opinión

Colapso del acero y el petróleo, las consecuencias no advertidas del desplome chino

El análisis de un nuevo frente de tormentas.

Colapso del acero y el petróleo, las consecuencias no advertidas del desplome chino

 Como indica el Diario del Pueblo, el Índice PMI de la producción industrial china cayó a 37 en noviembre, su valor más bajo en siete años. Una cifra por debajo de 50 indica que la industria está en contracción. Como gran parte de las siderúrgicas son gubernamentales, al mantener la producción impulsan el PIB local, pero esto crea enormes desequilibrios financieros. Esta sangría está generando una interminable cadena de pérdidas para el gigante asiático, con la disminución constante de sus reservas en dólares y el aumento de la fuga de capitales que en noviembre llegaron a 113 mil millones de dólares, en comparación con los 37 mil millones de octubre.

Si el acero es el principal dolor de china, los países mineros y los productores de petróleo también viven momentos amargos. El petróleo se deslizó por debajo de los 37 dólares el barril este martes por primera vez desde febrero de 2009. La situación es tan mala que esta semana el índice de materias primas de Bloomberg, que sigue una amplia franja de materias primas, cayó a su nivel más bajo desde junio del 1999. Es la peor caída desde el estallido de la crisis financiera en 2008 y es un indicador que empeora cada día.

Nuevo drama para el empleo

Las nuevas pruebas de estrés financiero de la minera Anglo American son apabullantes. El gigante minero dijo que suspenderá sus dividendos y pondrá a la venta el 60% de sus activos, lo que podría conducir a una reducción de 85.000 puestos de trabajo. La caída de los precios impacta en el valor de las acciones. Los principales índices bursátiles no detienen su caída: el Dow Jones, el Ibex 35, el Dax y el FTSE no detienen su caída.

Esto aumenta las preocupaciones sobre el estado de la economía global. Los mercados están en modo pánico y la caída de la demanda global acelera el hundimiento general de los precios. México, Brasil, Australia, Nigeria han disminuido drásticamente su actividad económica en los últimos trimestres. Eso empuja más a la baja los precios de los commodities.

La crisis en los países productores de petróleo está generando numerosos impagos y quiebras empresariales por la falta de liquidez. Al mismo tiempo, la propia crisis que viven los países Europeos o Japón no les permite disfrutar de los beneficios de estos precios bajos. La economía europea se encuentra claramente estancada y así lo confirman los índices de su producción industrial. La desaceleración económica ha diluido el optimismo que reinaba a comienzos de año cuando se anunciaba una sólida recuperación. Ese optimismo fue el que aceleró la otorgación de créditos que hoy no pueden pagarse. La incapacidad para medir las consecuencias que tendría la desaceleración de China tiene al mundo nuevamente sufriendo una tormenta perfecta.

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 20:03
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 20:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho