opinión

¿Por qué hombres y mujeres discuten de forma diferente?

La columnista de MDZ analiza por qué hombres y mujeres discuten de forma diferente.

¿Por qué hombres y mujeres discuten de forma diferente?

Algo que se puede decir que caracteriza al ser humano, es la discusión. Junten a dos personas y ya tendrán una discusión asegurada, incluso alguno que otro discute solo.

Se discute sobre cualquier cosa, si bien cada uno tiene un estilo diferente. Está el sumiso, pasivo, agresivo, abusivo-pasivo, agresivo-abusivo, sumiso-agresivo, etc.

Pero no sólo existe una diferencia en la forma en que discute cada persona, sino entre los sexos: los hombres lo hacen de un modo y las mujeres de otros.

La psicóloga Elaine D. Eaker publicó un estudio en Psychosomatic Medicine, en el cual investigó la forma en que discutían los matrimonios, y descubrió que más hombres que mujeres tenían la tendencia de llamarse a silencio y aguantarse sus sentimientos durante una discusión con su pareja.

El psicólogo Tim Smith, de la Universidad de Utah, también llevó unos estudios parecidos, y descubrió que la mayoría de los hombres decidían usar la táctica de retirarse de las discusiones. “Las mujeres, por lo general, están en el rol de manejar los asuntos de las relaciones. Generalmente están en la posición de traer a colación y perseguir cosas que les gustaría cambiar. Esto es visto en esposas pidiendo y persiguiendo cosas, mientras que los esposos se retiran y prefieren dejar de lado la discusión. Cuanto más de esto muestra una pareja, más débil es el futuro de la relación”.

Según estos estudios muchos hombres tienden a retirarse a sus cuevas para no salir. Prefieren no hablar para que así no se resuelva nada. Y que también suelen decir mentiras piadosas o evitan hablar sobre temas que pueden llegar a causar discusiones.

Pero también las mujeres tienen su táctica para dejar el asunto de discusión de lado, cambian de tema o rompen a llorar, y allí termina todo.

Según los psicólogos otra diferencia entre la forma en que discuten hombres y mujeres es que los varones tienden a llegar a la agresión bastante rápido, mientras que las mujeres son muy manipuladoras y presentan un problema y siguen, y siguen sobre el tema sin ser concisas. Los hombres se enojan y se ponen a la defensiva muy rápido, y luego se vuelven agresivos.

Lo hombres también tienden a trivializar lo que dicen sus parejas: “Ahí va de nuevo, y sigue”.

Al parecer la forma en que discutimos está muy influenciada en lo que vimos de nuestros padres e incluso de nuestros abuelos. Por eso existen tantas diferencias entre culturas como la occidental y la oriental, o con tribus de aborígenes.

Hombres y mujeres son tan diferentes en muchas cosas pero similares en otras. Desde el nacimiento, hasta la configuración de la mente, son distintos. Testosterona y estrógenos, no suelen ir de la mano, por lo que presentamos algunas "pequeñas" diferencias entre el pensamiento de una mujer y un hombre.

Lenguaje: En el caso de las mujeres, la mayoría sabe expresarse o tiene la capacidad de hacerlo con mayor facilidad, exteriorizando sus emociones. Definitivamente un punto a favor para el sexo femenino.

Soluciones: Aquí, el hombre suele llevar la delantera. Los problemas son resueltos de forma visceral o pensante, pero siempre muy lineal, y dependiendo del caso, cualquier nudo se desata mucho más rápido que en el caso de la mujer.

Intuición: Otro terreno ampliamente ganado por las mujeres, gracias a ese famoso "sexto sentido" que espanta a los hombres y los hace retroceder. No significa que un hombre no tenga este sentido de intuición, pero por naturaleza suele rechazar ese tipo de pensamiento "poco reflexivo".

Multitask: Quizá aquí las mujeres ganen por "goleada". Mientras los hombres pueden hacer una cosa a la vez, las mujeres suelen tener tres o cuatro cosas por resolver en el mismo momento. Por supuesto, también no falta quien es muy despistada (no todas), pero ese es otro tema.

Sexo: Muy importante en cualquier relación de pareja. Es de todos conocido que el hombre cuenta con dos espacios y medio mayor en el cerebro para la libido. Por esto, el hombre es más sensitivo y desde la adolescencia desarrolla los pensamientos sexuales, mientras las mujeres se preocupan más por las emociones y la comunicación.

Pensar en nada: Los hombres pueden mantener su mente "apagada", mientras la mujer se cuestiona en qué estará pensando. Es por esto que pueden hacer actividades como zapping en el televisor o pasar horas mirando mientras pescan en silencio, cuando realmente no están pensando en nada. Puedes confiar en que si le preguntas a un hombre en qué piensa, cuando te diga "en nada", será la verdad.

Todas estas diferencias, lejos de ser una desventaja favorecen la atracción entre los géneros, siempre y cuando se mantengan en un nivel equilibrado. Facilitar la comunicación en una pareja implica conocer las diferencias y además aclarar los puntos de vista en cada situación a discutir.

Lic. Patricia Frascali

Psicóloga, infanto juvenil y flia.

Mail:patofrascali@gmail.com.ar

Opiniones (1)
21 de octubre de 2017 | 02:11
2
ERROR
21 de octubre de 2017 | 02:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La paz y la tranquilidad tiene su precio,.., eso lo saben mucho hombres, a veces es prudente un retirada que discutir al "cuete" , se puede discutir con una pared es más fácil.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México