editorial

Macri presidente: Una tarea titánica e indispensable

Hay mucho por hacer y es tarea de todos, por lo que la confrontación permanente descalificadora y paralizante debe ser reemplazada por el disenso enriquecedor constructivo.

Luego de la grave crisis del 2.000, Mauricio Macri, presidente del Boca más exitoso de la historia, decidía participar en política. Nadie de la política tradicional, y la inmensa mayoría de analistas políticos y el periodismo especializado imaginaron lo que iba a suceder al cabo de 12 años.

Macri es el nuevo presidente de los argentinos y de su partido surgieron los encargados de gobernar los dos conglomerados urbanos más importantes del país, CABA y la inmensa provincia de Buenos Aires, donde una joven mujer, decidida y sorprendente, derrotó al monstruo de mil cabezas oficialista.

Muchas veces denostado, ridiculizado, despreciado intelectualmente y en los finales demonizado, llegando a igualarlo con Hitler, Macri con inteligencia, perseverancia y espíritu republicano, consolidó su liderazgo y construyó a partir de una gestión eficiente y paciencia y vocación de poder, la alianza Cambiemos que lo convirtió en presidente de la Argentina.

Es a partir de ahora que comienza su tarea titánica.

Al no ser hijo de los años 70 y de la locura represiva que los precedieron, Macri no llega marcado para comenzar con lo básico: normalizar las relaciones entre el poder y los ciudadanos, devolver el espíritu republicano y lógico a la política y empezar con naturalidad a cerrar la grieta entre compatriotas.

No es una pelea entre republicanismo burgués, democracia vacía o revolución populista como nos fatigaron profusamente desde el kirchnerismo duro los últimos años. 

Se trata de volver a una democracia republicana, con más representatividad, impulsando consultas vinculantes y revocación de mandatos, entre otros instrumentos, para dar más poder a los ciudadanos. Constituir una relación normal entre el poder y el pueblo, sin mesianismos ni violencia verbal ni institucional. Respeto al fondo y las formas, posibilidad de pensamiento crítico de todos, sin ser considerados traidores a la patria ni enemigos a destrozar. 

Lo que debe venir es discusión legislativa enriquecedora y búsqueda de consensos superadores y que agreguen valor a las leyes sancionadas. Esta es otra tarea urgente y necesaria.

Un giro de 180 grados en relación al tratamiento y lugar que ocupe la Justicia en la vida diaria de relación urge para recuperar garantías y seguridad. Jueces capacitados, confiables, no presionados ni timoratos o acomodaticios, deben poblar los tribunales, sin aprietes ni intervención o amenazas del poder ejecutivo. Magistrados que honren su posición y no que avergüencen a ciudadanos e instituciones.

Normas y estilo de convivencia lógicos, que faciliten la vida diaria es otra tarea pendiente. 

Hay mucho por hacer y es tarea de todos, por lo que la confrontación permanente descalificadora y paralizante debe ser reemplazada por el disenso enriquecedor constructivo.

Y también es urgente una gestión eficiente. Funcionarios probos y capaces deben reemplazar a militantes del relato inhábiles de llevar adelante una gestión que mejore y ayude la vida diaria ciudadana.

Inmensa tarea espera al nuevo presidente. Por el bien de la patria esperemos que la lleve adelante con sabiduría y responsabilidad. Todos debemos hacer nuestra tarea, y con absoluta libertad e ideas diferentes la oposición, que desde su posición tiene la gran responsabilidad también de la tarea reparadora.

Así funcionan las democracias modernas. Confrontando con dureza y libertad, pero con responsabilidad y espíritu de acuerdo. Sin voces destempladas ni amenazas, con ideas superadoras y convicciones que apunten al bien común.

Macri ha prometido diálogo, institucionalidad, república moderna y respeto y convivencia entre los argentinos. Esperamos que rápidamente comience a transitar ese camino y que todos los ciudadanos estemos a la altura de lo que la patria demanda. Es también por nuestro bien.

Opiniones (4)
20 de octubre de 2017 | 15:20
5
ERROR
20 de octubre de 2017 | 15:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hemos perdido una elección, no las convicciones. Me encontrarán enfrente en todo lo que no sea beneficioso para el pueblo. Si una corporación, un núcleo de poder económico o una capa social de élite pretende que sea dócil y sólo contestar sus intervenciones, están equivocadísimos. Me tendrán en la calle peleando y haciendo lo que haya que hacer para defender lo que hay que defender. Consensos? que los busquen en su espacio. Ya nos pasó a los argentinos y no nos volverá a pasar. Si empiezan a desguasar el Estado, a entregar la soberanía, a disfrazar ajustes con palabras bonitas, que se olviden, tendrán enfrente a quienes no queremos eso y tendrán que rivalizar o irse. Ya se fue un radical y dejó a los radicales en ridículo. Ni siquiera aguantó 1 día. Ahora ya renuncian antes de asumir. Esta alianza ya murió con la renuncia de Sanz. Hoy, un día después, ya no tienen los mismos votos que tenían. Son muy débiles para gobernar y los enemigos del país lo saben. Los buitres y quienes han usurpado territorios argentinos en el sur de nuestra patria, lo saben. Este es un pelele intragable. Lo mismo que sentían uds. cuando hablaba Cristina siento yo cuando habla Macri. El país está dividido en dos ¿y qué? ¿qué van a hacer con eso? El problema lo tienen uds. ahora. Arréglenselas como puedan o váyanse. Sabremos qué hacer.
    4
  2. si aplica rcetas neoliberales como dolarizacion, obedecer a los buitres o devaluar, creo que podria haber confrontacion. hay una clara conciencia politica en la sociedad argentina. Y no sé si los votantes de macri defenderan a macri en caso de confrontacion. Espero que no quiteninguna conquista social del pueblo ene stos doce años. Sera posible?
    3
  3. Defender conquistas sin conseciones. ..ir por mas. ..de eso se trata, creo
    2
  4. Lo que queda para todos los argentinos, los que votaron y los que no a Macri, es luchar por lo que se ha conseguido: por la asignación universal, por la viviendas del plan que les ha dado casa a tantos argentinos, la lucha por los derechos de nuestros ancianos, por que no se pierda ANSES y que nadie nos haga creer que si lo administra un extranjero va a haber mejor jubilación, la lucha por la educación publica y gratuita, que aunque no es perfecta, ya que desde los padres en las casa hasta los maestros tenemos que cambiar esta mentalidad de querer cagar a la gente, le da oportunidades a mucha gente que sin estas no podría seguir sus estudios. Ahora si que se viene la lucha, la lucha, no por no dejar gobernar a Macri, sino por hacer que las cosas que tanto sacrificio han costado no se pierdan. Cada uno sabe que decir al respecto, pero este mismo espacio que desde mi lugar abro es que el que espero que se respete y por el que todos los argentinos luchemos.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México