Deportes

Del cartonero Báez a Carlos Bianchi, la mejor elección de su vida

Los primeros años de Macri en Boca fueron turbulentos hasta que lo llamó a Carlos Bianchi, quien terminó siendo el mejor jefe de campaña del empresario devenido político.

Del cartonero Báez a Carlos Bianchi, la mejor elección de su vida

Mauricio Macri transitaba su segundo año como presidente de Boca Juniors y las cosas no salían como lo esperaba. Los hinchas sufrían frustración tras frustración mientras llegaban refuerzos rutilantes que no terminaban de asentarse con la azul y oro (Maradona, Caniggia, Kily González, Verón, por nombrar algunos).

Desde un principio, Diego Maradona no se llevó bien con la gestión de Macri, llevando a que la prensa tejiera miles de versiones acerca de su distanciamiento. 

El Gráfico Maradona Macri


Cuando comenzaba 1997, el 10 disparó con todo su arsenal, en claro desacuerdo con el empresario que manejaba los hilos del club, para dejar una de las tantas frases que quedarían en la historia al comparar al presidente con Rafael Báez, el cartonero que aseguró haber visto cómo Carlos Monzón asesinó a Alicia Muñiz en 1988, dando a entender que Macri era un amarrete.

"Estuvimos esperando y tratando de solucionar algunos temas con el cartonero Báez (en referencia a Macri). Demoré la cosa, me hice el dolobu y esperé hasta esta instancia para ver si Boca salía al balcón y no lo hicieron", disparó el 10 en declaraciones radiales en febrero del 97.

El director técnico de Boca era el Bambino Veira, con quien Diego tenía buena relación: "Él es demasiado buena persona para entrar en la nebulosa que tienen el Cartonero y sus secuaces. En cualquier momento Macri va a querer que el fútbol se juegue con un dado y, ¿yo voy a tener que aceptarlo? Lo que pasa es que tiene celos porque siendo Macri no puede jugar al fútbol ni puede salir en la tapa de El Gráfico. Cuando se pone en dueño del fútbol me da asco".

Por último, para terminar de marcar distancias, Maradona recordaba a todos el origen de cada uno: “Estoy caliente con la gente que por tener cuna de oro se creen los dueños de Boca. Macri es cuna de oro y yo soy barro. Somos el agua y el aceite”.

El año 1997 terminaría siendo el del retiro de Diego Maradona y el amanecer de las épocas doradas para Boca Juniors.

Bianchi Macri

Al año siguiente, luego del Mundial de Francia, Mauricio Macri tomó la mejor decisión de su vida. Lo llamó a Carlos Bianchi para que se hiciera cargo del equipo. En su primer año al frente de Boca, el Virrey ganó dos campeonatos al hilo (Apertura 98 y Clausura 99), al año siguiente logró la triple corona (Copa Libertadores, Copa Intercontinental y Apertura 2000), un año después sumaría una nueva Libertadores y a finales del 2001 dejaría la institución.

En 2003 renació el romance entre Macri y Bianchi, que volvió a Boca para ganar todo otra vez (Libertadores, Apertura e Intercontinental 2003).

A la distancia, tras una gestión que en lo deportivo no tuvo objeciones pero que en lo institucional dejó denuncias de integrantes del plantel (como el Patrón Bermúdez, que lo acusó de pedirle plata a los jugadores) y una barrabrava con un poder inusitado, Carlos Bianchi terminó siendo el mejor jefe de campaña del hoy presidente electo de todos los argentinos.

Este triunfo es todo tuyo, Virrey.


Opiniones (2)
20 de agosto de 2017 | 17:14
3
ERROR
20 de agosto de 2017 | 17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Plata a los jugadores ??? humooooo......
    2
  2. MMMMM MAS O MENOS, NO ES TAN ASI, RECONOCE QUE MACRI HIZO CRECER A BOCA, BIANCHI TAMBIEN, Y ESO QUE LE PEDIA PLATA A LOS JUGADORES QUE BERMUDEZ LO ACLARE PARA QUE ERA SINO ENSUCIAR ES MUY FACIL!!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial