opinión

Con los jueces a la cabeza o con la cabeza de los jueces

La abogada Carolina Jacky discrepa con los conceptos vertidos en MDZ Radio por el camarista José Valerio. Lo hace con esta polémica nota.

Con los jueces a la cabeza o con la cabeza de los jueces

Con los jueces a la cabeza o con la cabeza de los jueces. Podríamos decir que el garantismo en materia penal se corresponde con la noción de un derecho penal mínimo, que intenta poner fuertes y rígidos límites a la actuación del poder punitivo del Estado.

Así encontramos garantías penales sustanciales y garantías penales procesales.

Entre las garantías sustanciales se encuentran los principios de estricta legalidad, taxatividad, lesividad, materialidad y culpabilidad. Entre las garantías procesales están los principios de contradicción, la paridad entre acusación y defensa, la separación rígida entre juez y acusación, la presunción de inocencia, la carga de la prueba para el que acusa, la oralidad y la publicidad del juicio.

Todo esto suena difícil pero para el común de la gente, “el garantismo” está asociado a “la defensa de los derechos humanos del delincuente”. Para el común de la gente “el garantismo” es el que hace que se entre por una puerta y se salga por la otra.

Esta es la “sensación” que la gente tiene del garantismo en el derecho y especialmente en la justicia penal.

Aunque esto no es tan lineal, y técnicamente no es tan simple, es como lo entendemos todos.

Ahora bien, que pasa cuando nos encontramos con una víctima de violencia de género.

Que pasa cuando nos encontramos con una mujer, una niña, niño o adolescente víctima de un delito penal, lesiones, abuso sexual, violación, etc. ¿Cómo actúa el sistema ante estos delitos?. Cuando me refiero a sistema me estoy refiriendo a la justicia. ¿Cómo actúan nuestros fiscales y nuestros jueces?

Si estos funcionarios están enrolados en la teoría garantista, seguramente tendremos problemas.

Son los problemas que hoy vemos en la justicia.

El reclamo hoy se concentra en justicia.

Quienes están en la teoría garantista se encuentran ante un gran dilema … “los derechos humanos del delincuente” o “los derechos humanos de la víctima”.

Esto es así porque la violencia de género es un “derecho humano”, así declarado por las Naciones Unidas, en violencia de género no hay mediación ni hay suspensión de juicio a prueba, en violencia de género el juez tiene que priorizar la verdad material ante la verdad formal. Los tratados internacionales exigen que el juicio llegue a sentencia, nuestra Cámara Nacional de Casación Penal determino que en violencia de género el principio de “indubio pro reo” no procede cuando el delito se comete entre cuatro paredes, y que en ese caso el testimonio de la mujer vale doble. Esto último escandaliza a más de un “garantista”.

La pregunta es ¿Cómo van a actuar frente a estos nuevos derechos de las mujeres”. ¿Qué hará el garantismo para responder a este reclamo de la gente?

El camarista José Valerio realizó una serie de críticas respecto a jueces y abogados vinculados a “Justicia Legítima”, los vinculó al Dr. Raúl Zaffaroni, manifestando que "Hay grupos con una concepción que más que ideológica es jurídica. Están tratando por todos los medios cambiar el derecho, y al tratar de hacerlo, modifican reglas, las exacerban".

Después de estas apreciaciones fijó su posición mostrando que a su entender el derecho aplicable es uno solo y así es como manifiesta que a su entender se intenta violar la Constitución y la ley, y esa línea de pensamiento expresa: “El Código de Procedimientos dice que en caso de duda, hay que absolver y lo que nos está diciendo esta gente es diferente: 'En caso de duda, hay que condenar´. Esta afirmación la hizo el Dr. Valerio en alusión al caso de la joven Soledad Olivera, desaparecida en Lavalle y que el tribunal que integra, con un fallo redactado por el juez Mateo Bermejo al que adhirieron él y Roberto Uliarte, el único imputado fue absuelto por el beneficio de la duda.

Si estamos de acuerdo en que este caso se encuadra dentro de lo que se denomina “violencia de género”, sería bueno que el Dr. Valerio hiciera una capacitación en violencia de género, y tome razón de que el Código de Procedimientos que él menciona es de aplicación supletoria, por expresa disposición de la Ley 26.485 a la que Mendoza adhirió en forma total. Por si esto fuera poco existen dos Convenciones Internacionales que tienen rango constitucional y que el Dr. Valerio, como sus colegas de Cámara no tuvieron presente, y lo demuestra su declaración a MDZ.

Parece que la Excelentísima Cámara no tuvo en cuenta un fallo de la Cámara de Casación Penal de la CABA en autos N°: 8796/12 “Ministerio Público —Defensoría General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires— s/ queja por recurso de inconstitucionalidad denegado en ‘Legajo de requerimiento de elevación a juicio en autos NewberyGreve, Guillermo Eduardo s/ inf. art. 149 bis CP’.

Fundado en el derecho internacional, convenciones y fallos de la CIDH y en las disposiciones de la Ley de Violencia de Género la Cámara expresa que el principio “indubio pro reo” cede en los casos de violencia de género como el que trata en esos autos.

Lamento decirle al Dr. Valerio que las Convenciones Internacionales enunciadas por la Ley 26.485 (CEDAW y Belem do Pará) han cambiado principios del derecho y han aportado una nueva visión sobre el derecho aplicable en casos de violencia de género, y esto no tiene que ver con “garantismo”, ni con “justica legítima”, sino tiene que ver con capacitarse, estudiar y aplicar la ley, ya que ningún juez puede desconocer la ley so pena de tener que someterse a un jury por desconocimiento del derecho en sus resoluciones.

Sin dudas hoy los que están arrasando con la Constitución y con el estado de derecho son los funcionarios judiciales que no se capacitan y desconocen o enfrentan con una mirada machista, estas nuevas normas internacionales y nacionales que tienen obligación de saber y aplicar.

De este desconocimiento tengo resoluciones de jueces locales que en un caso se resolvió que el abuso sexual con acceso carnal de una menor no es violencia de género, o que las normas procesales establecidas por la Ley de Violencia de Genero no son de aplicación en nuestra provincia, olvidando que una ley provincial adhirió en forma total a dicha ley, y que dicha ley establece que las provincias que adhieran asumen el procedimiento y colocan en forma subsidiaria a los Códigos de Procedimientos Provinciales. En este caso, ambos jueces serían pasibles de un jury.

Sería conveniente que no solo el Ministerio Fiscal se capacite en violencia de género, sino también los jueces de todos los fueros.

Me animaría a parafrasear una frase que algunos recordaran, pero esta vez dedicada a los jueces … "con los jueces a la cabeza o con la cabeza de los jueces”.

Este es sin dudas el futuro.

Opiniones (6)
17 de noviembre de 2017 | 17:12
7
ERROR
17 de noviembre de 2017 | 17:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si no rige "in dubio pro reo" en estos casos, entonces Zaffaroni debe ser condenado porque no puede aducir que nueve departamentos de su propiedad eran en realidad de trata y prostitución. Alguien que me lo aclare.
    6
  2. Si sabe tanto que rinda para jueza y aplique ella la ley. Si hay dudas hay que absolver, sino estaríamos ante la inquisición, lo que grita el populacho hay que hacerlo. Mañana van a decir que usted es culpable de un delito, vamos a juntar treinta personas que gritan y la tenemos que condenar?? eso es Justicia????, el que mas grita gana???????????????, asi quemaban a las brujas, eso era violencia de género.
    5
  3. Los preopinantes, parecen ser abogados bastante "instruídos" en materia penal. Ahora, en la Ley 26485, parece que no entienden bien el tema. Podría Jacky contarles una vez màs y en forma sintètica que Mendoza adhirió a la Nación y èsta a los Tratados Internacionales, con jerarquía constitucional? Que la Ley habla de la parte de procedimientos, no estaría mal volver y volver a remarcar la diferencia entre hombres y mujeres, que nada tiene que ver con discriminar al hombre o culpabilizarlo por todo.
    4
  4. Es alentador para los que descreemos de la Inmensa e ineficiente maquinaria de la "industria del delito" que hoy impera, (coptada por los mercaderes y traficantes de libertades y beneficios, amparados en los desvaríos de Ferrajoli y Zafaroni, como asideros epistemológicos de sus ansiedades de dineros desmedidos y de origen casi siempre espúreo y cuestionable, por nadie investigados en su trazabilidad) debates como los planteados en la nota y los acertados jurisprudentes comentarios de -eltata- (preopinante).- Darle el nivel planteado al análisis estimo es el camino a la justicia, hoy cada vez mas lejos del derecho.- Desde la lógica y el sentido común pregunto: La violencia de género no es discriminatoría??? no se contradice con el principio de igualdad ante la ley?? Las lesiones y asesinatos, no estaban ya regidas por el homicidio y lesiones, etc. et.?? El agravante de fuerza desproporcionada, no estaba contemplada?? Si la mujer agrede y mata al hombre, es vilencia de género??? Sepan disculpar mi ignorancia y mucho agradecería una sencilla aclaración y/o respuestas.-
    3
  5. "Violencia de genero" como derecho humano??? Dra Jacky derrapaste !
    2
  6. En mi opinión es absolutamente inconstitucional expresar que en "violencia de género" no puede regir el "in dubio pro reo". Eso sería volver a la época de la Inquisición y derogar prácticamente el art. 18 C.N. No pueden haber ciudadano de segunda a los que no les rijan los derechos constitucionales. Pienso que cualquier acción típica (penal) realizada contra una mujer "por el hecho de ser mujer" debe ser juzgada y, en caso de que existan pruebas que generen convicción suficiente, se debe condenar. Ahora, muy distinto es que ante la mera declaración de la víctima, sin pericias, testigos, o meros indicios se deba condenar "por las dudas". Esa actitud hace que el hombre sea entonces un ciudadano inferior en contra del art. 16 C.N. y de la misma Convención sobre Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, que en el art. 15 2. dice: "... En particular... le dispensarán un trato IGUAL en todas las etapas del procedimiento en las cortes de justicia y los tribunales". Es decir, es imposible que no rija el "in dubio pro reo", porque entonces sería claramente violatorio de la igualdad que garantiza la Convención. Hacer política con el Derecho Penal es muy peligroso, porque así también se llegó a la tipificación de delitos eclesiasticos y procedía la Inquisición ante la "mera denuncia", sin derecho de defensa, por delitos de "judaizmo", de "herejía", etc.; y con la mera denuncia anónima se procesaba y torturaba hasta lograr la confesión del imputado, sin defensa alguna, con la pena y confiscación de bienes. Antes estos hechos, las Constituciones y los Tratados de Derechos Humanos (art. 75 inc. 22 C.N.) pusieron límites al poder estatal punitivo, con garantías mínimas inviolables, y que lejos de que sean una carta blanca del delincuente es lo que posibilita a los habitantes no verse avasallado por el Estado, no solo en lo penal, sino también en lo tributario, en lo administrativo, en los civil, etc. y poder defenderse -aún cuando en la realidad los jueces sean muy complacientes con el poder político y sus actos administrativos-. Consagrar, en el supuesto de que realmente la Cámara de Casación Penal - como dice el opinante de la nota- haya resuelto que no rige el "in dubio pro reo" en materia de "violencia de género" importa la posibilidad de condenar ante la sola denuncia de la mujer, lo que es absurdo e ilógico. No se puede olvidar que todos somos iguales ante la ley y no hay tema que permita olvidar esa garantía, porque precisamente, tras las revoluciones estadounidense y francesa, se la impuso para que no existan ciudadanos inferiores en derechos. Los jueces y Fiscales deben ser cumplidores de la Constitución y sus garantías, y deberán instruir mejor los segundos, capacitándose en investigación, porque son ellos quienes deben acreditar los hechos típicos con grado de convicción suficientes, no bastando siquiera la "probabilidad" para condenar. Lo contrario, o sea, condenar por la duda es peligroso y atentatorio de la Constitución.
    1
En Imágenes
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia