opinión

Nuevos comicios para Tucumán (o: basta de robar, basta de mentir)

Roberto Gargarella desgrana la situación planteada en Tucumán.

Nuevos comicios para Tucumán (o: basta de robar, basta de mentir)

 Siempre, en el marco de democracias representativas, pero muy en particular en el contexto de democracias representativas tan deficitarias como la nuestra (deficitaria dados los niveles de exclusión social; la ausencia de mecanismos de control apropiados, sobre los funcionarios públicos; la debilidad de los canales de comunicación entre representantes y representados; etc.), el escrutinio estricto sobre los procesos electorales y de toma de decisión resultan indispensables. El presupuesto es que, particularmente en tales condiciones, quienes están en el poder van a utilizar los medios a su alcance para distorsionar las reglas electorales, torcer los comicios en su favor, colonizar a los organismos de control (cfr. Ely, Democracy and Distrust). James Madison básico: Si los funcionarios fueran ángeles, los controles –la propia Constitución- serían inútiles. Si hacemos una Constitución, si establecemos controles, es porque tendemos a asumir lo contrario –los funcionarios públicos como potenciales demonios.

Lo dicho para señalar que los controles sobre el poder deben ser extremadamente estrictos, particularmente en lo relativo a reglas electorales y procedimientos de toma de decisiones. Por eso, desde este blog, auspiciamos un control mucho más fuerte sobre los modos en que decide el Congreso; sobre las formas en que toma decisiones el Ejecutivo; sobre las reformas electorales; sobre las modificaciones a la Justicia.

Quiere decir esto que tales reformas no deben aceptarse nunca? Todas esas reformas –y muchas otras- pueden ser importantes y en muchos casos necesarias y urgentes: necesitamos democratizar los medios de comunicación, democratizar la justicia, democratizar la política, democratizar la economía. Pero esto no significa aceptar cualquier reforma, del mismo modo en que implica rechazar siempre las reformas destinadas a reducir los controles al poder; darle al gobierno de turno el control de los comicios; dificultar la expresión de los opositores y disidentes; otorgarle más margen de acción a quien está en el poder, sobre las reglas del juego.

Quiere decir esto que los jueces no pueden equivocarse o manipular, ellos mismos, las reglas y decisiones en su favor? Por supuesto que sí, que esto puede ocurrir. Pero, que la justicia deba reformarse –democratizarse- y que los jueces puedan corromperse no niega que el principio debe ser el del control al poder y que, así como la política –que también debe ser reformada- debe tener prioridad en decidir “los resultados del juego” (i.e., decidir si prefiere políticas estatistas o privatizadoras; más liberales o más sociales), la justicia debe primar en el control estricto de las reglas de juego.

Luego, podremos criticar decisiones políticas y judiciales, por su contenido, por su forma, etc. Pero la regla no debe perderse de vista: el control de la justicia sobre las reglas de juego debe ser muy intenso, refiriéndonos a escrutinios estrictos.

Dicho esto, y en principio, celebramos con brío la anulación de la elección en Tucumán (aunque exijamos razones transparentes y detalladas de los por qué que llevan a tomar este tipo de decisiones tan fuertes), y alentamos a la justica a asumir un papel mucho más protagónico en el control de todos los comicios, y de todos los procesos decisiones. Que nos ayuden a recuperar la democracia que las elites en el poder fagocitan. Necesitamos recuperar justicia, como necesitamos recuperar democracia –volver a darle sentido a aquello que ha sido vaciado de sentido.

En definitiva: demoler una y mil veces las violaciones y abusos sobre la voluntad popular, hasta que la elite en el poder aprende e internalice que no se le permitirá nunca más que se burle de la soberanía del pueblo, que haga lo que quiera con ella, que abuse de ella sonriente e invocando su nombre.

pd.: Significa esto que creemos en la justicia provincial, en la justicia tucumana, en esta Cámara? No, no creemos en nadie. Celebramos una decisión que nos parece totalmente justa (todas las que impugnen elecciones tan lastimosa y agraviantemente dudosas como ésta, lo serán). Pero las justicias, sobre todo locales, están en su amplia mayoría colonizadas por el poder feudal, por la elite del tiempo. O sea que ni en este caso ni en futuros casos tendremos razones para poner las manos en el fuego por estos u otros jueces: primará la sospecha, en todos los casos. Con independencia de ello, abriremos una botella de ananá fizz por cada decisión que consideremos justa. Tenemos muy pocas botellas, por cierto.

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 03:49
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 03:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes