Deportes
opinión

A los referentes les dieron la espalda

Por decisiones tácticas, dirigenciales y de rendimiento, los referentes del Tomba, la Lepra y el Lobo están viviendo una dura crisis.

A los referentes les dieron la espalda

Desde hace un tiempo los clubes grandes del fútbol argentino han sabido darle su espacio protagónico a los grandes ídolos y éstos han asumido su rol de referentes dentro de sus respectivos equipos. El Pipi Romagnoli en San Lorenzo ganando la Copa Libertadores, Diego Milito en Racing siendo figura para ganar el torneo local y Fernando Cavenaghi clave en el engranaje del River multicampeón de Marcelo Gallardo son los ejemplos más claros.

Más cerca en el tiempo, el mayor exponente de esta situación es Carlos Tevez, quien renunció a la posibilidad de seguir jugando en Europa para regresar a Boca Juniors. Siempre se vuelve al primer amor, dicen.

Mientras tanto en Mendoza, en los clubes que nos representan en las dos máximas categorías a nivel nacional, la tendencia de estos últimos días no ha sido la misma, y en cada una de estas instituciones los motivos corren por diferentes caminos pero con una fuerte coincidencia: el momento futbolístico no es para nada bueno.

Zuqui tomba

En Primera División, Gabriel Heinze no le encuentra la vuelta a Godoy Cruz. Asumió con un categórico triunfo ante Crucero del Norte (último en la tabla) y luego empató dos y perdió cuatro (falta completar el encuentro ante Racing, que pierde 1 a 0). A horas de jugar un encuentro clave, el clásico ante San Martín de San Juan, decidió dejar afuera del once titular a Fernando Zuqui, nada menos que el capitán.

¿Qué pasó? El DT aseguró que todos los cambios que realiza son por cuestiones futbolísticas. De ser así, no se entiende por qué deja afuera a un jugador que no sólo es del riñón del club y porta la cinta de capitán, sino que es de los pocos que se salva en cuanto a rendimiento individual este semestre. "Las decisiones las tomo yo", marcó la cancha el Gringo. Eso está clarísimo. Por ahora no ha acertado con ninguna.

En la B Nacional la sorpresa la dio Independiente Rivadavia. Primero a través de sus dirigentes y después, en la misma línea, con su director técnico Pablo Quinteros. Si la Lepra hoy está donde está en la tabla de posiciones (a 7 puntos de meterse en el reducido por el segundo ascenso) se lo debe en gran parte a las actuaciones de su arquero, Gaspar Servio.

La dirigencia lo sancionó y lo dejó afuera dos partidos por utilizar una camiseta de una marca diferente a la que usa el resto del equipo. Cumplida esa sanción, el hincha leproso esperaba el regreso de su actual ídolo, sin embargo Pablo Quinteros lo dejó afuera de la lista de concentrados para viajar a Puerto Madryn. El DT ya demostró que está más cerca de la dirigencia que de sus propios dirigidos cuando los criticó por reclamar públicamente que les paguen lo que les deben, por eso cuesta creer que la decisión de colgar a Servio sea netamente futbolística.


Algo se rompió en la relación con el ex arquero de Banfield, y él mismo dejó alguna pista a través de Twitter cuando publicó una foto suya con una frase de una canción de Callejeros: Te hacen caminar entre sombras y no te escucharon ni hablar. Mientras tanto, la Lepra suma tres sin ganar.

Gimnasia Ferro 3

Finalmente, el más complicado es Gimnasia y Esgrima, penúltimo en la tabla de posiciones y en zona de descenso por su bajo promedio. Los malos resultados le valieron el cargo a Sergio Arias y ahora, con la llegada de Omar Labruna, Sergio Oga perdió el puesto.

En el Lobo la situación es complicada, pero las explicaciones están a la vista. El equipo no termina de hacer pie en la B Nacional y el bajo rendimiento hizo que el DT responsable de dos ascensos consecutivos debiera dar un paso al costado, mientras que uno de los pilares fundamentales de la explosión Mensana se quedó afuera del equipo, incluso cuestionado por algunos plateístas.

La tarea de Omar Labruna y la dirigencia de Gimnasia será, además de levantar al equipo para mantener la categoría, cuidar a los que tantas alegrías le dieron al club. Que la memoria no sea efímera y que los ingratos de siempre no hagan leña del árbol caído.

Por diferentes situaciones, algunas más cuestionables que otras, los referentes de los principales equipos mendocinos están en crisis y, lamentablemente, el entorno institucional no los está favoreciendo.

Desde su lugar, cada uno tendrá que hacer su autocrítica. En lo posible, puertas adentro.

Pero que no prime el "sálvese quien pueda".


Opiniones (2)
16 de agosto de 2017 | 20:52
3
ERROR
16 de agosto de 2017 | 20:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Labruna; mas allá de ser un técnico ganador o perdedor; conoce muy bien la categoría y me parece que se ha dado cuenta de lo que todos sabemos; Oga es muy buen jugador pero juega como en el federal B (a 40 km p/h) y en esta categoría se juega a 80 km p/h. Y no solo a Oga le pasa esto, hay varios jugadores que no están a la altura del Nacional B. La premisa ahora es zafar del descenso y el próximo año reforzar el plantel con jugadores con un poco más de experiencia, ganas, actitud, viveza.
    2
  2. Pienso que Gimnasia no consigue el entrenador que necesita,ESPEREMOS QUE LABRUNA -ya perdio un partido- sea la salvacion del descenso,una nueva derrota haria PENSAR EN EL CRITERIO DE LOS DIRIGENTES PARA ELEGIR DIRECTOR TECNICO., O CONVENCERSE de no tener elementos como para salir del final de la Tabla.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial