sobre la ley de blanqueo y a cuánto ascendió el monto declarado.

Esta fue la noticia: "El Gobierno difundió lo que considera uno de los máximos logros en lo que va de la gestión Cambiemos: que en las dos etapas de 'sinceramiento' abiertas a lo largo del año pasado ingresó al mercado formal un total de u$s 97.842 millones blanqueados".

Sin embargo, el resultado no es tan alentador si se analiza la composición del enorme monto oficializado y la noticia se convierte en una falta a la verdad.

¡Veamos por qué!

Del total de esa cifra, el 14% estaba en el país (u$s 13.715 millones) y el 86% permanecía en el exterior (u$s 84.127 millones). Pero en las cuentas especiales abiertas para estos casos (para inmovilizar el dinero por seis meses como medida contra posible lavado y en cumplimiento de la ley de blanqueo) sólo se depositaron u$s 7.200 millones y se liberaron mediante la compra de bienes registrables que representaron inversiones locales por u$s 1.000 millones de dólares. Es decir, el 14%.

Los especialistas no esperan que antes de las elecciones de octubre quienes tengan cuentas bancarias o inversiones en el exterior inviertan dinero en la Argentina más que en una proporción de 5%.

Del 86% blanqueado que se encontraba en el exterior, las cuentas bancarias están ubicadas casi la mitad en Estados Unidos (46%), seguido por Uruguay con un 22% y Suiza con 12%. Si ingresara el 5% del dinero previsto de todas esas cuentas, sería un monto cercano a los u$s 3.200 millones.

Como vemos, el titular de la noticia informada oficialmente por el gobierno nos induce a pensar que se blanquearon e ingresaron a las cuentas abiertas en nuestro pais U$S 97.842 millones de dólares, cuando en realidad lo efectivamente ingresado fueron U$S 7.200 millones de dólares e inversiones concretas por U$S 1.000 de dólares, y con suerte se podría incrementar ese monto, a octubre de este año, en U$S 3.200 millones de dólares más.

En realidad, la verdad es que solo ingresaron efectivamente un poco mas del 10% de lo declarado por la noticia oficial. Recordemos también que según decisión del gobierno PRO-RADICAL, y que consta en la ley de blanqueo votada por el Congreso, esos dineros recaudados deben afectarse a la recomposición histórica de los jubilados.

Aunque desde el gobierno se están utilizando los dineros del fondo de garantía del Sistema Previsional para financiar gastos corrientes del Estado.

Otra verdad a medias que termina siendo mentira son los anuncios del Ministro De Energía y Minería, Juan José Aranguren, al definir los aumentos del servicio de gas en octubre del año pasado. En aquella oportunidad afirmo que no se iban a producir mas aumentos de los servicios de gas, luz ni combustibles y que el porcentaje a incrementarse la tarifa de gas no superaría el 232% asimismo que tendría en cuenta las condiciones climáticas de la región cuyo, para el caso de Mendoza, y se aplicaría una tarifa diferencial similar a la que corresponde a la provincia de La Pampa.

La realidad nos vuelve a poner frente a declaraciones que no son ciertas y que no se cumple con lo afirmado por un Ministro de este gobierno.

Rápidamente, si los mendocinos revisamos nuestras boletas por el servicio de gas, veremos que los aumentos a servicios residenciales son del 400% en promedio y para el caso de los comercios, industrias y Pymes es del 500%. Tal cual aceptaron los gobernadores en una resolución ministerial, dictada antes de la audiencia publica ordenada por la Corte Suprema de Justicia, reunión de la que participo y acepto el delegado del gobernador Cornejo a esa reunión convocada por el ministro Aranguren.

Tampoco cumplió el ministro nacional con darle un tratamiento especial a Mendoza teniendo en cuenta las bajas temperaturas que soportamos en invierno y no considero los informes técnicos-científicos que se aportaron en la Audiencia Publica.

En aquella oportunidad afirmamos en una Nota de Opinión, como esta, que la decisión ya estaba tomada y anunciada, que la obligatoriedad de las Audiencias Publicas las tuvo que hacer cumplir una sentencia de la Corte de Justicia, pero que solo se harían para cumplir la formalidad ya que la decisión de resarcir a las empresas Concesionarias de los servicios públicos y a las petroleras ya estaba definida y eso les entregaba una rentabilidad extra de U$S 2.800 millones de dólares que pagaremos y ya empezamos a pagar los consumidores o usuarios de esos servicios y del combustible, a pesar de que somos los verdaderos propietarios de esos Recursos Naturales no Renovables que tiene el país.

Esta semana tomamos conocimiento de que el mismo ministro decidió otorgarles a las empresas distribuidoras de gas $3.000 millones de pesos para resarcir el atraso tarifario que soportaron durante ocho años. Difícil es aceptar que cualquier empresa del mundo pueda subsistir funcionando a perdida durante esa cantidad de tiempo. También le asigno un bono de fin de año a funcionarios que llegaron a ser de $160.000 para cada uno.

Y desde luego para ser coherente con su accionar esta semana ya resolvió un aumento de los combustibles del 8%, faltando a su palabra de no producir nuevos incrementos en los combustibles. Esta medida solo favorece a sus colegas de las petroleras ya que hasta los propietarios de estaciones de servicio han alertado sobre la caída de las ventas en el sector.

No nos podemos olvidar que en nuestra provincia nuestros productores necesitan de esos insumos para efectuar las tareas culturales de sus propiedades y ya soportan un 32% de incremento desde que asumió este nuevo gobierno, como así también de la energía eléctrica para aquellos que deben regar con pozos electrificados.

En materias de servicios públicos, todos tendrán un incremento superior al 30 por ciento durante el 2017. En cuanto a la luz, ésta subirá 35 por ciento y Ecogás pidió incrementos de hasta el 42 por ciento para Mendoza, lo que previamente debe ser autorizado. En cambio, el agua subió en noviembre del 2016 en un 35 por ciento.

Asimismo, el Presupuesto provincial 2017 contemplaba un incremento del 20 por ciento sobre el avalúo fiscal de las propiedades ubicadas en zonas urbanas y suburbanas y del 30 por ciento en la zona del secano.

Para tener un punto de referencia sobre el pensamiento del gobierno nacional, y en este caso del provincial también, ya que no defiende el bolsillo de los mendocinos, siguen avanzando con una alta presión impositiva que va asfixiando a los trabajadores asalariados, al punto tal de ofrecer un 17% de ajuste salarial para este año y los servicios e impuestos aumentan a razón del 20, 30 y 42%.

No perdemos de vista que ya nos han generado una deuda publica, en un año de gestión, que supera los U$S 100.000 millones de dólares , que es el deficit que hay que empezar a pagar en el presente año y que esta próximo a alcanzar el 50% del PBI nacional. La industria nacional esta el 35% parada y la falta de inversión en PBI hace imposible recuperar la economía para afrontar los vencimientos de tal endeudamiento y cancelar servicios de deuda con mas deuda es un camino de final incierto y peligroso para la nación.

Ingeniero Agrimensor EDUARDO DIFONSO

Especialista en Políticas Publicas

UNIVERSIDAD. NACIONAL. DE CUYO

Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 04:54
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 04:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Leí los primeros 5 párrafos.. la verdad qu MUY larga la nota y redundante.. solo enfocado en desmerecer políticas sin considerar el terrible escenario en el que estamos hoy y todos los factores exógenos que Macri y su equipo no pueden controlar. Demasiadas criticas.. pero que haría Ud?? Sino quiere caer en la redundancia , proponga y traiga a la mesa ideas practicables dado el escenario (estanflacion, cerrados al mundo, desempleo, déficit fiscal y monetario..) Gracias
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial