opinión

Despedida para una ciclovía

Despedida para una ciclovía

 Con la ciclovía de la Avenida Juan B. Justo abríamos una ventana a la Mendoza del futuro, eso es lo que tanto nos entusiasmaba allá por el 2011/2012. En el 2009 creé el Pro Bici y fundamos la ACUM con Diego Vázquez, Investigador del CONICET y Docente Universitario de la UNCuyo, más otros ciclistas urbanos locales, precisamente para cambiar la realidad del ciclismo urbano en Mendoza, que contaba para entonces con cero infraestructura ciclística con criterio de movilidad.

El primer municipio en responder fue Godoy Cruz por iniciativa de Humberto Mingorance. Sabíamos que esa ciclovía iba a ser conflictiva porque íbamos a entrar a competir en espacio público con los peatones, y eso es un claro error de planificación. Igualmente acompañamos el proyecto, había que empezar, y el puente que iban a construir, sumado a la extensión de la misma, eran dos puntos sólidos que tenía la obra para avalarla. La ciclovía fue un éxito, pero los que primero se adueñaron de ese espacio público fueron los peatones como vía recreativa y pista de salud, los ciclistas aparecieron en mayor número con el paso del tiempo. De pasar a manejar nuestras bicis en el tránsito, con el stress y el riesgo a nuestra integridad física que eso genera, pasamos a tener que pedir permiso recurrentemente para avanzar en nuestro propio espacio: una ciclovía.

El Viti fue más allá y es quien de entrada en un claro gesto puso a las ciclovías donde tienen que estar: en la calle junto al resto del transporte. Una política de la bicicleta que no va a la par de una de desincentivo del automóvil privado, el gran depredador de las calles, es una ilusión, sirve para hacer marketing político, para que las bicicleterías vendan mountain bikes caras y ropita ajustada de ciclista para hacer deporte o hacerte el banana, una de las dos, no nos salva un pepino del caos del tránsito con la contaminación ambiental y los accidentes del transporte motorizado que atentan a diario contra la vida de tantas personas, ni hablar de emisiones de gases de Efecto Invernadero o Cambio Climático...

Ciclovia
Cartel en restaurante de Av. Juan B. Justo colocado en día de bicicleteada autoconvocadada por ciclistas urbanos en apoyo a la ciclovía de Juan B. Justo.


La pionera ciclovía de la Juan B. Justo fue un proyecto que además tuvo un proceso participativo y de consenso ejemplar, como muy pocas veces hemos tenido la oportunidad de acompañar en estos más de siete años de biciactivismo con la ONG. Y fue tal la excelente receptividad por parte de la comunidad biker de Mendoza y de una mayoritaria parte de la ciudadanía, que aceptamos las críticas de los retrógrados de siempre, pues rara vez se logra conformar a todos... -Cuando se hizo la Peatonal Sarmiento pasó lo mismo, decía por entonces Silvana Bragagnini, por entonces Directora de Planificación Urbanística del municipio capitalino, a propósito de ese miedo a los cambios que suele enfrentar toda obra innovadora.

Pero cuando creíamos que esas banderas bárbaras eran cosa del pasado, comenzaron a aparecer focos disidentes dentro del mismo municipio que la había creado; primero fue el por entonces concejal del PRO Gustavo Senetiner, luego el concejal Dugar Chapel de la UCR opositora al oficialismo municipal. Nuevamente defendimos ese espacio, los funcionarios del municipio nos acompañaron. Hasta que apareció sorpresivamente el propio Rodolfo Suarez con los mismos argumentos de los concejales opositores, sumados ahora a la encuesta a los vecinos de la avenida, cuyos resultados con una mayoría claramente volcada a favor de mantener la ciclovía fueron ocultados por el municipio, para mentir y tergiversar los mismos el Intendente frente a los medios masivos de comunicación, hecho de suma gravedad institucional.

La ciclovía está siendo destruida por estos días. El municipio de la Ciudad de Mendoza con el Intendente Suarez a la cabeza, ocultaron información que es pública (lo que confirma que esta solo se hace verdaderamente pública cuando apoya a ciertos intereses), mintieron, y terminan destruyendo una obra consensuada y apoyada por una voluntad popular.

La ciclovía de Juan B. Justo muere atravesada por el pecado de ser maravillosamente extraordinaria en medio de una sociedad pacata y conservadora. En Mendoza, con una capital con síndrome de ciudad-pueblo, la rareza usualmente se condena.

Ciclovia
Ciclovía en Sevilla, la ciudad española pro bici por excelencia con más de 160 km de ciclovías.

Construimos una ciclovía en el medio de una ancha avenida al igual que en varias otras ciudades del mundo, era la opción más sensata para no quitar los espacios de estacionamiento a los costados, sabíamos que se iban a quejar por eso, nos anticipamos, sucedió.

Y cómo habrá sido de insegura esta ciclovía en el medio de la calle, que el número de ciclistas accidentados en estos cuatro años que la estuvimos usando es: cero. Todos los que usaron hasta el hartazgo este argumento lo hicieron en base a la proyección de su propio miedo, que al fin y al cabo es lo que representa la inseguridad, no en antecedente alguno. ¿Qué nos muestra este sector de la sociedad que reacciona de esta perturbadora manera ante algo que nunca sucede?

Miedos

"Las argentinas y los argentinos de este principio de siglo estamos hechos de miedo. No se trata sólo de que lo sintamos o que nos aceche, sino que el miedo ha llegado a ser nuestra esencia constitutiva. Se ha adueñado de nuestras fibras más íntimas y condiciona, sin que nos demos cuenta, nuestros pensamientos, decisiones y acciones.", escribía Pacho O'Donnell, gran analista de la sociedad argentina, en su notable libro "La sociedad de los miedos".

El problema que lleva al municipio a la destrucción de este espacio, claro está, no era la integridad de los ciclistas, el problema es que la ciclovía "entorpecía el tráfico", decían sus detractores y enjuiciadores. ¿Se le podía adjudicar esta acusación a una obra que por el contrario, como todas las de su estilo tenía la intención de contribuir a descomprimir los caros impactos ambientales del transporte automotor? En Mendoza sí.

Buena parte de esta responsabilidad la tiene el mismo municipio de Ciudad, más específicamente el área de Obras Públicas dirigida entonces por el Ingeniero Antonio Curi (actualmente al frente de Obras Privadas), con la decisión de no respetar el proyecto original de la ciclovía, llevándolo a obra con las mínimas medidas de seguridad. En el día de la inauguración le consultamos porque se estaba inaugurando una obra que no estaba terminada, para recibir una vaga respuesta. Todo lo que no pusieron en la ciclovía de Juan B. Justo, sí lo ubicaron en las de Mariano Moreno y Necochea, con grueso caños de hierro cementado junto a los bloques de cordones amarillos que imposibilitan el ingreso de autos, medida exagerada para algunos, pero indudablemente eficiente.

Esto es lo que genera mayoritariamente la psicosis de los accidentes de los ciclistas, y las reales invasiones a la ciclovía por parte de automóviles y colectivos que llevan al municipio a levantar los destrozados cordones amarillos que estuvieron delimitando ineficientemente este espacio. Nunca quisieron arreglarla, pese a los numerosos pedidos que se le hicieron al respecto desde nuestra asociación y el resto de la comunidad ciclística de Mendoza, ni Fayad ni Suarez lo hicieron, optando este último ahora por destruir antes de mejorar, perfeccionar, y por que no, hasta embellecer la ciclovía como hacen tantas ciudades del mundo.

Mendoza es una de las provincias con un alto número de accidentes de tránsito de la Argentina, 21 personas mueren a diario en nuestro país víctimas del transporte motorizado. Pero acá el problema era una ciclovía... ¿Alguien vio estos años algún aviso o campaña del municipio en su imponente y costosa plataforma de comunicación para educar a automovilistas y colectiveros a fin de que respetaran la vía ciclística o se cumplieran límites de velocidad acordes? ¿Acaso no se podía reordenar el tránsito?

A la ciclovía de Juan B. Justo se la lleva la autocracia; la tiranía del automóvil, como tituló elocuentemente la filósofa Roxana Kreimer a su sobresaliente ensayo. La redemocratización que logramos de ese espacio público se destruye para que coches, camiones y colectivos puedan circular mejor. Y como será que le importa el ciclismo urbano al municipio que la nueva ciclovía con la pretenden hablar de "traslado" a calle Avellaneda va a demandar siete meses su construcción, y algo que hemos podido comprobar trabajando estos años cerca de los organismos de gobierno locales es que los plazos anunciados de obra se dilatan casi sin excepción postergándose en el tiempo.

Mientras tanto, seguiremos nosotros pedaleando ese pedazo verde en medio de la avenida con nostalgia de lo que fue. La ciclovía de Juan B. Justo encarnó por estos años esa tensión entre la Mendoza que quiere crecer y aprender de sus errores, mirando lo bueno que está pasando en el mundo, la vanguardia, la innovación sustentable, contra ese otro sector de la sociedad que no para de mirarse el ombligo, los conservadores de siempre que critican una ciclovía pero no bajan el culo del auto. Ese ser y no ser tan mendocino, tan... radical.

Retrocedimos años culturalmente con la destrucción de este verdadero hito del ciclismo urbano de Mendoza. Será que en esta ciudad estamos acostumbrados a que los hitos también se desplazan, está en nuestro ADN cultural, como si correr nuestro epicentro fundacional 15 cuadras (por causa del miedo) nos iba a salvar de un nuevo terremoto en esta tierra de tonadas que a veces se sacude sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico.

Adiós ciclovía de Juan B. Justo, fuiste una senda de color en medio de un camino gris, demasiado para esta sociedad. Te vamos a extrañar. Mucho.


Fuentes citadas y consultadas:

Facebook Pro Bici: La bicisenda de la Avenida Juan B. Justo, hito del ciclismo urbano de Mendoza

Pro Bici web: Razones para mantener la ciclovía de la Av. Juan B. Justo

Diario Los Andes: Sumarán ciclovías para incentivar el uso de la bici en las calles

Diario Los Andes: Ciclistas brindaron sugerencias para las próximas ciclovías

Diario MDZ: Demorará 210 días la "mudanza" de la ciclovía de Juan B. Justo

Diario MDZ: Mueren 21 personas por día en accidentes viales

Asociación Luchemos por la Vida: Muertos en Argentina durante 2015

Opiniones (7)
24 de Julio de 2017|18:08
8
ERROR
24 de Julio de 2017|18:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mendolandia va a contramano de las ciudades progresistas en el mundo, esto es lo mismo que cambiar el trole por bondis contaminantes. Es un problema psicológico de la sociedad, se incentiva el salvajismo del pelotudo q va en el auto asomano el codo y el atropello sobre el resto. Y en todo caso la ciclovia de JB justo deberia haberse desaparecido cuando hubiese estado lista la de avellaneda. Estas cosas no progresan si los politicos no acompañan con educacion de la sociedad y los legisladores con normas para fomentar estos transportes. No quiero caer en las comparaciones imberbes de paises y ciudades pero Mendoza tiene que abrir la mente no puede ser que seamos tan miedosos y cerrados a los progresos que mejoran la calidad de vida de la gente. ES QUE CREO TODO LO DIFERENTE EN MENDOZA NO TIENE DERECHO A SOBREVIVIR (trasladen esto a cualquier ambito de la vida de esta sociedad pacata y encontraran q es cierto) TERAPIA SOCIAL PARA ESTA SOCIEDAD INQUISIDORA Y CARETA.
    7
  2. Cuando opina gente que vive encerrada en su propia ignorancia y mirándose el ombligo es complicado. Si nunca salieron o leyeron como funcionan las ciudades mas importantes del mundo como las capiatles de Holanda, Dinamarca, Suiza, Belgica, etc. es complicado hacerles entender que el auto no es mas importante que las personas.
    6
  3. Siiiiiiiiiiiii !!!!!!!!!! Finalmente levantaron la bicisenda de Juan B. Justo !!!!!!! Reconocer errores también hace a una buena gestión. Seguramente el Biti tuvo las mejores intenciones cuando la construyó pero el tiempo demostró que no la usaba nadie, nunca, a ninguna hora, en ningun momento del año, nada!!! Y mucho menos los que dejarian sus autos en el garage para ingresar al centro en bici. Gracias Rodolfo !!!!!!
    5
  4. No estoy en contra de las ciclovias pero esa era un desastre.. peligrosa para todos.. bien por suarez.. uno de los grandes errores de fayad.. como la calle moron y v zapata.. revisen eso tambien por favor
    4
  5. Mendoza no tiene arreglo. Todo lo que signifique adelantos, mejoras y cambios es rechazado de plano. No se puede ir contra 'lo normal', que para el mendocino es llegar con el auto hasta la entrada del lugar al que se dirigen, estacionar en doble fila, tomarse todo el tiempo del mundo para subir o bajar del auto mal estacionado, seguir charlando y saludando al que se queda en el auto mientras la cola de conductores que no encuentran para nada simpática esta jovial demostración de sociabilidad se va acrecentando junto con el mal humor. Si la ciudad está congestionada o contaminada, no tiene ninguna importancia, eso no mata los comercios o la actividad económica, no. Eso sí les parece racional, inteligente. Los pocos funcionarios con ideas nuevas e interesantes van quedando marginados a manos de mediocres que solo quieren llegar a posiciones de poder para no cambiar nada. ¡Sigamos fracasando mendocinos, que es en esto en lo que nos destacamos!
    3
  6. Todo mal, el q la diseña y el q la construye, yo por mi trabajo visitó muchas ciudades europeas, y el ejemplo de la de Sevilla es bueno. Salvo por una cosa. TIENE PRINCIPIO Y FINAL. A QUIEN SE LE OCURRE LA CICLOVIA DE JUAN B JUSTO, q no hay forma de ingresar o de salir. Peligrosa con esa curva. Esta bien. Hacer otras y abandonar ese mamarracho. Si hubiera algo de diseño acá en mza. Habría una linda CICLOVIA por abajo del metrotranvia, q desde la tecnológica debería venir por altura hasta la estación. Con estacionamientos y locales comerciales abajo. Y no me digan del impacto visual porque lo q acaban de construir en el parque un edificio q arriina toda la vista desde el lago es un sinónimo palpable de corrupción. Unan ahora la CICLOVIA de ciudad con godoy cruz y hagan otra entre ciudad y boulonge sur mer. Ya la de necochea se usa. Estaría buena una q salga desde la plaza independencia. Las veredas son anchas. Bueno salvo donde esta zaldivar q se apropió de ella. Hasta con garita policial. J.ja esta mendoza careta...
    2
  7. comparto Lucas...., lamentable... ¡¡¡ Pero no nos quedaremos con los manubrios cruzados !!!
    1
En Imágenes