opinión

Un nuevo gobierno con mucho trabajo de parto

Hay cuestiones que preocupan mucho al próximo gobierno.

Un nuevo gobierno con mucho trabajo de parto

Las tribunas, la calle y la confrontación como atizador de agenda fueron obsesiones del kirchnerismo en los doce años y siete meses de gobierno. Con ese espíritu, Cristina se despide del poder ejerciéndolo hasta el último día y contribuyendo a que el inicio del mandato de Mauricio Macri sea un parto. 

Toda esa simbología está detrás de la pulseada por la ceremonia de transmisión del mando entre presidentes, una de las tantas rencillas que enfrenta a entrantes y salientes a pocos días de que el Poder Ejecutivo pase a manos del líder del PRO. 

Cristina quiere entregar el bastón y la banda presidencial a Macri en el Congreso, con tribunas repartidas, y su sucesor pretende todas las gradas de su lado y recibir los atributos de mando en la Casa Rosada como era tradición hasta que los Kirchner eligieron, en su derecho, hacerlo en el parlamento. 

Entre esos caminos estrechos buscaban negociar los secretarios generales vigente y nombrado, Eduardo "Wado" De Pedro y Fernando De Andreis, junto a otros interlocutores como Emilio Monzó y Marcos Peña por el macrismo y Julián Domínguez por el FPV. En la misma línea se preparan festejos de despedida a la mandataria saliente para el 9 y el mismo 10 en la plazas de Mayo y del Congreso, el último cuando Macri ya entrará en funciones. A excepción del núcleo de dirigentes más cercano a la Presidenta, en el Frente para la Victoria verían más apropiado que Cristina Kirchner resigne protagonismo y permita que Macri celebre su llegada al poder a su criterio. El sinsentido solo pudo ser equiparado por la insólita elección en la AFA, donde también hay varios actores de la política grande involucrados. 

Decretos y funcionarios

Con todo, el entrevero por la transmisión de mando pasará a ser un lamentable recuerdo en pocos días, pero hay otras cuestiones que preocupan más al próximo gobierno. El primero fue la decisión de Cristina Kirchner de decretar abarcativo a todas las provincias un fallo de la Corte Suprema para restituir deducciones de coparticipación a San Luis, Santa Fe y Córdoba. 

Son unos 90 mil millones de pesos en juego. Ese fallo había sido objetado el lunes por el designado ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en un encuentro privado ante el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. 

La generalización que hizo Cristina complicó más el panorama, aunque el nuevo gobierno se habría llevado el aval de los supremos de que se puede anular esa decisión vía otro DNU o bien que llegue a la Justicia y sea declarado inconstitucional. En lo inmediato, Macri espera forzar la salida de funcionarios a quienes la ley les garantiza su continuidad como el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, los titulares de entes vinculados a servicios de comunicación AFSCA, AFTIC y Radio y Televisión Pública, Martín Sabbatella, Norberto Berner y Tristán Bauer y la procuradora general, Alejandra Gils Carbó. Vanoli anticipó que podría renunciar antes del inicio del próximo gobierno, lo cual sería apropiado para que Macri pueda desplegar sin ataduras su política económica. 

Es curioso porque el argumento del PRO es el contrario: dice que el Banco Central debe volver a ser independiente del Ejecutivo. Miguel de Godoy, designado por Macri en la AFSCA intentó convencer a Sabbatella -tiene mandato hasta 2017- de que renuncie, mientras amenaza con la aplicación de un DNU que fusiones a ese organismo con el encargado de supervisar la aplicación de la ley de Telecomunicaciones AFTIC y de ese modo borrar de un plumazo a los jefes de ambas reparticiones. 

El caso más delicado es el de Gils Carbó. Líder de la agrupación Justicia Legítima, condescendiente con la ofensiva kirchnerista en ese poder, la jefa de los fiscales es dueña de un cargo vitalicio y debería ser removida por juicio político. Ese podría ser un caso testigo del funcionamiento del nuevo Congreso. En los últimos días juraron los nuevos diputados y senadores y por primera vez pudo verse el reparto en los dos hemiciclos que tendrá esta primera etapa de Macri en el Ejecutivo. 

El Frente para la Victoria tiene amplia mayoría en el Senado donde mostró gestos de institucionalidad, como promover al macrista Federico Pinedo en la presidencia provisional, mientras que en Diputados se mantuvo como primera minoría frente a un oficialismo naciente que necesita más de 40 votos para conseguir la aprobación de leyes propias. 

Esa necesidad otorga relevancia a la formación que presidirá Sergio Massa como jefe de un interbloque de más de 35 miembros entre el Frente UNA y peronistas "residuales". Graciela Camaño, jefa del bloque massista puro, anticipó hace pocos días que no dará un apoyo directo a un juicio político contra Gils Carbó. . Inflacion y salarios. 

Como en toda nueva etapa, se abren expectativas en distintos ámbitos. Pero entre los economistas y analistas políticos hay incertidumbre común respecto al impacto de las primeras medidas económicas del gobierno de Cambiemos. Mientras miraban de cerca la elección en la AFA, Hugo Moyano le pidió a Macri que se mantengan "el poder adquisitivo" y los "puestos de trabajo". Moyano encabezará el próximo 17 un plenario para "reunificar" la CGT con "gordos" e "independientes", quienes estuvieron cerca de la administración K. Se mantienen fuera de ese esquema los industriales Antonio Caló, Ricardo Pignanelli y el taxista Omar Viviani: no quieren que el camionero monopolice el diálogo con el nuego gobierno y temen por la apertura económica. 

En ese sentido, el nombrado ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó que se trabaja en eximir del impuesto a las Ganancias a los aguinaldos, pero al mismo tiempo pidió a los gremios pensar en discusiones paritarias que tomen como base "la inflación futura", una categoría fácil de sinonimizar con ajuste teniendo en cuenta la perspectiva de una devaluación a corto plazo.  

Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 21:28
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 21:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Para eso lo votó el pueblo macri. Pa que le responda a los cuidacoches que ahora tienen conciencia de clase y estará atento a lo que haga de ahora en mas. Basta de telenovels del traspaso, empiece a gobernar y deje de lado las cortinas de humo.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial