opinión

Todos quieren que gane Scioli

Marcelo Padilla desgrana su hipótesis en torno a por qué "todos quieren que gane" el gobernador bonaerense que se presenta por la Presidencia.

Todos quieren que gane Scioli

Tengo una hipótesis que quiero compartir con ustedes, que vengo pensando hace unos días y quería escribirla para ordenar la idea general y describir algunas actitudes que se muestran en plena campaña. La hipótesis es el título con agregados. El título es el plato principal y a partir del mismo vamos eligiendo los agregados. Todos quieren que gane Scioli. Intentaré ser lo más claro posible aún en medio de los vientos zondas cuyanos, las tormentas porteñas y aguaceros bonaerenses. No le sumo otros fenómenos climáticos de otras zonas del país para no aburrir. Ustedes háganlo, en todo caso, para completar. Veamos.

La hipótesis se plantea más para una segunda vuelta que para la primera. Scioli en primera vuelta, es probable, pura intuición anti consultora, le gana a Macri pero no le alcanza para quedarse con la copa. Tal vez le falten 4 puntos para ser ganador en primera vuelta y eso llevaría a Scioli a un ballotage mano a mano con Macri, quien sí sería el candidato más votado de la oposición. La polarización está más que clara de punta a punta en el país, y en los medios. Todos quieren que gane Scioli en segunda vuelta, sería una hipótesis más refinada y pulida. La polarización llevará, como toda polarización, a que muchos votantes la piensen más de una vez.

En primera vuelta Scioli tiene un piso ganador pero un techo no muy alto como para quedarse en octubre con la presidencia. El techo no muy alto lo ponen quienes lo alejan del cielo de la victoria inmediata: el massismo. El Frente Renovador. Digámoslo en términos esquemáticos: quienes están a la derecha de Scioli pero dentro de su órbita. El massismo orbita el Planeta Scioli por necesidad y cercanía ideológica. Construye fuerte y pega, pero sabe que con Scioli puede negociar, hablar, consensuar y lograr espacios. No solo políticos, sino además empresariales, porque en el massismo está el sector empresarial que apoyó este modelo desde que Duhalde devaluara hasta la primera presidencia de Cristina. Es decir, hasta Néstor, ese empresariado nacional que hoy presiona por aumentar la rentabilidad, orbita a Scioli. No lo puede apoyar deliberadamente hoy porque sabe que, teniendo una posición de relativa lejanía, se transforma en un grupo de presión que puja en la repartija a futuro. Son sectores industriales básicamente. Grandes, medianos y pequeños, que crecieron, se reactivaron, nacieron en algunos casos, al calor de las primeras políticas de reactivación del mercado interno cuando todos éramos felices con la prosperidad económica hasta 2007. El massismo estaría ahí, en ese corsé socio industrial.

Los sectores del campo (mal definidos como sectores del campo), los propietarios de las tierras que cultivan soja en diferentes escalas, los tamberos, y toda la cadena que de allí deriva, vacilan entre un peronismo opositor y un macrismo insípido. El tema de las retenciones todavía juega en la disputa política, y Scioli, hoy, quiera él o no, representa la continuación del modelo oficial a partir del apoyo de la presidenta. Si bien Scioli no es la presidenta, es el candidato oficial, y eso, tiene a favor y en contra en las intenciones de voto.

Pero volvamos al razonamiento.

El Frente Renovador hoy contiene (es un continente) a esos sectores medios y medios altos, altos, de la industria local. No a todos por supuesto. Pero es en ese continente donde podríamos ubicar a lo que se denomina burguesía industrial nacional descontenta. Bien. Hasta ahí vamos. Esos sectores ven en Scioli lo que no ven en Macri: la posibilidad de negociar algunas medidas favorables sin desguazar los galpones, manejar con cautela las relaciones con los inversores extranjeros y las importaciones, y además, la actitud por el equilibrio que demuestra Scioli en todos los escenarios. Macri no representa eso. Por ello no están directamente con el PRO. Ahí están los votos, no digo todos ni sé cuántos, pero ahí están los votos que le darían a Scioli el triunfo condicionado en un ballotage. Producto de la negociación para ganar en segunda vuelta, comprometiendo a Scioli a que tome posiciones a favor de ellos ni bien gane la presidencia. Así Scioli se movería entre los condicionamientos internos del kirchnerismo y los del sector orbitante.

Sumemos a las derivaciones de la hipótesis refinada, más refinamientos. Los sectores radicales anti Macrique hoy están contra Scioli y apoyan a Stolbizer. Ahí hay mucho menos apoyos por supuesto. No es un gran caudal pero son puntos que suman o restan. Es el radicalismo más consiente de la desaparición del radicalismo macrista. Saben que el radicalismo, y mucho más lo saben luego de las PASO con la performance de Sanz, se licuó en el PRO, perdió el norte. Que hoy, de alguna manera, apoyar a Stolbizer significa mostrar un polo de pensamiento que no se dobla frente al hociqueo de los correligionarios que se sumaron a Macri. Ese sector no quiere a Scioli. Pero tampoco a Macri. Porque ve en las ausencias de Macri las presencias en el kirchnerismo que apoya a Scioli: algunas políticas ligadas a lo social, a lo cultural y a los derechos humanos. Por eso, lo más probable que suceda, pura intuición nomás, llegado un ballotage, terminen inclinándose por Scioli en silencio. Porque al menos alrededor de Scioli está lo que no tiene ni tendrá Macri, aquellas políticas que el radicalismo alfonsinista hubiera querido administrar si fuera gobierno.

Digamos entonces para clarificar la polarización, lo siguiente: los votos que irían a Scioli en segunda vuelta serían votos conscientes en tanto apuestas a cobrar a futuro, a presionar a futuro. Hay ahí idearios concretos e intereses específicos que piensan desde una posibilidad, digamos, más nacional.

Frente a ello, el macrismo que suma todo por derecha en términos políticos, liberales en términos ideológicos. Y además otro dato que tiene que ver con el humor social: Macri juega a captar votos a partir del humor social más que a partir de propuestas. A su favor están los propaladores de la mala leche: los grandes medios concentrados que están jugados todo por el todo con Macri y el malhumor de los sectores urbanos de las ciudades grandes, medianas y chicas. La mala onda. Porque en definitiva, existe una situación de mal humor instalada por un lado, y por otro, la que es producto de la crisis inflacionaria que jode a propios y extraños. Son los que ya no pueden planificar con seguridad las vacaciones, los que no pueden endeudarse más con las tarjetas de crédito, los que han tenido que posponer gastos en el tiempo libre, o no pueden proyectar un futuro estable. Ese desequilibrio emocional y económico en las proyecciones de sus vidas, hacen que se miren el ombligo a través de un candidato que les habla. Les alienta el desequilibrio emocional, les lleva al auto boicot.

Ahí están los votos de Macri. Los que son producto del rechazo, pero que sin embargo, no alcanzan para imponerse sobre los demás.

Por eso, hecho todo este rodeo de refinamiento de la hipótesis, vuelvo al título que sostiene esta nota: todos quieren que gane Scioli.

Opiniones (28)
19 de octubre de 2017 | 04:45
29
ERROR
19 de octubre de 2017 | 04:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo te corrijo sólo en el verbo que utilizás. No es que todos "quieren" que gane Scioli, sino que todos "necesitan" que gane Scioli. Los trabajadores, porque es necesario que sigan las paritarias y con Macri se terminarían. Los empresarios, porque es necesario tener un plan de industria nacional y con Macri sería salir a competir con los que no pueden competir (China, Europa y USA). Los bancos porque jamás han estado más sólidos y con tanta renta como en estos 12 años y con Macri sería entregarse al "mercado" y ellos saben que no son ese "mercado" porque no tienen fortaleza para disputarle a los gigantes nada. Los políticos porque saben que todo es negociable y con Macri no se puede negociar nada ya que quiere dejar al Estado tan pequeño, débil y sin finanzas, que no se podrá negociar ninguna cuota de poder, ya que el poder estará en quien tenga el dinero y el dinero no está en Argentina ni lo tienen los argentinos, sobre todo los que se creen que por comprar unos pedorros dólares son financistas o representan el "mercado". En fin, no hay nadie que no necesite que gane Scioli. Macri en una posible segunda vuelta no saca más que el 25% al que representa. Es el cuarto de país que no quiere al otro 75%.
    28
  2. osky: Es fuerabicho con b no con v, y se escribe otra vez, con z, ésa que usaba ZORRO, el de la espadita y el antifaz. Vos seguro que estudiaste con el cuadernito de Alicia Kirchner, el del dibujito de la procuradora de Santa Cruz.
    27
  3. Tanto palabrerío para simplemente decir que Scioli va a ganar por el rejunte del massismo, el kirchnerismo, el sciolismo y el antipro..., ba! como ustedes no quisieran decirle: va a ganar una alianza peroncha que después se va a convertir en una bolsa de gatos. Bien ahí.
    26
  4. CONSIDERO QUE UN PERIODISTA NO PUEDE EXPRESAR EN UN ARTICULO SUS IDEAS PERSONALES, MAS AUN EN UN TEMA COMO ES EL DE LA DECISIÓN DEL VOTO . . .
    25
  5. No quiero ni pensar el tremendo sapo que te vas a tener que tragar si Massa le gana a Macri el 25.O; ahí si sabes bien que a Scioli se le complica y pierde el ballotage. Además te digo que estas confundido, la burguesia industrial nacional que describis esta con scioli o con macri y tus mas amigos los medios están con scioli o con macri; por que el curro sigue con scioli o con macri hasta que el país explote. Lo mejor que te puede pasar a vos y a la Argentina es que Lavagna sea Ministro de Economía y para eso tiene que ganar Massa. Saludos
    24
  6. osky:Sos tan negado,que ni siquiera tenés la capacidad para copiar bien un nick,eso dejando de lado que de ortografía no entendés un catzo.No,no,ortografía no es el el estudio de como te lo dejaron......Seguí participando,animalito de Dios.
    23
  7. No quiero ni pensar el tremendo sapo a tragar que debe ser para un zurdo como vos Padilla, que los 3 candidatos con posibilidades reales sean tipos de derecha , es hasta metaforico después de tantos años de kakismo, pero vas a tener que convencerte y asumir la realidad, asi como ahora deseas que gane Scioli como el mal menor y al que insultaste tantas veces. Argentina es un pais con mayorias de derecha y conservadoras ademas Padilla, es un pais donde al mayor numero no le cae bien la idea de que ser indio, drogon, extranjero u homosexual es ser un ciudadano virtuoso. Lo siento Marcelo.
    22
  8. FUERAVICHO: OTRA VES AQUI - POCO HUEVO
    21
  9. traca traca ... SI SE DÁ LO DEL ECOPARQUE SE CUMPLE MI SUEÑO . ESO SOLO VALE TODO LO DEMÁS SUERTE
    20
  10. Seguí con la propaganda, pero tené cuidado porque con las huevadas que escribís como que Massa está a la derecha de Scioli, no te va a creer nadie. Scioli, el socio, el caballito de Troya que les puso el turco Menem ¿puede estar a la izquierda de alguien? Por supuesto que no. En lo único que tira para la izquierda es por la falta del brazo derecho, pero le cuesta un horror disimularlo. Y no gana en primera y no gana en segunda tampoco. Lo lamentable es que yo si quiero que gane lamentándolo, para que se trague el sapo inmenso que deja la banda de delincuentes que lo sigue, como Insfrán, Capitanich, Alperovich, Aníbal, y por supuesto la dinastía ejecutora de la 1050 en Santa Cruz. Para que se termine el mito. Para que se termine la propaganda goebbeliana en las escuelas. Para que se termine el robo.
    19
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes