opinión

#FuerzaChile

Desde el BID se enfocan en el desastre trasandino.

#FuerzaChile

 Nuevamente un desastre natural sacude a Chile. Un intenso terremoto, de intensidad de 8,4 en la escala de Richter, causó pánico entre la población, daños materiales y la irreparable pérdida de vidas. No obstante, hasta el momento, pareciera que los daños han resultado relativamente bajos para la magnitud y duración del sismo. Esto no es casualidad.

Chile no es ajeno a los movimientos telúricos, basta recordar el terremoto y posterior tsunami que aconteció el 27 de febrero de 2010, con una magnitud similar, que causó más de 500 fatalidades y daños económicos que fueron estimados en casi 19% del producto bruto interno según cifras de EM-DAT, un centro de estudios especializado. Estas cifras, aunque sin dudas lamentables, resultan menores que los dos terremotos que golpearon Nepal este año o bien, a la terrible destrucción que causó el terremoto de Haití en 2010, el cual generó daños materiales superiores a su producto interno bruto y más de 200,000 víctimas fatales.

Más allá de la evidente y tangible diferencia entre el tamaño y nivel de desarrollo de las economías de estos países, ¿qué atributos permiten que un país se vuelva a poner de pie y siga adelante después de un desastre natural, mientras que otro, sacudido por el mismo golpe, permanezca postrado y dependiente de la ayuda extranjera? En The Economics of Natural Disasters: A Survey analizamos algunos de estos atributos, los cuales, creemos han contribuido a que Chile logre minimizar los impactos de sus desastres naturales.

Un aspecto fundamental tiene que ver con la preparación. Derivado de su geolocalización y vulnerabilidad a movimientos sísmicos, Chile ha invertido en viviendas y obras de infraestructura más sólidas y resistentes a los sismos. En las redes sociales leí un tuit que decía: “Terremoto de 8.4 y ni un edificio en el suelo: Respetos para colegas arquitectos, ingenieros y constructores chilenos”. Faltó solamente incluir a los expertos en planificación urbana y a los legisladores que han incorporado esto a los códigos de construcción y aseguran su cumplimiento. Hacerlo no es trivial, porque desde el punto de vista de la economía política del asunto, no es fácil empujar legislación e inversiones que tienen un costo presente en aras de un beneficio difuso e incierto.

Los factores políticos, económicos e institucionales son muy importantes para la economía de los desastres naturales. Por ejemplo, el estímulo fiscal es un instrumento de política económica del que, en principio, disponen todos los países para hacer frente a una coyuntura adversa, independientemente de su origen. Pero lamentablemente muchos países a menudo carecen del “espacio fiscal” necesario en situaciones como esta. Este no es el caso de Chile que gracias a un buen manejo macroeconómico, ha logrado armar un colchón de recursos que le permite responder de manera directa a estas contingencias sin demoras y sin depender de la ayuda externa que a veces es limitada y lenta.

Hay más razones para el optimismo en Chile. Otra investigación del BID muestra que a menos de que un desastre natural sea muy grande y seguido por una revolución política, es poco probable que tenga efectos duraderos sobre el crecimiento económico. Ciertamente en Chile, con una economía diversificada y enorme capacidad de respuesta, es de esperar que este terremoto no tenga ninguna consecuencia económica significativa.

Claro está que todas estas consideraciones de poco o nada sirven para consolar a quienes todavía están tambaleándose con las pérdidas y mucho menos sirve de consuelo a quienes han perdido familiares o amigos, pero sí sirve para dar cierta medida de esperanza y un incentivo para seguir adelante con la ardua tarea de la reconstrucción.

Un desastre natural representa, sin duda, una de las experiencias más traumáticas que pueden experimentar los países. Sin embargo, dadas sus características económicas, políticas y sociales, Chile tiene la fuerza necesaria – como lo ha demostrado en ocasiones anteriores- para salir adelante y lograr reducir los daños materiales de los movimientos telúricos. #FuerzaChile

(*) Eduardo Cavallo es actualmente economista investigador del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington DC. Antes de reincorporarse al BID, Eduardo era vicepresidente y economista principal para América Latina de Goldman Sachs en Nueva York. Eduardo estuvo incorporado al BID como economista de investigación entre 2006 y 2010. Anteriormente, se desempeñó como investigador en el Centro para el Desarrollo Internacional (CID), investigador visitante en el Banco de la Reserva Federal de Atlanta y miembro del cuerpo docente del programa de verano de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy. En Argentina, fue cofundador de la Fundación Grupo Innova. Sus intereses de investigación se centran en los campos de las finanzas internacionales y de la macroeconomía, con énfasis en América Latina. Ha publicado en varias revistas académicas y es coeditor del libro del BID “Dealing with an International Credit Crunch: Policy Responses to Sudden Stops in Latin America” (Lidiar con una restricción del crédito a nivel internacional: políticas de respuesta a paradas súbitas en América Latina). Tiene un doctorado en Políticas Públicas, una maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Harvard y una licenciatura en Economía de la Universidad de San Andrés (UdeSA), en Buenos Aires, Argentina. 

Mayor información en :

  1. Catastrophic Natural Disasters and Economic Growth (The Review of Economics and Statistics, December 2013, Vol. 95, No. 5, Pages 1549-1561);
  2. The Economics of Natural Disasters: A Survey (International Review of Environmental and Resource Economics: Vol. 5:No 1, pp 63-102, 2011.);
  3. Foreign Aid in the Aftermath of Large Natural Disasters (Review of Development Economics, 18(3), 445-460, 2014)
  4. Prices and Supply Disruptions during Natural Disasters (Review of Income and Wealth, Volume 60, Issue S2, November 2014, Pages: S449–S471

Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 08:15
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 08:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México