opinión

Seguridad: La lección del cantante de Pink Floyd

David Gilmour grabó junto a un coro de ex presos para la su nueva placa, "Rattle that lock". ¿Cuál es su receta para que haya más seguridad? ¿Sirve en Argentina?

También hay inseguridad en Liverpool, en Tokyo, Franckfurt, Sidney o Ferguson. También en estos sitios se cometen muchos delitos y por causas diversas. Cada ciudad, cada pueblo, cada país fabrica su tipo determinado de delincuentes. Además, por lo mismo, cada ciudad, cada pueblo y cada país elige qué tipo de delitos ha de penar con cárcel y cuáles, sencillamente no. 

A quiénes metemos presos y a quiénes dejamos en libertad bien puede hablar de qué clase de pueblo somos, cómo nos paramos ante la justicia y la ilusión de justicia. 

Que en Mendoza, por ejemplo, casi el 100% de los presos sean pobres y que casi el 100% de los presos no hayan completado sus niveles educativos, habla a las claras acerca de para qué tenemos las prisiones que tenemos, cada vez más apretadas, para la cantidad de gente que estamos encerrando día a día. 

Hasta ahora, el hacinamiento de presos pobres y sin educación debida es la respuesta que tenemos como sociedad a la problemática de la pena privativa de la libertad. 

De hecho, actualmente, cada año y medio, metemos en las cárceles la suficiente cantidad de gente que justificaría construir un nuevo edificio para alojarlas e intentar (intentar) reintegrarlas. Sin embargo, aumentan los presos, pero no las cárceles y los detenidos salen de esos horribles lugares peor de como entraron, porque esos lugares, simplemente, están cada vez peor.

Aquellos que trabajamos en el sistema penitenciario (es mi caso, además de trabajar en el periodismo) vemos día a día cómo se solaza la paradoja de la justicia, esa que -acertadamente- encierra personas que inflingieron la ley y que al instante deja ya de respetarles sus derechos y sus posibilidades de mejorar para que no vuelvan a cometer macanas. 

Otros, no obstante, jamás terminan presos, porque sus orígenes sociales, sus alturas en la pirámide social y sus habilidades documentadas hacen que, por el contrario, aparezcan como exitosos. 

Mientras todo y mientras tanto, el sistema de consumo sigue cabalgando a bordo de sus modelos de éxito que la gran mayoría de la gente jamás conseguirá: esa 4x4 0Km, esas vacaciones en Miami, ese culo y esas tetas perfectamente Tinelli, esa dentadura de comercial de mayonesa, ese acceso a universidad privada repleta de lindos y lindas sonrientes y exitosos, esa casa en ese barrio con guardias armados en la puerta, esa vejez saludable y hasta con amor incluido.

En medio de este carnaval, todos -pobres, mediopelos, ricos, riquísimos- queremos sentirnos seguros. Todos, directa o indirectamente, hemos padecido algún episodio de inseguridad (de la penada por ley y de la otra, la que no es penada). 

¿Cómo no querer sentirnos seguros, si esa seguridad, justamente, es la plataforma de despegue hacia la armonía comunitaria? Negar esta necesidad colectiva sería necio, cuando no irresponsable e indolente. 

Ahora bien, ¿cómo hacemos para conseguir seguridad? Inicialmente, digamos que participando de esa construcción social, que no otra cosa, es la seguridad. ¿Querés estar más seguro? Pues bien, construyamos juntos seguridad y no dejemos un asunto tan serio apenas en manos policíacas y de funcionarios y de sistemas de alarmas con rottweilers incluidos. 

¿Querés vivir afuera? El único modo posible es "construir" afuera, impactando con acciones al respecto en nuestro contexto y en nuestros prójimos.

Vamos al caso del celebérrimo David Gilmour, ex cantante y guitarrista de la banda inglesa Pink Floyd. El hombre está a punto de lanzar un nuevo álbum solista y la canción estrella fue grabada junto a Liberty Choir, una agrupación coral de ex presos. 

Dice Gilmour en una interesantísima columna publicada ayer, entre otros, por Página 12: "Deben existir personas que creen que los presos sólo merecen castigo. Pero es por el interés de todos que se le deben ofrecer caminos alternativos a aquellos que están tras las rejas -que se los eduque y se les generen nuevas expectativas-, para ayudarlos a escapar de los ciclos autodestructivos que provocan que la gente vuelva una y otra vez a la cárcel". 

Y completa el talentoso Gilmour: "Eso es lo que hace a la sociedad un lugar más seguro".

Algo debiera resultarnos claro: es posible coincidir y construir con el otro, ese otro que -siempre y necesaria y saludablemente- es distinto de uno mismo. 

Solamente encontrando puntos de encuentro con el diferente se inicia ese camino hacia cierta paz social, que nunca será plena, porque está en nuestra naturaleza la posibilidad de hacernos daños, unos a otros. 

Encontrarse con el distinto puede empezar con una concreta apropiación de los espacios públicos, por ejemplo, participando en el reconocimiento cultural de la diversidad como forma constitutiva de los pueblos. 

Ahí tenés, para lograrlo, tu unión vecinal, tu partido político, tu iglesia, tu biblioteca y tu plaza públicas, el club del barrio, el bar del barrio, la canchita, la unidad básica, el boulevard, los cerros, el comedor, el Sum de tu edificio, el parque, la sala de teatro, el centro de salud... 

No vamos a ganar nada -y vamos a perder mucho- si nuestra respuesta como comunidad es seguir encerrados quejándonos y, a la vez, promoviendo el encirro de miles y miles de pobres brutos en penales que no dan abasto. 

Entre un encierro y otro, la vida nos puede pasar de largo y no tiene por qué ser de esa manera nuestro rápido paso por el cuero del mundo.

Ulises Naranjo

Opiniones (8)
22 de agosto de 2017 | 08:56
9
ERROR
22 de agosto de 2017 | 08:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ulises, la palabra es "infringieron", no "infligieron".
    8
  2. Mientras la clase dirigente y política sobre todo, siga eligiendo vivir realidades distintas a la del pueblo en general, Seguirán existiendo los guetos para ricos, no es culpa de la sociedad en su conjunto. Evidentemente hay responsables en mayor escala. Y éstos son los que menos quieren modificar la realidad.
    7
  3. Excelente Ulises, como siempre. Ojalá haya cada vez más gente que piense y sienta más allá de los partido políticos, desde su "humanidad"...
    6
  4. Ulises con todo respeto tenes un resentimiento propio de un peronista, que trabajar, tener su casa, su auto, educarse, progresar, respetar las instituciones es propio de oligarca o gorila mientras ustedes y vos particularmente, vivís del Estado porque te aseguro que con tu sueldo en penitenciaria por medio día, ganas el doble que cualquier trabajador. Y es tu partido desde Menem a Cristina que destruyeron la educación porque en política la educación no garpa. Hay que tener un pueblo ignorante para poder manejar. Y los ricos de los que hablas, de las 4x4, los viajes a Miami son tus dirigentes políticos que nos robaron y viven vidas majestuosas, de que hablas Ulises? No te has dado cuenta que los que más delinquen en este país y más matan gente son tus dirigentes y que no van presos? Que paso? se te perdió la brújula? Y en las villas la mayoría es gente honesta y trabajadora, y el que delinque tiene que ir preso tenga o no educación.
    5
  5. A LOS CULPABLES DE VIOLAR AL NIÑO "QUE YA TENIA INCLINACION HOMOSEXUAL" LE HABIAN DADO 3.5 AÑOS DE CARCEL, LO HABIAN EMPALADO CON UNA RAMA, LO VIOLABAN Y LO OBLIGABAN A HACER SEXO ORAL POR $2 , Y LE AUMENTARON LA PENA A ......6 AÑOS !!!!!! ......¿¿ VOS CUANTO LE HUBIERAS DAD???? TENES HIJOS ??? TENES SOBRINOS ????? ¿¿¿CUANTOS AÑOS LE HUBIERAS DADO ????? Y SI EL ESTADO TIENE O NO TIENE RECURSOS PARA CONSTRUIR O AMPLIAR LAS CARCELES, PERO SI PARA FUTBOL, AUTOMOVILISMO, BOXEO, RECITALES PARA TODOS ¿¿¿¿ ES CULPA DE NOSOTROS LOS CIUDADANOS, SI ADMINISTRA MAL EL DINERO ???? ¿¿¿ QUE LOS PRESOS ESTEN HACINADOS, LES HACE MERECEDORES DE PENAS MAS BAJAS ??
    4
  6. Excelente reflexión !! Gracias ...
    3
  7. Ulises, no creo que los presos estén en esa condición como si hubieran estado predestinados a ser delincuentes por culpa de su condición social. Los delincuentes, la mayoría, tuvieron la alternativa de elegir, y no voy a aceptar que las posibilidades laborales les están vedadas. Hay que recorrer la Provincia y ver que, por ejemplo en el agro, falta mano de obra para poda y para cosecha. Ya sé, me vas a decir que los tienen en negro, cosa que podemos discutirlo, pero aún siendo así, el delincuente, entonces se dijo: "Si voy a trabajar y me van a pagar en negro, prefiero ir a robar unas zapatillas o un celular o matar a un viejito por su jubilación". Me parece muy simplista tu análisis, con todo respeto, hay muchos pobres que aún en su pobreza ELIGIERON ser honestos.
    2
  8. En un país en el que la educación es gratuita hasta nivel universitario, y en el que a los que no trabajan (la mayoría por que no quiere), les pagan para que manden a los hijos a completar la educación hasta nivel secundario, y a los "chicos" que les da modorra seguir un terciario o universitario les dan el Plan Progresar, me parece que echarle la culpa al sistema educativo es al menos antojadizo. Nací en el campo, laburé en lo que pude desde los 12 años (hasta la fecha), terminé una carrera universitaria y nunca estuve preso. Y no es por que "ande en una 4x4 ni con los dientes o las tetas hechas". Es por que mis viejos me enseñaron valores, que es lo que está bien y que es lo que está mal. Por que si me ponían en penitencia en la escuela, si se enteraban, me fajaban sin siquiera preguntar por qué estuve en penitencia, por que se daba por descontado que la maestra tenía razón. La podemos querer pintar del color que se nos antoje...pero la mayoría en el fondo sabemos donde viene la raíz del mal.
    1
En Imágenes