opinión

El debate del pensamiento único

El autor analiza el modo de ser homogéneo de toda la oposición argentina.

El debate del pensamiento único

“Voces solo voces como ecos, como atroces chistes sin gracia, hace mucho tiempo escucho voces y una mirada”, Callejeros. 

El lenguaje es el instrumento a través del cual develamos el mundo que nos rodea, con la palabra como aliada interpelamos la realidad en el loco afán de transformarla. Como dice La Morocha Peronista, Baby Almagro: La Palabra es Acción Política. Sin palabras ni lenguaje, sin compromisos, sin ideas ni sueños, los candidatos de la oposición son la nada misma.

Reunidos en lo que podrimos llamar: El Pensamiento Único, los dirigentes de la oposición simulan diferencias que no existen, el debate de los presidenciables es una puesta en escena que devela una marcada voluntad de espectáculo, pero de ningún modo una voluntad de verdad.

En la ontología-política del pensamiento único las diferencias se licuan en pos de un también único fin, hegemonizar el discurso. En este caso se trata de construir al Daimon -el demonio oficialista- como el monstruo a vencer. Un dragón de siete cabezas. Cuesta encontrar entre los candidatos propuestas que sean frutos de la acción política.

La apariencia vs la Acción Política

¿Porque debería Daniel concurrir a un debate que tiene como principal premisa no debatir? ¿Cual seria el objetivo? Ser funcional a la oposición. Si el debate es la Acción Política el oficialismo lleva dando -de cara a la sociedad- un debate de 12 años. Un debate que ha comenzado a construir- más allá de errores y aciertos- por primera vez en décadas, un modelo de país con características propias.

En el relato del entramado electoral de la oposición Scioli eludió el debate, pero en la Acción Política el gobernador de la provincia de Buenos Aires, viene dando un debate de muchos años. La verdadera disyuntiva es entonces: debatir desde la Acción o debatir desde la apariencia. Aquí apreciamos una vez mas como en la oposición no hay una voluntad de verdad sino una voluntad de espectáculo.

En Primera o en Segunda

Sin dudas Daniel Scioli será el próximo presidente argentino. Hay muchas expectativas-esperanzas sociales en cuanto a su futuro gobierno, los ciudadanos le reclaman en general una transformación que tiene que ver por un lado con la profundización y por otro con el cambio. Si los cimientos de la obra ya están sólidos se espera de Scioli comience la construcción del edificio. Seria algo así como el tomo II del proyecto nacional y popular. Este es en general el reclamo: continuidad y cambio.

Quizá gane en primera vuelta pero si no es así, no creo que haya que temerle a una segunda vuelta, ya que un gran pacto social solo lo fortalecería.

El desafío de Daniel

El desafío de Daniel es en orden a la construcción política, Scioli debe decidir si se transforma en un auténtico líder popular o solo en un presidente. Esta elección lo coloca frente al poder mismo y le reclama definiciones más allá de la coyuntura política. Guste o no Daniel Scioli parece tener una agenda propia aunque en algunos casos esa agenda, aun no se haya develado. Por tanto es de esperar después de octubre -siendo ya el próximo presidente- un reacomodamiento político de toda la dirigencia.

“El aporte mendocino”

Daniel Scioli se convertirá en presidente sin el aporte que esperaba de la dirigencia mendocina del FPV que tracciona votos -claramente- hacia el Macrismo. Muy desvinculados de la consideración social, los dirigentes provinciales no cuentan con el aprecio popular del que goza Scioli. A los dirigentes mendocinos solo los conforma garantizar sus propias candidaturas y cubrir a la militancia clientelar. ¿Les hará pagar Scioli después de octubre su mediocre performance?

Carlos Córdova.

Opiniones (6)
22 de agosto de 2017 | 10:40
7
ERROR
22 de agosto de 2017 | 10:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Con padilla basta y sobra. Fanatismo sin consistencia el del escribiente. Miente..miente mucho. Muy lejos de la realidad. No estén tan seguros de ganar, a veces el pueblo también acierta.
    6
  2. PENSAMIENTO UNICO DEL OFICIALISMO: PLAF PLAF PLAF PLAF PLAF PLAF!!! (SE OYEN LOS APLAUZOS)
    5
  3. Adhiero 100 % a lo escrito por fuerabicho.
    4
  4. Alguien que dice (porque en la práctica no se ve) que gestiona la provincia de Buenos Aires hace ocho años, y que como reflejo de dicha "gestión" solo muestra su mejora económica personal con la finca La Ñata, mientras vemos todos los días y desde hace tiempo media provincia inundada sin ninguna obra rescatable que mitigue, cuando vemos asesinatos y producción de drogas al por mayor, ni un solo camino nuevo rescatable, y sobre todo cuando los otros candidatos que han gestionado lugares ostensiblemente de mejor manera que él, al que le pesan mas de ochenta muertos por una inundación en !!! La Plata !!, debería haber tomado conciencia de que no se trata de la oposición, sino de mostrar que mierda hizo aparte de rendir pleitesía a impresentables como Carlotto, Bonafini, Mariotto y demás delincuentes prendidos de la teta del Estado, arrastrándose como un gusano ante la bipolar y su drogón vástago. Entonces como conclusión, es solo un obsecuente ineficaz.
    3
  5. ¿ que fuma este pibe?
    2
  6. Carlos: toda opninión es respetable, pero no por eso cercana a la realidad. El gobernador Scioli tenía obligación etica de presentarse a debatir ideas con la oposición, nosotros como sociedad, es decir todos aquellos que no vivimos en provincia de Buenos Aires tenemos el derecho al menos de escuhar qué es lo que tenía para decir, no a través de spot cargados de música épica e imágenes de aborígenes sonrientes por la felicidad de sentirse incluídos en una sociedad que ni siquiera conoce de su existencia o les importa su miseria. Esta no es la mirada de un opositor de las ideas oficialistas, es la mirada de una persona que necesita elementos para saber por qué razon debería darle la oportunidad a: un continuador del ruido? o a un estadista con un carácter propio para guiar los destinos del país?, como saberlo? si no puedo comparar la dialéctica del opositor con el oficialista? Entonces es que nos encontramos frente a una contradicción de su parte, porque salvo Stolbizer los demas opositores son o fueron administradores del poder ejecutivo, y todos ellos pueden también perfectamente hablar desde el lenguaje de su propia gestión, y sabrá Carlos que ninguno de ellos está acusado de fraude electoral ni del empobrecimiento de los pueblos a los que representan, todo lo contrario son personas que tendran sus cuentas que rendir por sus actos, como tambien el candidato oficialista, lo, que en definitiva los coloca a todos en un lugar de igüaldad, ante la ley, ante el pueblo y ante la democracia. Sigo sin apoyar el faltazo de Scioli, su discurso hubiera resaltado las ideas del oficialiasmo, si es que las ideas son tan contundentes. Y por favor por respeto a las palabras y a las ideas, sepamos claramente distinguir el ruido de la música, no confundamos música epica de campaña con ruido....Ud entiende perfectamente a lo que me refiero. Saludos cordiales.
    1
En Imágenes