opinión

El rating de la democracia

La audiencia de Argentina Debate fue mayor a la de un Superclásico.

Si quedaban algunas dudas sobre la trascendencia que tendría el debate entre Daniel Scioli y Mauricio Macri, los niveles de audiencia las disiparon. Con un promedio de 40 puntos de rating y picos de 50 (unas 5 millones de personas), el frente a frente entre los presidenciables generó más expectativa que un Boca-River, por ejemplo, y las menciones en Twitter (más de un millón y medio) lo ratificaron.

El desinterés de los electores por conocer las propuestas de sus candidatos parece que ha quedado atrás, a una semana del primer balotaje de la historia. De hecho, recién este año se realizó un debate presidencial en Argentina, ya que antes se habían limitado a cargos legislativos o ejecutivos de administraciones locales, como jefatura de Gobierno porteño o gobernaciones. En cualquier ocasión, los debates quedaban en un segundo plano, con niveles de audiencia pobrísimos.

Un ejemplo de esto se encuentra hace ocho años, cuando en 2007 Macri buscaba llegar a la jefatura de Gobierno porteño, enfrentando a Jorge Telerman y a Daniel Filmus (hoy aliados en el sciolismo). En aquel entonces, la señal Todo Noticias, organizadora del debate, superpuso su transmisión con la final de la Copa Libertadores entre Boca y Gremio, demostrando el escaso interés en captar televidentes ya desinteresados en la política.

A ocho años de aquel episodio, los organizadores de Argentina Debate no dejaron ningún detalle al azar y los niveles de audiencia fueron inéditos, demostrando que el "rating de la democracia" ha aumentado desde entonces, llegando a niveles insospechados en aquellos tiempos del "que se vayan todos".

Opiniones (2)
18 de agosto de 2017 | 22:05
3
ERROR
18 de agosto de 2017 | 22:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. deposta...es lo que hay!!!, y bueno, al menos esta vez podemos decir con gran satisfaccion, que el rating del debate supero al bailando...a un river - boca!!! que no es poco, mas bien diria que es un dato de la realidad...no menor, seamos optimistas, por algo se empieza y hemos empezado tantas veces!!!!!!!
    2
  2. Depender de un debate, donde sólo se aportaron algunas vagas ideas de un solo lado, es de una pobreza intelectual severa. Se comparan dos personas, su forma de expresarse, su forma de vestir, su locuacidad, su imagen. Obviamente, si esos son los valores en juegos, Brad Pitt le hubiera "ganado" el debate al Mahatma Ghandi. Nadie se plantea que lo que está en juego son dos modelos: el modelo liberal (su último representante se decía peronista. Menem, Alsogaray, padre e hija, las relaciones "carnales, el "deme dos", las "joyas de la abuela", el amigo Cavallo -que luego volvió con De la Rua y en un día, con el "Megacanje" (recuerdan?) incrementó la deuda externa en 69.000 millones de dólares- y hoy nos preocupamos cuando las reservas pierden 80 millones, trágico, ¿no?) y otro modelo, humanista, que se resiste a volver a eso. Es cierto, Scioli no me garantiza totalmente que el Kirchnerismo desaparecerá, pero hoy lo vi bastante más independiente. En cambio, Macri, es puro slogan. Sigue con su cuentito de la felicidad y el bailecito. En realidad, tiene razón, con el liberalismo volverá la felicidad. Pero la felicidad para unos poquitos... muy poquitos. El modelo liberal capitalista, solo concentra las riquezas en unos pocos. Los ricos son más ricos y los pobres se multiplican y son más pobres. La brecha de la inequidad se agrandará, tal como ocurre en el mundo entero. Y tal como ocurre entre los mismos países, donde los "desarrollados" son, cada vez, más ricos a expensas de lo que les pagan nuestros países, cada vez más endeudados. Este Macri declaró que lo que hay que hacer "es endeudarse lo más que se pueda. Volver al FMI, a la GP Morgan y lograr capitales para hacer "crecer" al país". Cavallo ya lo ama y si Martínez de Hoz resucitara, le levanta un monumento. Yo no sé mucho de economía, soy una mujer laburanta (y radical, aclaro por las dudas) y creo que cualquiera de los dos tendrá que devaluar. Pero Scioli lo propone en forma paulatina, acelerando el precio del dólar oficial y Macri lo propone en forma explosiva, de un día para otro. Yo no lo viví, por razones cronológicas, pero me contaron que los peronchos tuvieron a un ministro Rodriguez (el del Rodrigazo), que se mandó el mismo pedo hace 40 años. Los radicales nunca fuimos liberales (salvo Sanz y Pipino, el breve, desde hace 6 meses). Ya tenemos asegurada nuestra trinchera en Mendoza y, desde ayer, ya tenemos el mejor Gobernador para el 2019, el Rody. No necesitamos entregar el país a 4 empresarios y a la banca internacional. Aunque pienso en Kristina y se me revuelve el estóma, pero creo que Scioli es el mal menor y, después de esta noche, Macri ha quedado muy evidenciado. Eso sería todo. Vuestro turno. Pueden empezar a putearme. Al menos, este espacio, me permite decir lo que pienso. Chau.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial