opinión

Señales en la buena dirección

Los mercados reaccionaron muy bien al balotaje. Efecto paradojal que favorece a todos.

Señales en la buena dirección

Cada vez que hay elecciones, uno de los datos que más se relevan es cómo se comportan los mercados al día siguiente. El lunes se dieron todas buenas noticias: el dólar blue cayó 29 centavos ($ 15,81), la Bolsa de Buenos Aires subió 4,4% y los ADR en Nueva York fueron una de las vedettes de la jornada: algunos subieron hasta 15% después de haber volado hasta 25%, forzando incluso la suspensión de la cotización por lo tanto que estaban subiendo.

La sorprendente elección del domingo puede tener un efecto paradojal sobre la economía argentina: que si los mercados suponen que va a ganar Mauricio Macri, sus indicadores empiecen a mejorar en función de esa expectativa. Lo cual también favorecerá al gobierno porque, en las semanas previas al ballotage, se le cerrará un frente que venía tormentoso. Lo bueno de esa paradoja es que, en definitiva, nos favorecerá a todos los ciudadanos.

Si los mercados suponen que va a ganar Mauricio Macri, sus indicadores empezarán a mejorar en función de esa expectativa y eso también favorecerá al gobierno actual.

El ballotage que el gobierno trató de plantear como una quimera opositora será de suma utilidad para que sepamos más lo que piensan hacer los candidatos con la economía. Así como Scioli descubrió súbitamente que es bueno debatir, es probable que en los próximos días sepamos mejor qué piensan hacer ambos con la inflación, el dólar, las tasas, el cepo, el presupuesto, el déficit de Aerolíneas, los subsidios, la coparticipación a las provincias, el 35% a los viajeros, el piso de Ganancias y hasta con los ñoquis de organizaciones varias. Para Mendoza va a ser también una buena oportunidad para preguntarles cómo nos pueden ayudar con el desaguisado de deudas que nos deja el gobierno actual.

Así que lo que viene, forzado por las circunstancias, es mejor. Ninguno de los dos puede rehuir de las explicaciones y ampararse en promesas generales; si Macri habla de cambio, tendrá que explicar qué y cómo; si Scioli habla de continuidad, tendrá que explicar de qué y quiénes (aunque es difícil imaginarlo haciendo campaña con Kiciloff).

Si las buenas expectativas continuaran (aunque fueran mucho más atenuadas, porque lo de este lunes es imposible de sostener) sería un gran alivio para todos, después de un largo año y medio en que la respuesta empresarial más común a la pregunta de en qué iban a invertir era: "estamos esperando a que cambie el gobierno". Ya es hora de que se destrabe la producción, y las noticias de domingo y lunes apuntan en la buena dirección.

Opiniones (2)
17 de agosto de 2017 | 15:21
3
ERROR
17 de agosto de 2017 | 15:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los periodistas que presentan los "buenos síntomas de los mercados" son los mismos que en el 2001 decían que estaba todo bien que con la ayuda del FMI eramos los mejores y que el modelo económico argentino se iba a exportar, estos periodistas son los que viven diciendo que todo lo de este gobierno estuvo mal, que nada sirve, y muchos caen, no tienen memoria, si el mercado exterior reacciona bien por un posible triunfo de Macri, es porque claramente se están frotando las manos para llevarse todo del país, un muy negro futuro se avecina se Macri gana las elecciones
    2
  2. Hasta que asuma y meta un tarifazo como hizo en la CABA con los impuestos. Este está asesorado en temas militares por un ex-carapintada. Hermos tipo Mauri¨zz¨io
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial