Economía

Una bocanada de oxígeno para la economía

El cambio en las expectativas es muy auspicioso, como si se hubieran liberado las fuerzas.

Una bocanada de oxígeno para la economía

 El dato económico más importante de toda esta semana es que el clima ha cambiado muy favorablemente. Se lo percibe en la calle, en los cafés y en las conversaciones con los empresarios. Hacía mucho que no se registraba una entrada de oxígeno tan grande para la economía, al menos por ahora, porque obviamente hay que esperar a ver cómo siguen las cosas.

Pero es bueno dejar un registro de esto: que al menos en los días posteriores a la primera vuelta, ha sido como si se hubieran liberado fuerzas, como si se hubieran destrabado cosas. Para ponerlo en blanco sobre negro: como si la proximidad del fin del kirchnerismo, certificado por las urnas, hubiera insuflado un optimismo general como no se veía desde hacía mucho. Y en economía eso es todo.

Si se pudiera definir a la economía en una sola palabra, probablemente esa palabra sería expectativas. Si la expectativa es que en los próximos tiempos uno va a estar peor, uno no trae la plata de afuera, no la saca del colchón, no se larga a la inversión con que sueña, no se compra los zapatos o el auto y se resguarda en el dólar o en un plazo fijo. En suma: invierte o gasta lo menos posible.

Pero si la expectativa es que se va a estar un poco mejor, uno invierte o gasta porque percibe que lo va a recuperar. Es así de sencillo, por complejo que sea todo lo demás. Ahí se liberan las fuerzas, se retoman los proyectos, se concretan los gustitos que uno se quiere dar.

El clima empresarial de esta semana ha sido extraordinariamente receptivo al resultado de la primera vuelta y a las posibilidades de la segunda. Es como si de pronto hubieran rebrotado todos los planes de inversiones y todos se hubieran puesto en carrera para estar a full a partir de diciembre nomás, apenas cambie el mando. No hay empresario con el que se hable que no diga que está feliz, que no lo puede creer, y que está dispuesto a reactivar todo lo que en estos años se había privado de hacer, por culpa de una política económica que parece diseñada para aplastar la creatividad y la producción.

Así que está bueno dejar registro que estos días son esperanzadores para lo que pueda suceder, y que eso es algo que va más allá de los datos fríos de los mercados, por más que estos también hayan sido auspiciosos. El feeling de la calle dice que las cosas pueden hacer click mucho más rápido de lo que nadie imaginaba, y sería para celebrar que esa bocanada de oxígeno se afianzara. Es lo que muchos vienen esperando desde hace unos largos semestres.

�e���

Opiniones (2)
16 de diciembre de 2017 | 01:51
3
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 01:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. https://youtu.be/Yf20qQVeDzY esta es la receta de MACRI, después de ver esto no creas en estas brisas de cambio que duran lo que dura un pelado en la nieve.
    2
  2. JAJAJA ,quien se cree eso ,si gana Macri ,en dos años, MARCHE UN HELICOPTERO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho