Deportes
En foco

El "golpe" eleccionario del país confundió aún más a la AFA

Los resultados en las elecciones nacionales sorprendieron a toda la sociedad, y el fútbol no fue la excepción. ¿Cómo sigue la lucha por el poder en AFA?

El golpe eleccionario del país confundió aún más a la AFA

Luego del "empate técnico" entre Macri y Scioli en las elecciones nacionales, el rumbo del fútbol argentino y la conducción de la AFA volvieron a entrar en el terreno del "no se sabe qué va a pasar".

La carrera por el poder en el fútbol argentino ha dado tantos giros como lo sucedido en la política nacional.

Tras el fallecimiento de Julio Humberto Grondona, la Asociación del Fútbol Argentino entró en una etapa de recambio dirigencial.

Grondona


Luego de la muerte de "El Jefe", el fútbol argentino vio cómo se derrumbaba un proyecto que duró prácticamente lo mismo que el peronismo en la Provincia de Buenos Aires: 30 años.

Tras el deceso de Grondona, Luis Segura, que por aquel entonces era el vicepresidente del ente, asumió como nuevo presidente de la AFA.

A partir de ese momento, Segura y su grupo de trabajo comenzaron su gestión y planificaron un "nuevo proyecto" para continuar presidiendo la casa madre el fútbol argentino.

Sin embargo, apareció en el horizonte Marcelo Tinelli. El conductor televisivo comenzó su carrera como dirigente en San Lorenzo, donde, con Matías Lammens, llevaron al club a lo más alto de América.

Ante su buena experiencia en el Ciclón y sus ganas "de cambiar de aire", Tinelli anunció su candidatura a la presidencia de la AFA.

Segura tinelli


Una vez que las posturas quedaron expuestas, ambos candidatos empezaron una feroz puja por llegar al poder del fútbol argentino.

Un par de meses atrás, la posición era más que clara: la AFA necesitaba un cambio y Tinelli era el indicado para llevarlo a cabo. 

Con una supuesta mayoría entre los equipos grandes y el apoyo de los equipos del ascenso, el conductor de TV parecía que iba directo a sentarse en el sillón de calle Viamonte.

Sin embargo, y a medida que las elecciones nacionales comenzaron a acercarse, esa postura fue perdiendo fuerza y Segura retomó la pelea por el poder del fútbol nacional.

Primero fueron los grandes, sobre todo Boca e Independiente, quienes comenzaron a torcer la balanza.

Daniel Angelici declaró que iba a votar "lo que el hincha de Boca quisiese", y eso era que "Tinelli no fuera el presidente". Lo mismo ocurrió con Hugo Moyano, que dijo que "no alcanza con ser conductor y tener dinero" para presidir la AFA. A ellos se le sumaron varios clubes más y la cosa se puso realmente pareja.

Todo esto fue emparentado con el presente en la política nacional y la línea quedó bien clara: Segura tiene el apoyo del gobierno nacional y de Daniel Scioli, mientras que Tinelli apostó por "el cambio" y se acercó más a las ideas de Mauricio Macri.

Luego de los resultados del domingo en el ámbito nacional, la situación en la AFA quedó más confusa que la del propio país: ¿Qué van a hacer ahora los clubes que apoyaban a Segura por estar emparentado al gobierno nacional? ¿A quién votarán los clubes que todavía no se habían decidido? ¿Los grandes mantendrán su postura? ¿Habrá cambio de planes de parte de algunos dirigentes?.

Lo que sí quedó bien en claro es que el resultado del balotaje del 22 de noviembre podría ser aun más trascendental que las mismísimas elecciones en el ente mayor del fútbol, el próximo 3 de diciembre.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 18:50
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes